Rey de España premió a periodistas ecuatorianos

29 marzo, 2012

Imagen Rey de Espana premio a periodistas ecuatorianos

Cinco minutos. Durante ese tiempo el periodista Hernán Higuera y el camarógrafo Antonio Eduardo Narváez discutieron sobre la posibilidad de abandonar la cobertura de la revuelta policial contra el presidente Rafael Correa del 30 de septiembre del 2010.

El aire era irrespirable. Podían caer abatidos. Y, sin embargo, decidieron permanecer atrincherados en medio del fuego cruzado.

Informando. Segundos antes, una bala de goma había impactado en el brazo de Narváez. El comunicador perdió el equilibrio. Higuera se arrastró por el suelo para recoger la cámara y una botella de agua. Prestó los primeros auxilios a su compañero y se hizo cargo del equipo. Media hora después, Correa abandonaba el centro hospitalario y el policía Froilán Jiménez fallecía por un disparo de bala.

Fueron 128 minutos entre la vida y la muerte. Todo ocurrió ante sus ojos y los del mundo. Higuera y Narváez cumplieron con la consigna que abanderaron desde el inicio de la jornada: no apagar ni micrófonos ni cámaras.

La transmisión en vivo para Ecuavisa desde un poste de la acera de la avenida Mariana de Jesús, en Quito, no se interrumpió ni un instante.

Su valentía los hizo acreedores del Premio Internacional de Periodismo Rey de España en el apartado de televisión, que ayer recogieron en la Casa de América de Madrid, de manos de los monarcas Juan Carlos y Sofía.

Las imágenes, impactantes y sobrecogedoras, se proyectaron durante la ceremonia de premiación. Higuera y Narváez, acompañados de sus esposas, volvieron a contemplarlas con un nudo en la garganta y los ojos enrojecidos (y no, como aquel día, por el gas lacrimógeno; sino por las lágrimas contenidas).

El auditorio, en silencio, repasó uno de los episodios que han marcado la historia de los últimos años en Ecuador. Hasta el rey Juan Carlos destacó el arrojo de los comunicadores durante la cobertura mientras les entregaba la escultura de bronce de Joaquín Vaquero Turcios. Para Higuera, con una experiencia de 17 años en la profesión, el premio dotado con 8.000 dólares supone un reconocimiento al “periodismo riguroso y de calidad”. Es un aliciente, en su opinión, para actuar con “mayor responsabilidad y exigencia” en unos tiempos en los que “por cada palabra dicha se nos intenta enjuiciar”.

En Ecuador, apunta el camarógrafo, “se ha querido convertir a la prensa en actor político, pero lo cierto es que este galardón reconoce la valía de nuestro trabajo, que no es otro que el de informar”. El jurado destacó en su veredicto “el gran interés informativo” de la cobertura y el “gran compromiso de los periodistas en la transmisión del acontecimiento aun a riesgo de sus vidas”.

Higuera y Narváez resaltan, además, la “valentía” de Ecuavisa, “que decidió descolgarse de la cadena impuesta por el Gobierno”.

Las obras premiadas, tal y como destacó el rey Juan Carlos en su discurso, no solo constituyen una “prueba de la importancia del periodismo de excelencia en el mundo de hoy”. Son una muestra de la labor de unos profesionales que “saben adaptarse a los continuos avances tecnológicos y de las comunicaciones sin perder la perspectiva de lo que es el trabajo y la principal responsabilidad del periodista: informar con libertad y rigor”.

Jesús Gracia, secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, reivindicó “hoy más que nunca”, el periodismo “veraz, de calidad y honesto”.

Al finalizar la ceremonia, la agencia EFE, promotora de los galardones, presentó un video integrado por fotografías de su archivo gráfico que ilustraban algunas de las palabras escogidas como las favoritas del idioma español por internautas de todo el mundo, a partir de una iniciativa del Instituto Cervantes.

Los ecuatorianos coinciden en cuatro: amor, familia, periodismo y equipo. Cuatro términos en los que pensaron, sin duda, antes de decidir si abandonaban o no la trinchera.

Fuente: Diario El Universo de Ecuador

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: