España: “La crisis le empieza a abrir los ojos a la gente”

15 abril, 2012

Imagen Espana: La crisis le empieza a abrir los ojos a la gente

Carlos Taibo es muy grande. Ayer tuve la suerte de asistir a una ponencia sobre el pasado, presente y futuro del 15M, y sus palabras son siempre como un buen mazazo en la mesa que pretende poner las cosas en su sitio para que todo esto tenga cada vez más sentido.

“Hay que hacer las cosas poco a poco, sin agobios por no tener un programa definido, que con el tiempo que han tenido los partidos políticos tampoco es que tengan ninguno muy claro. Es importante el aumento de la participación del sector asalariado, la inmigración y el mundo rural, y que nadie sobre, que se critique desde dentro. Tampoco podemos olvidar los derechos de las generaciones venideras a un planeta habitable y los derechos de los habitantes de los países del Sur a vivir con dignidad. No tenemos que protestar por un desclasamiento para poder seguir explotando a los que viven en una crisis permanente.”

O una “bancarrota estable”, como le dijo un amigo uruguayo. Y es que, si esta revolución será feminista o no será (como comentó, es preocupante el que se quitara esta pancarta con un 70% de mujeres entre los más pobres), es imprescindible que esta revolución pase por el decrecimiento, que sería el ataque más violento contra el capitalismo, estemos o no concienciados. Y para desgracia de mi úlcera no lo estamos, y si me enervo normalmente con el consumismo exacerbado de andar por casa, no os digo nada de los cabreo que me pillo cuando la mitad de los presentes en asambleas y reuniones llevan un iPhone en la mano, incluso MacBooks con pegatinas de Banksy, que ya es cuando me entraron ganas de levantarme y pegar collejas a diestro y siniestro. No sé, me preocupa y me desanima, la verdad, porque no lo veo como algo secundario o trivial. Se supone que nosotros somos los concienciados, los que quieren cambiar el sistema preestablecido por uno más justo, pero parece que lo que mola de todo esto es otra cosa, no sé, habrá quien vaya por el rato tan bueno que se echa, por una red social (virtual o no) cada vez más amplia, y sí, todo eso está muy bien y es beneficioso, pero leche, seamos al menos nosotros los consecuentes. No caigamos ni en la igualdad de derechos de boquilla cuando más de una vez he visto como a gente que estaba exponiendo sus ideas o su experiencia se le ha cortado de mala manera por un ansia de avance temporal hacia no se sabe muy bien dónde, ni en un “quítate tú para ponerme yo”, que como mencionó Carlos, la meritocracia nos sale muy pronto, y la injusticia de todo esto no radica en que estemos en paro con 2 carreras y 1 máster, no señor.

Tendríamos que desear este destierro del mundo de los “productivos” y los “emprendedores” (no pude evitar sonreír ante su desconcierto e ironía ante esta nueva moda tan cool), y no conformarnos con exigir una reforma de la Ley Electoral o una sanidad gratuita para unos cuantos. Lo más revolucionario y dañino para el sistema sería salirnos cada vez más de él, autogestionarnos e ir creando las bases de sistemas alternativos que permitan aumentar nuestra resiliencia.

Le pregunté personalmente sobre su visión en la aceptación de estos sacrificios anticonsumistas,  y como es más majo que las futuras pesetas, me contestó y me dijo que sí, que tenemos problemas.

“En el 15M no hay una actitud hostil hacia lo del decrecimiento, pero, como suele suceder, tampoco existe una asunción cabal de lo que supone en la vida cotidiana. No obstante, los problemas nos afectan a todas, y no sólo a los ‘jóvenes indignados’. Creo firmemente, aun así, que la crisis, en este terreno, le empieza a abrir los ojos a la gente.”

En fin, que a ver si cuelgan el vídeo que hicieron, y mientras lo encuentro podéis leer, además de sus artículos, una entrevista bastante similar a lo que se habló ayer y ver una conferencia organizada por Ecologistas en Acción.

Fuente: nomesaleelyoga

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: