Ecuador: “Cordero debe renunciar”, según Andrés Páez

19 abril, 2012

Imagen Ecuador: Cordero debe renunciar, segun Andres Paez

Ciudad de Quito.- Que la Ley de la Función Legislativa haya sido vetada  totalmente, no debe causar novedad alguna.  Y es qué se podía esperar como acción del Presidente Correa frente a una ley que para el entraña una amenaza mayúscula: la de que su Gobierno sea fiscalizado, como no lo ha sido desde 2007 cuando disolvió al Congreso Nacional de ese entonces solamente para evadir cualquier forma de fiscalización.  Luego en Montecristi, cero fiscalización.  Luego el Congresillo, ni se diga, unos pocos levantamanos aprobando las leyes made in Alexis Mera, sin reparo ni observación alguna.  Ahora, instalada la Comisión de Alcahuetería y Archivo, mal llamada de Fiscalización, en manos de quien dice ser socialista pero se hizo elegir por Alianza País, y que se ha prestado al juego de la impunidad más rampante, cualquier cosa es permitida, hasta la más vulgar maniobra, menos un acto de fiscalización.

Cómo puede extrañar semejante mamotreto de carta del Presidente Correa, reprochándole a la Asamblea por los exhortos y hasta hablando de intromisión en otra Función del Estado. Eso es como verle al diablo vendiendo escapularios.   Qué autoridad moral puede tener Correa para hablar de eso, si  éles  autor intelectual y material de la liquidación de la división de poderes porque todos reposan en sus solas y omnímodas manos, sostenidas por un circulo pernicioso, que planifica todas sus maldades y cuyo color solo levanta sospechas.

Qué más podía esperarse de Correa, si la Asamblea ha tenido un Presidente sin liderazgo alguno, sometido a los designios de Carondelet, sin criterio propio, sin un mínimo de dignidad para defender al Parlamento y, por el contrario, prestarse para el perverso juego de su aniquilamiento y desarticulación sistemática.  Acostumbrado Cordero a rendir cuentas a Correa, se olvidó de su rol de representante de una Función del Estado, y ha terminado siendo un empleado de segunda en la tramitación de leyes que le interesan a Correa.  Jamás levantó su voz para defender a la Asamblea.  Hoy al parecer es muy tarde porque Correa arremetió con toda su furia, provocando una humillación al Parlamento al vetar su propia Ley y humillando también a sus  asambleístas tan empeñados en darle algún maquillaje a esta vergonzosa ley aprobada en tiempos del Congresillo. Los coordinadores del bloque oficialista se quedaron en la lona.  Cordero por los suelos. El Parlamento aún peor.

Por eso se impone la renuncia de Cordero, como un reconocimiento de su incapacidad para liderar una institución que clama por independencia. Como aceptación de un ultraje por parte de Correa, y que es consecuencia de este ya tradicional sometimiento a Su Majestad. Al menos como una protesta frente a la humillación de quien con esto da muestras de que se cree Emperador más que Presidente.

El veto representa una goleada al Parlamento.  Y lo de los exhortos, para rematar,  no es más que un “gol de palomita”.

DR. ANDRÉS PÁEZ BENALCÁZAR
ASAMBLEÍSTA  ID

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: