Frente a la audaz declaración del Presidente Correa en el sentido que va a “profundizar el Socialismo”, supuestamente en el poder

28 marzo, 2012

ImagenFrente a la audaz declaracion del Presidente Correa en el sentido que va a profundizar el Socialismo, supuestamente en el poder

Rechazan falso “Socialismo” de alfiles de Febres Cordero, Noboa Bejarano, Nebot Saadi, Mahauad Witt, Hurtado Larrea, Borja y Lucio Gutiérrez, que gobiernan al Ecuador.

Por Diego C. Delgado Jara,
Ex candidato SOCIALISTA a la Presidencia de la República.

Frente a la audaz declaración del Presidente Rafael Correa en el sentido que va a “profundizar el Socialismo”, supuestamente en el poder, es indispensable desmentir dicha falsedad, con la VERDAD en la mano. ¡Se pretende hacer creer que el Socialismo está gobernando y que si fracasa esta administración neoliberal, como está sucediendo, habría fallado el Socialismo!

ALFILES DE LEÓN FEBRES CORDERO, GUSTAVO NOBOA BEJARANO, JAIME NEBOT, JAMIL MAHAUAD, OSVALDO HURTADO LARREA, RODRIGO BORJA Y LUCIO GUTIÉRREZ SON LOS QUE ESTÁN GOBERNANDO

En el régimen de Rafael Correa manda la misma oligarquía y cuadros políticos de la misma partidocracia. En la plana mayor del país están los abogados y asesores de Febres Cordero y Gustavo Noboa (como el abogado Alexis Mera Giler, Secretario General Jurídico de la Presidencia), los promotores de las campañas electorales de Jaime Nebot Saadi, para la Presidencia, en 1996, y de Jamil Mahuad Witt en 1998 (el Lcdo. Vinicio Alvarado, Secretario General de la Administración Pública), ex ministros de Osvaldo Hurtado y Jamil Mahauad y cuadros de la Democracia Cristiana (Carlos Vallejo, Nathaly Cely, Mauricio Dávalos, Ayala Laso, entre otros).

Con este régimen labora, al máximo nivel, la plana mayor y ex ministros de la Socialdemocracia (Borja Cevallos, Efrén Cocíos, Nicolás Issa Obando, Antonio Gagliardo, Raúl Vallejo, Ramiro González, entre otros), y hasta de Sociedad Patriótica, como es el caso del Contralor del Estado, doctor Carlos Pólit Faggioni, Secretario General de la Administración de Lucio Gutiérrez, escogido en forma personal por Correa, y en acuerdo expreso con la Sociedad Patriótica.

Estas verdades irrefutables demuestran que el régimen de Rafael Correa es la expresión concentrada de la partidocracia, y que nada, absolutamente nada, tiene que ver con la causa y doctrina Socialista. Es una auténtica ofensa a la inteligencia del pueblo ecuatoriano el manifestar que el Socialismo se construye con cuadros políticos defensores del sistema capitalista, como es el caso de elementos formados ideológicamente por la Democracia Cristiana, el Social Cristianismo, la Social Democracia (ID), o Sociedad Patriótica.

La conducta del régimen de la partidocracia concentrada recuerda la historia del ladrón que, para protegerse, corría gritando “cojan al ladrón, cojan la ladrón”. Este régimen debería llamarse, con apego a la verdad, el de la Democracia Cristiana del Siglo XXI , en función de quienes organizaron y mandan en Alianza País.

TRIUNFO DE LAS MULTINACIONALES

A la luz de los hechos y la verdad este régimen es neoliberal y defensor de las multinacionales. Por ello ni siquiera se anularon las privatizaciones ni se recuperó en el texto constitucional los recursos naturales no renovables (petróleo, minas, gas) o los servicios fiscales más rentables (telefonía celular por ejemplo). La realidad resulta irrefutable y habla por si misma. Al ganar Correa –en un proceso electoral lleno de turbiedades-, del mismo modo que si hubiese sido favorecido con el voto popular Lucio Gutiérrez o Álvaro Noboa, partidarios de esta misma política, han vencido las grandes compañías privadas extranjeras o multinacionales. No ha existido jamás, ni existe, ni puede haber, Socialismo de las multinacionales.

Debemos reparar que el Presidente Correa, y su movimiento Alianza País, dispusieron de 80 de los 130 asambleístas, a los que se sumaron 16 aliados adicionales. Es decir que con 96 miembros de la Asamblea podía recuperar todos los bienes privatizados en los años precedentes, la plenitud de los recursos naturales no renovables (petróleo, minas y gas) y los servicios públicos más lucrativos. Nada de ello sucedió. No se quiso hacer aquello porque se representaba y encarna intereses ajenos a los anunciados en el discurso. Los bienes privatizados siguen en manos de quienes se quedaron con ellos en años precedentes. Ni por mandato constitucional ni por norma alguna en la Constitución se anularon los atracos y las privatizaciones de los gobiernos precedentes. Incluso se pretende enviar a manos privadas más instituciones de patrimonio social como es el caso del recuperado Banco del Pacífico y de la empresa de cemento Guapán. Esta es la amarga verdad. El neoliberalismo sigue campante.

En el 2008, según las cifras de Petro producción, se extrajeron 506 mil barriles diarios de petróleo, a un promedio de USD 83,3 dólares cada uno . Pero de ese total de más de medio millón de barriles extraídos del subsuelo, sólo 170.800 fueron los que manejó Petro Ecuador . La mayor parte lo hicieron las compañías extranjeras Repsol-YPF, Andes Petroleum, Ecuador TLC, Perenco, AGIP Oil, Sipetrol, Petroriente, City Oriente, Pacific Petrol, Canadá Grande . ¡Las multinacionales se llevaron el equivalente a 238.700 barriles diarios a costa del pueblo ecuatoriano! ¡Esta es la verdad y no el discurso falso!

El país, al no nacionalizar su riqueza hidrocarburífera y demás recursos no renovables (¡con una Asamblea Constituyente de Plenos Poderes!), cede miles de millones de dólares anuales al no recuperar toda la riqueza de los recursos naturales no renovables, indispensables para nuestro desarrollo productivo y brindar trabajo a la población! Para esta política entreguista existen normas constitucionales específicas, caso del Art. 316, inciso segundo, en concordancia con el inciso tercero del Art. 313, de la misma Constitución; y el Art. 317 de la nueva Constitución. El Art. 316 permite el manejo privado, aunque diga que es “por excepción”, de los recursos numerados en el inciso tercero del Art. 313, así como el referente a la tarea prioritaria de “cobrar regalías”, constante en el 317. La Constitución sirve a las multinacionales, en ningún caso a la nación ni a la causa Socialista.

En el campo de la minería, al ganar Correa también vencieron las multinacionales . Recordemos que con el publicitado “Mandato Minero”, de abril del 2008, se dejaron en pié 590 concesiones, todas aquellas que tenían reservas probadas, sobre todo de las compañías privadas extranjeras, así lo reconoció el propio ministro Galo Chiriboga, en El Comercio, del lunes 21 de abril del 2008, pág. 2ª, y lo admite la Ley de Minería.

En base a la propia información oficial, las más cuantiosas reservas minerales metálicas favorecerían a Ecuacorriente, Aurelian Resources, Kinross, Dinasty Metals & Minino, Goldmarca, Iamgold, Cornestone Elipe, Internacional Minerals Corporation, Ascendant Cooper. Todos los discursos del presidente, en esta materia, son de franca argumentación a favor de las multinacionales, sin medir la contaminación y la destrucción de la naturaleza y el agua. Es fácil acordarse de sus mensajes.

En el caso de la telefonía celular, con el triunfo de Correa, las multinacionales Portacelular y Movistar están de fiesta . Durán Ballén y Dahík, en forma inconstitucional entregaron, por 15 años, a manos privadas, la telefonía celular en 1993, por 60 millones de dólares, sin conocer el monto exacto del negocio. Correa renovó en el 2008, por quince años más, las concesiones a favor de las mismas multinacionales que tenían el negocio antes que el llegara al poder, Portacelular y Movistar, dejando de percibir el país ingresos muy superiores a los dos mil millones de dólares al año!

MoviStar, que se estima tendrá ingresos de más de 10.000 millones de dólares en 15 años, dará 209 millones en ese lapso. Portacelular, propiedad de Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, tendría ingresos superiores a los 30.000 millones de dólares, con un pago de 468 millones, por regalías, en ese mismo lapso. Esto es menos del tercio de los ingresos de un solo año. Basta recordar, además, que ahora recibieron, la banda ancha, de 1900 Mhz, para que las multinacionales manejen imágenes, videoconferencias, televisión, Internet, y otros servicios del sistema 3G, con ingresos fabulosos. ¡Este régimen defiende los intereses de las multinacionales, en ningún caso de nuestra nación, en típica conducta neoliberal, contraria en forma absoluta a la doctrina y esencia socialista!

Igual entreguismo existe en el campo de la deuda externa donde el país cede, de modo contradictorio a lo que se manifiesta, más de dos mil millones de dólares al año. Las declaraciones contradicen con los hechos en este campo.

Lo que, entre otros aspectos, se dirimía en las elecciones presidenciales últimas era quien se lleva cientos de miles de barriles diarios de nuestro petróleo; que compañías usufructuarán las riquezas mineras; quienes se enriquecerán con los servicios fiscales más rentables, como es la telefonía . Allí la desesperación en esta última campaña electoral, por parte de la oligarquía y sus tres binomios conservacionistas del sistema, de bloquear todos los mensajes de auténtico carácter socialista, en varios medios de comunicación; allí la explicación de un proceso electoral en el que se evidencian escandalosas y muy numerosas irregularidades.

Quito, abril 28 del 2009.

Dr. Diego C. Delgado Jara,
C. I. 010101847-1.

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: