Ecuador: Con una larga caminata por Quito terminó Marcha por Agua y la Vida

23 marzo, 2012

Imagen Ecuador: Con una larga caminata por Quito termino Marcha por Agua y la Vida

Elevando los pulgares en señal de victoria, los líderes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Humberto Cholango, y de la Ecuarunari, Delfín Tenesaca, llegaron al parque El Arbolito, guiando a miles de indígenas luego de las cinco horas de caminata de ayer. El recorrido completo desde la Amazonía les tomó quince días.

A las 14:30 cruzaron su meta: el simbólico parque capitalino que en la mañana había sido ocupado por simpatizantes del Gobierno.

Desde las 09:30 habían salido del sector de Guamaní, sur de Quito, desde las instalaciones de la unidad educativa Nueva Primavera, donde pasaron la noche las diversas delegaciones indígenas, montubias y negras que se sumaron a la marcha para su último tramo.

Tras un ritual de purificación, nativos amazónicos autodenominados Ejército Arutam, con rostros pintados de negro y lanzas de chonta, tomaron la delantera de la marcha para dar seguridad a sus líderes. Además de Cholango y Tenesaca estaban Paúl Velásquez, del Frente Popular; Mesías Tatamuez, del Frente Unitario de Trabajadores; Salvador Quishpe, prefecto de Zamora Chinchipe, y otros.

Caminaron por la avenida Maldonado y para entonces eran más de dos mil personas.

A buen ritmo descendieron por la principal avenida de acceso al sur de la capital hasta el puente de Guajaló. Ciudadanos salieron a las aceras de sus casas y negocios a aplaudirlos y darles alimentos, agua, bebidas. Otros, en menor magnitud, gritaban consignas a favor del presidente Rafael Correa. No pasó de una confrontación verbal.

La marcha tomó fuerza en el sector de la Villaflora, donde se incorporaron trabajadores sindicales, maestros de la Unión de Nacional de Educadores, estudiantes secundarios y universitarios. Entonces se incrementó a más de ocho mil personas, según datos de la Policía.

Tomaron la avenida Napo hasta el sector de El Trébol cuando se registraron incidentes con la policía. Cientos de uniformados se ubicaron en la avenida Pichincha para evitar que la marcha entrara por La Marín, centro de Quito.

Luego de un breve forcejeo, la Policía abrió paso y cedió a la presión de la multitud. En ese momento fue visible la magnitud de la marcha, un torrente multicolor. Los primeros ingresaban al centro de Quito, los últimos descendían a El Trébol.

Fuente: Diario El Universo de Ecuador
Crédito fotografía: ecuarunari.org
.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: