Ecuatorianos: ¡Justicia secuestrada, juventud encarcelada!

17 mayo, 2012

Ecuatorianos: ¡Justicia secuestrada, juventud encarcelada!

El consabido discurso de que la justicia está cambiando y que ya es de todos, queda sin piso al ver la fragilidad con que jueces y fiscales actúan, sin argumentos, sólo con la misión de cumplir las recetas del ejecutivo.

La persecución de la que son víctimas cientos de luchadores sociales y populares ha llevado a la cárcel a decenas de ellos, Marcelo Rivera quién fue el primer acusado y sentenciado por sabotaje y terrorismo y que guarda prisión desde el 8 de diciembre de 2009 es ahora uno más de los presos políticos, como son los diez profesionales aprehendidos en Luluncoto el 3 de marzo del presente año, a ellos le sumamos los dirigentes sociales de Cotopaxi quienes fueron sentenciados con el mismo argumento.

No es de sorprenderse que el código penal correísta quede reducido a “sabotaje y terrorismo”, para que sea de más fácil aplicación con sus jueces que maneja como fichas de ajedrez intentando poner en jaque a quienes luchamos y pensamos diferente al oficialismo.

“Pensar diferente no es un delito”, es la consigna con la que familiares, amigos, compañeros de los 10 de Luluncoto acudimos a la corte de justicia para pedir que nuestros compañeros y compañeras sean liberados de la injusta e ilegal detención en la que se les acusa de sabotaje y terrorismo sin habérseles encontrado prueba alguna de mencionado delito.

La emotiva participación de los familiares conmovía a los transeúntes que pasaban por este céntrico sector capitalino, acompañados del monumento a Jaime Hurtado se gritaban consignas, mientras algunos de los familiares relataban angustiados lo que les ha tocado vivir. “A mi casa entraron a las 5 de la mañana más de 30 uniformados, muchos de ellos encapuchados,  con armas grandes, carabinas, revólveres e inmediatamente nos ordenaron alzar los brazos y que no nos moviéramos, como si fuéramos los delincuentes más peligrosos, mi hija estaba en la ducha y fueron tan sinvergüenzas que entraron al baño para verle desnuda mientras otros espiaban por la ventana”, este relato del ilegal allanamiento a la casa de Cristina Campaña, una de las profesionales que guarda prisión en la cárcel de mujeres de Quito conmovía e indignaba a quiénes lo escuchábamos, “mi hija es buena, siempre fue buena estudiante, yo he podido sacarles adelante lavando ropita porque a eso me he dedicado toda mi vida…” ante la inquietud de ¿qué encontraron en el allanamiento? la madre de Campaña supo manifestar que no encontraron absolutamente nada, apenas unos libros de literatura, discos de música, fotografías, cuadernos de apuntes, es decir las bombas que supuestamente colocaban no fueron halladas ni en este domicilio ni en ningún otro de los allanados en días pasados.

Aun sin contar con pruebas que  sustenten las acusaciones, la mañana y tarde de este viernes 11 de mayo acudimos al Palacio de Justicia de Quito con la esperanza de que el Juzgado Décimo de lo Penal conceda las medidas sustitutivas a la prisión para los compañeros y compañeras detenidos y detenidas, sin embargo en la audiencia que duró alrededor de 6 horas y en la que fue negado el recurso de medidas sustitutivas por la “pesada argumentación” de la fiscal quien adujo que no se puede sustituir las medidas debido que son jóvenes y por ello existe peligro de fuga, convirtiendo a la juventud en un delito que debe ser sancionado con prisión, a lo que el juez por demás “profesional” y haciendo eco de la meritocracia correísta solo asintió con la cabeza lo que luego firmaría como resolución.

¡Qué vergüenza de justicia! la que nos ha dado Correa al servicio de los intereses suyos, para perseguir y apresar a gente que pensamos distinto, para acusar de terrorismo a quienes luchamos por días mejores para nuestra  gente, mientras el narco-canciller se pasea campante por todo lado tomándose fotos con Angelina Jolie y planeando una entrega mayor por otro medio ya que la valija diplomática se le cayó, por ahí anda también el come cheques feliz porque como es “amigo del dueño del circo” a él no se lo juzga, también está Chang, la de las ambulancias, y el Cuero de Correa ex gobernador del Guayas quién con una red de comisarios corruptos ponía el sello de revolución ciudadana en los bares de Guayaquil.

Nuestras compañeras y compañeros detenidos y sentenciados no serán los últimos de este régimen y si pensar diferente,  denunciar la corrupción, luchar por una mejor educación, por salud gratuita, en contra de la privatización, por el buen vivir, porque se respeten los Derechos Humanos, las leyes, la Constitución es ser terrorista con gusto señor Correa SOY TERRORISTA, si decirle a usted sinvergüenza, traidor, corrupto y vende patria es ser terrorista con gusto señor Correa SOY TERRORISTA, si luchar por trabajo digno por seguridad social, por soberanía por la vida, por la dignidad es ser terrorista entonces no le alcanzarán las cárceles para meternos a todos los que pensamos diferente y luchamos por días mejores.

Fuente: ecuadorlibrered.tk

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: