Ni hispano ni latino: los inmigrantes prefieren identificarse por país de origen

5 abril, 2012

Imagen Ni hispano ni latino: los inmigrantes prefieren identificarse por pais de origen

En Estados Unidos los inmigrantes provenientes de naciones latinoamericanas de habla española parecen tener problemas a la hora de identificarse como “latinos” o “hispanos”, pese a que hace ya cuarenta años que ambos términos se integraron en el ordenamiento legal estadounidense.

De acuerdo con un estudio presentado por el Centro Hispano Pew la mayoría (51%) prefieren definirse por el país de origen de sus familias frente a un 24% que usa las etiquetas étnicas con las que se busca globalizar estadísticamente a la comunidad.

En el trabajo del Pew, titulado “Cuando las etiquetas no cuadran: hispanos y su visión de la identidad”, la mayoría dijo considerar que esa clasificación no atiende a la amplitud cultural de una comunidad que tiene diferentes orígenes.

Sólo el idioma, algunas creencias religiosas y sus preferencias políticas son la amalgama que cohesiona una comunidad que por la diversidad de países y razas se hace complicada de catalogar.

Comunidad diversa

En 1976 el Congreso de EE.UU., a instancias de colectivos de inmigrantes, adoptó una ley en la que ordenaba que se registrara la información estadística de los residentes de origen latinoamericano y otros países de habla española.

Un año después, una directiva de la Oficina de Manejo de Presupuesto del Congreso hizo obligatorio el uso del término “hispano” o “latino” para calificar a la comunidad en los procedimientos de recolección de datos del gobierno federal.

Sin embargo, el estudio del Pew indica que sólo el 25% de los consultados se siente identificado con los términos ampliamente usados ahora por el Censo estadounidense, oficinas gubernamentales y hasta empresas privadas.

El resto prefiere usar el país de origen de sus familias para describirse, como los mexicano-estadounidenses en California, los cubano-estadounidenses de Florida o los puertorriqueños o dominicanos de Nueva York.

La principal razón: el 69% de los consultados aseguran que los 50 millones de latinos que se estima que viven en EE.UU. no tienen una cultura común.

“El resultado del estudio refleja la diversidad de los latinos en EE.UU.” aseguró a BBC Mundo Mark López, director asociado del Centro Hispano Pew.

“Muchos de los latinos no piensan que haya una cultura común porque es una comunidad con muchos aspectos con muchas diversidad con muchos aspectos y por eso es difícil para describirla con un nombre o una cultura”.

Además López estima que colabora con el rechazo a la tipificación el hecho de que sean “nombres usados por una idea que surgió del gobierno de EE.UU. A muchos no les gusta usarlo”.

Problemas de clasificación

Pero incluso considerados por sus orígenes individuales, los hispanos son un colectivo amplio, como lo demuestra la existencia de importantes comunidades de asiáticos, africanos, europeos o árabes en varios de esos países.

El estudio del Pew indica que 51% de los consultados tiene problemas para encasillarse en la lista de razas que presentan los formularios del censo y responden como “otra raza”, mientras un 36% se define como blancos y un 3% como negros.

“No somos una raza, como insiste en clasificarnos en el gobierno de EE.UU., sino un grupo étnico que representa una cultura”, dijo a BBC Mundo Julian Teixeira, director de comunicaciones del Consejo Nacional La Raza, la mayor organización de defensa de derechos de hispanos de EE.UU.

Texeira reconoce que las etiquetas “son útiles porque necesitamos un término para identificar a toda la comunidad que vive en este país” y que “es la manera mas fácil de describir un grupo” aunque advierte que “es sólo una herramienta de clasificación”.

El voto latino

¿Pero si no puede hablarse de una comunidad hispana en la que muchos de sus integrantes no se reconocen como tales, tiene sentido entonces hablar de un voto latino?.La pregunta podría ser crucial a la hora de diseñar estrategias para las venideras elecciones presidenciales de noviembre en Estados Unidos.

Aparentemente las preferencias políticas son uno de los pocos puntos comunes, ya que los latinos apoyan mayoritariamente a los demócratas independientemente del país del que sean originarios.

La excepción son los cubanos de Florida, quienes se inclinan más hacia los republicanos, aunque incluso en ese colectivo pareciera haber diferencias generacionales importantes a medida que los más jóvenes se van haciendo más liberales.

“Es posible que exista un voto latino, porque en 2008 dos de cada tres votó por Obama y las encuestas dicen que ahora la brecha del presidente con Mitt Romney sería mayor que la que tuvo con McCain”, aseguró Mark López, aunque dijo no poder decir con absoluta certeza que pueda usarse ese término.

Mientras tanto para los estrategas políticos las categorías hispano o latino seguirán siendo útiles. El resto deberá esperar a que surja alguna clasificación mejor, aunque es algo que ninguno de los consultados por BBC Mundo piensa que sea algo que esté a punto de suceder.

Fuente: BBC Mundo

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: