Ecuador: siempre que llueve se inunda

31 marzo, 2012

Imagen-Ecuador siempre que llueve se inunda

Las inundaciones que padece Ecuador no son nuevas en el panorama nacional, donde desde hace mucho tiempo siempre que llueve, se inunda.

La ausencia de una infraestructura de redes de alcantarillados y de prevención y la mala planificación urbanística serían las causas fundamentales de las riadas constantes registradas durante cada temporada invernal, según las autoridades.

Sin embargo, las obras creadas durante el gobierno de la Revolución Ciudadana en los últimos cinco años, de conjunto con las administraciones territoriales, habrían reducido el impacto de los daños en la actual etapa lluviosa.

El presidente Rafael Correa reconoció recientemente que el índice de precipitaciones en este período ha sido similar al de 2008, sin embargo las pérdidas han sido cuatro veces menores por las medidas adoptadas.

Durante este período de mandato se han destinado siete millones 339 mil 314 dólares a obras de prevención, en lo cual se continúa trabajando, al tiempo que existen proyectos que ayudarán a paliar esa situación considerablemente en los próximos cuatro años.

En estos momentos seis de las 24 provincias del país permanecen bajo el Estado de Excepción y varios territorios en alerta naranja ante las inundaciones y deslaves ocurridos.

La situación se complica ante el anuncio de los expertos en meteorología de más precipitaciones hasta abril, lo cual hace temer una eventual epidemia de dengue por la propagación de la enfermedad.

CIFRAS MOJADAS

Aunque las cifras aumentan cada día, es posible establecer la envergadura de los años a partir del número de personas damnificadas, que desde enero hasta el 23 de marzo sumaron unas 73 mil 12 personas por las intensas lluvias, con saldo de al menos 20 muertos por ahogamiento.

Un informe de la Secretaría Nacional de Gestión de Riesgos, al que tuvo acceso Prensa Latina, señala que la provincia de Guayas ha sido la más azotada por el temporal con 18 mil 960 ciudadanos con algún daño debido a las inundaciones.

En esa entidad, había 540 personas en albergues y 238 en casas de familiares, mientras que 154 viviendas resultaron destruidas y dos personas fallecieron.

La situación demandó la entrega en este territorio de tres mil 820 raciones alimenticias, mil 341 módulos de higiene, 348 de limpieza, mil galones de agua y cuatro mil 854 unidades de galletas para tres mil 356 familias.

En sobrevuelo por las provincias de El Oro y Guayas el presidente Rafael Correa consideró conservadoras las cifras oficiales respecto al daño ocasionado por las lluvias en los cultivos.

El mandatario, quien departió con unas 50 familias en albergues de El Oro, instó a los ciudadanos a no construir en zonas no aptas y poco seguras, sino a planificar para evitar las inundaciones en los asentamientos.

La declaratoria del Estado de Excepción para seis provincias, medida que se prolonga durante 60 días, contempla la entrega de 15 millones de dólares a los territorios a fin de que puedan ser solventados los problemas urgentes de esas poblaciones.

Por otra parte, las autoridades sanitarias alertan de una eventual complicación epidemiológica en Ecuador por la propagación de la enfermedad del dengue, que este año reporta tres mil 148 casos, 29 del tipo grave identificado como hemorrágico, con saldo de dos muertes en niños.

PROYECTOS MULTIPROPÓSITOS

En estos momentos, el Gobierno de Ecuador impulsa 15 megaproyectos que permitirán embalsar un volumen considerable del agua destinada a la agricultura y además el control de inundaciones.

Walter Solís, titular de la Secretaría Nacional del Agua (Senagua), explicó que dos de esos proyectos ya están en ejecución, uno de estos es en el cantón (municipio) de Chone, en la provincia de Manabí, entre los más azotados por las riadas este año.

Solís señaló que para ello se necesitará un desembolso de dos mil 165 millones de dólares hasta el 2016 a fin de ejecutar las obras destinadas a suministrar el líquido a 45 mil hectáreas, que se suman a las 176 mil favorecidas por el Estado en la actualidad.

En los próximos cuatro años se cuadriplicará el área agrícola con riego en la historia del país y el número de personas protegidas contra inundaciones.

Según los planes, para el año 2014 estarán integradas 377 mil hectáreas a estos programas gubernamentales de riego y para el 2016 serán 620 mil.

Estos proyectos están contemplados en el plan nacional del Buen Vivir, el cual propone la cobertura total a la población en 66 servicios, entre los cuales se contempla el riego y los servicios de agua y alcantarillado.

A ello se suma el interés por un mejor planeamiento del desarrollo urbanístico y la evacuación de poblados a sitios seguros, lo cual pasa, además, por la concienciación de sus habitantes de la necesidad de abandonar los terrenos inhabitables.

Al menos cinco millones de ecuatorianos viven en lugares riesgosos, por lo que son vulnerables al más leve de los eventos naturales.

De concretarse los planes en marcha, podrían minimizarse los daños ante cada temporada invernal en Ecuador. Por Yurién Portelles

Fuente: prensa-latina.cu

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: