La vergüenza estadounidense de Guantánamo cumple 10 años

12 enero, 2012

 Imagen-La verguenza estadounidense de Guantanamo cumple 10 anios

La prisión de Guantánamo fue creada después de los atentados del 11 de septiembre para mantener a los sospechosos de terrorismo.

Cuando el complejo abrió sus puertas el 11 de enero de 2002, cientos de sospechosos fueron llevados allí sin cargos. El Gobierno de Estados Unidos los llama presos, pero en realidad son sospechosos secuestrados y torturados.

Ningún país democrático debería defender la existencia de un campo de tortura en el que después de 10 años sigue habiendo 161 personas secuestradas y sin derecho a un juicio justo. Personas que son torturadas con luz durante 24 horas para que no sepan cuando es de día o de noche. Personas a las que se les sigue poniendo rock duro durante horas para impedir el descanso y el sueño.

Personas que siguen vestidas con uniforme naranja, arrastrando pesadas cadenas y tapados con capuchas negras.

Estados Unidos acusa a otros países y provoca guerras bajo la excusa de que en esos países se violan los Derechos Humanos. Bajo esa premisa Estados Unidos debería autoinmolarse, atacarse así mismo, porque sigue violando los Derechos Humanos más elementales en el caso de la prisión ilegal de Guantánamo, en territorio de la isla de Cuba.

Y la llamada Comunidad Internacional calla y ni se le ocurre levantar la voz y decir lo irrefutable: que quien más dice defender la libertad, la democracia, y los Derechos Humanos, es en realidad uno de los países que más violan esos derechos y principios.

Cuando Barack Obama fue elegido presidente de Estados Unidos, todo el mundo pensó que algo cambiaría. El prometió en el segundo día de su presidencia que cerraría Guantánamo. Pero nada de eso ocurrió. En diciembre de 2011, Obama promulgó una ley por la que la prisión de Guantánamo puede permanecer abierta para siempre. Guantánamo sigue siendo una de las manchas de vergüenza más grandes de la historia de EE.UU.

Prisioneros de Guantánamo han iniciado una huelga de hambre para denunciar su secuestro y su situación de retención bajo torturas y si visibilizar un juicio justo. Lo más trágico, es que 89 de ellos han sido reconocidos por el Gobierno de Estados Unidos como inocentes, pero siguen siendo retenidos en Guantánamo.

Más información desde Estados Unidos, con Fernando Velázquez, del colectivo Pueblos Sin Fronteras, de Radio Pacífica.

.

.

.

.

Fuente: masvoces.org

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: