Ecuador: Asamblea Pro Defensa de Nuestros Ríos de El Oro respalda marcha por la vida hacia Quito

12 marzo, 2012

Imagen Ecuador: Asamblea Pro Defensa de Nuestros Rios de El Oro respalda marcha por la vida hacia Quito

Machala.- La Asamblea Pro Defensa de Nuestros Ríos donde participan pequeños agricultores, pequeños comerciantes, trabajadores agrícolas, cuadrilleros bananeros  de empacadora, etc., de la provincia de El Oro, resolvió expresar su respaldo total e irrestricto a la marcha iniciada por los indígenas, autoridades, Pachakutik, el MPD y más sectores sociales, en defensa de la vida y en contra de la explotación minera a gran escala para extraer el cobre, oro y más minerales existentes en la cordillera del Cóndor bajo el membrete Proyecto Mirador.

No podemos permitir que este gobierno presidido por el Presidente Rafael Correa entregue nuestros recursos naturales a multinacionales, quienes destruirán nuestros ríos, montañas y toda la biodiversidad existente, sin importarle que a cambio únicamente nos entreguen migajas, ya que el daño ambiental a causar es irreparable porque no habrá dinero que alcance para recuperar la naturaleza destruida, dijo Jorge Toapanta, coordinador.

Luego agregó, la afirmación que luego de derribar la montaña a través de la explotación minera “responsable”, con la remediación ambiental con tecnología de punta  todo quedará en mejores condiciones, solo responde a cantos de sirena para atrapar a quienes desconocen lo que realmente significa explotación minera a cielo o derribando cerros.

Para comprobar los desastres causados por la cacareada explotación minera “sin daño ambiental” solo basta observar que los otrora ríos vivos incluso utilizados como balnearios y que atraviesan la carretera Machala-Guayaquil, por nacer en la cordillera Molleturo (con mucha riqueza aurífera), hoy son ríos muertos por el cianuro, mercurio, plomo, arsénico, cadmio que les arrojan a través de los relaves o desechos mineros. El más afectado de todos es el río Siete que le mataron sus peces desde los años 80 del siglo pasado. Al mismo camino de muerte son conducidos los ríos Gala, Chico, Tenguel, Balao, Chaucha, etc., porque las aguas de algunos de ellos no pueden ser utlizadas ni para bañarse peor para beberla.

Los peligros son tan desastrosos que por beber sus aguas contaminadas con relaves mineros, niños y ancianos de las poblaciones circundantes padecen graves quebrantos en su salud; entre los más afectados tenemos a los habitantes del recinto San Rafael de la parroquia Tenguel, lugar donde se ha realizado un probado estudio científico.

Ganaderos de la zona han tenido que levantar alambradas en las orillas de los ríos contaminados para impedir que sus vacas enfermen o mueran por bajar a tomar agua, a pesar que ancestralmente se han abasteciendo del líquido vital de esos cauces.

Amparados en las trágicas experiencias suscitadas en varios lugares del Ecuador y el mundo, podemos afirmar que, en un futuro más cercano que lejano, la cordillera del Cóndor rica en minerales, hoy cubierta de exuberante vegetación, se transformará en desértica, en los ríos no habrá peces por estar saturados de metales venenosos, porque las piscinas donde supuestamente tratarán los relaves con la primer lluvia se rebosarán y todos los desechos líquidos irán hacia las quebradas y esteros de los ríos del lugar. Como es tan difícil ejercer un control, porque incluso colocan tuberías subterráneas secretas, las piscinas con relaves nunca se llenan porque en las noches son drenadas sus aguas hacia los esteros.

Estos son proyectos de muerte por ser diseñados en las oficinas de los gerentes de gigantescas redes empresariales llamadas corporaciones multinacionales que solo les importan los miles de millones de dólares que van a ganar y jamás la vida de nadie.

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: