Ecuador: Los Cuatro Gatos Son Millones

23 marzo, 2012

Imagen Ecuador: Los Cuatro Gatos Son Millones

Por Ricardo Picó Mora

Por qué el pueblo ecuatoriano abandona a Rafael Correa, ésta podría ser la pregunta del millón de dolares, ¿cómo es posible? Qué, este joven que un día enamoró al Ecuador entero diciendo aquello de “tenemos los ciudadanos que apoderarnos del Estado. Hoy ve como millones de personas desde sus casas y cientos de miles desde las calles le plantan cara diciéndole que ha equivocado el rumbo y, que, ha defraudado a sus otrora votantes.

Quizás sea, porque hoy la gente sigue más pobre que antes, quizás sea porque la inseguridad está más terrible que nunca y prueba de ello son la decenas de personas que mueren diariamente producto del sicariato más atroz y despiadado, quizás sea porque la corrupción en las altas esferas del poder hoy son mucho más desvergonzadas y continuas que en otros gobiernos, recordemos, que incluso el canciller de la República y mano derecha del presidente está hoy cuestionado por el intento fallido de ciertos funcionarios de introducir en Italia usando una valija diplomática ni mas ni menos que cuarenta kilos de pasta de cocaína.

O tal-vez porque los jóvenes que habían puesto sus esperanzas en el hombre que les prometía una patria para todos, hoy han visto como Rafael Correa ha eliminado el libre ingreso a las universidades del país, enterrando con ello la ilusión de esos jóvenes que pensaban forjarse un futuro por medio de una carrera universitaria.

Puede ser también porque muchos servidores públicos que han llevado años y años trabajando en una institución ven como de un momento a otro, sin previo aviso y violentando todos sus derechos como trabajadores son tirados a la calle siendo obligados a vender la renuncia para que ese puesto luego sea ocupado por gente afín al gobierno de la revolución ciudadana, sean estos ecuatorianos, cubanos o venezolanos.

A lo mejor será, porque los indígenas que ayer fueron un pilar fundamental en el triunfo del proyecto correista; tanto así que el propio Correa antes de recibir la banda presidencial de manos del representante del Congreso Nacional de entonces, primero recibió el bastón de mando de manos del pueblo indígena en una acto muy representativo que se llevó a cabo en una de esas comunidades, hoy hayan sido expulsados de ese proyecto despreciando su aportación y menospreciando la grandeza de este pueblo al que el mandatario califica únicamente como. “los del ponchito”.

No olvidemos tampoco a los migrantes que están esparcidos por el mundo, aquellos que según los expertos económicos son el sostén de la dolarización, quienes con los casi cuatro mil millones de dolares que aportan anualmente en divisas a la economía ecuatoriana haciendo con ello posible que el país no sucumba en esta crisis económica mundial, han llegado como los demás ecuatorianos a conocer en estos seis años de mandato de Correa al autentico lobo que disfrazado de oveja escondía su maldad y que en lugar de hacer una patria para todos como prometía en los tiempo de campaña se ha hecho una patria para él y sus amigos.

O Quizás sea simplemente por su conducta prepotente de pretender que su palabra es la ley en el Ecuador, quizás sea porque en su diarrea verbal incontrolable, un día él mismo manifestó, que, era el jefe del Estado y por ende era el jefe de la Asamblea, Nacional, de la Contraloría, de la Fiscalia, de la Corte Nacional de Justicia.

Es decir, quizás tan solo sea, porque Rafael Correa, no es más que un ignorante que nunca ha sabido que un Estado para que sea considerado democrático y de derecho pleno debe existir en él la división de poderes y el respeto inalienable a la libertad de expresión y a la vida de los ciudadanos.

Quizás sea por eso, que los cuatro gatos son millones.

Crédito Fotografía: ecuarunari.org

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: