Carlos Lauría: ‘Grueso error si Ecuador pensó que táctica represiva no trascendería’

28 mayo, 2012

Imagen Carlos Lauria: Grueso error si Ecuador penso que tactica represiva no trascenderia

Carlos Lauría

Para el coordinador sénior del Programa de las Américas del Comité de Protección para los Periodistas (CPJ), Carlos Lauría, las observaciones que Ecuador recibió por parte del Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) evidencian que la comunidad internacional, sobre todo la europea, conoce las tácticas represivas del gobierno del presidente Rafael Correa hacia los medios de comunicación.

El pasado viernes, durante la aprobación del informe final del Examen Periódico Universal (EPU), que evaluó al Estado en materia de derechos humanos (DD.HH.), se corrigió el número de recomendaciones: las 67 que constaban en el texto borrador –y que a su vez contenían otros puntos, que daban un total de 137– quedaron desglosadas en 139 dado que se agregaron dos sugerencias de Irán. 24 piden mejoras para el derecho a la libre expresión.

El régimen argumenta que el 97% de las recomendaciones se está implementando o en vías de hacerlo. ¿Cómo hacer para que acoja aquellas sobre libre expresión, que son más bien cuestionamientos? Parece ser un manejo de discurso, porque está claro que a partir del lunes pasado, cuando Ecuador fue examinado en Ginebra, la comunidad internacional y en especial la europea reveló que tiene la idea muy clara. De los 17 estados que hicieron esas recomendaciones, doce son de ese continente e hicieron duros llamados a Ecuador por las restricciones que existen para la libertad de expresión.

¿Cómo interpretar que los países de América Latina obviaron temas polémicos como justicia y libertad de expresión? Esto es frustrante y decepciona que América Latina dé la espalda o sea cómplice con su silencio de las tácticas represivas del Gobierno de Ecuador contra la libertad de expresión, los medios de comunicación y los periodistas, pero no debería sorprendernos.

¿Cómo interpretar la decisión del régimen de no acoger el pedido de que se reforme la legislación sobre la libertad de expresión conforme a los estándares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos? Está en línea con lo que ha venido haciendo la administración de Correa y un ejemplo es el caso EL UNIVERSO con el que utilizó disposiciones penales, poniéndose por encima de la libertad de expresión, y disposiciones que contradicen el sistema interamericano. Por eso deja afuera esta recomendación cuando es la principal que debería acoger. Recordemos que Ecuador es signatorio de la Convención (Americana), miembro de la Organización de Estados Americanos (OEA) y si bien pone objeciones, hay tratados que ha firmado.

El Gobierno también objeta la sugerencia de aceptar que un relator para la libertad de expresión visite el país. Insiste en que la invitación está abierta y que la fecha debe fijarla el relator. Es fundamental que los relatores puedan ir a Ecuador. El Gobierno no puede seguir manipulando. Con una invitación pueden ir a constatar la situación de la libertad de expresión y deben hacerlo sin ser víctimas de operaciones de desprestigio.

El discurso oficialista en Ginebra fue que los delitos de opinión como el desacato no constan en el proyecto de Código Integral Penal, por lo cual dicha recomendación está acogida. ¿Qué opina? Eso no es tan fácil porque está en vigencia un Código y en vigencia el delito sobre los temas de difamación por violentar el honor de los funcionarios públicos.

Esta legislación contradice los estándares internacionales, pero más allá de eso hay países que han eliminado las leyes que penalizan la calumnia, injuria y desacato, como Argentina y Brasil. En Perú hay un proyecto en discusión. Esto demuestra que hay un consenso regional para eliminar esas figuras.

¿Cómo entender que el régimen diga que la mayoría de las recomendaciones están implementándose o en proceso de implementación? Puedo entender como un intento de confundir a la opinión publica.

En este punto los países que hicieron las sugerencias pedían que se revise el Código de la Democracia y mostraron su preocupación por el proyecto de Ley de Comunicación. No se entiende bien la respuesta que da el Gobierno en relación con estos temas. No sabemos a qué se refieren. ¿Cambiarán contenidos de la Ley de Comunicación? ¿Derogarán el Código de la Democracia? Eso sería positivo, pero la respuesta que dio el Gobierno en la ONU deja muchas interrogantes porque el mensaje confunde, además, porque estos temas están muy marcados en el Ecuador.

¿Advierte un tinte político en este informe del EPU? Si vemos a América Latina (la postura que tuvo durante el examen en Ginebra), podemos interpretar que puede ser que ahí ha habido decisiones políticas, pues a pesar de estar conscientes de la situación de Ecuador sobre la libertad de expresión (los países de esa región) omitieron recomendaciones sobre ese tema y puede interpretarse que estos países por decisiones políticas hayan decidido no hacer este tipo de recomendaciones.

Durante el foro en la ONU el régimen intentó bajar el perfil a estas observaciones. ¿Son o no recomendaciones fuertes? Sí, y deberemos hacer un monitoreo en cuanto a su avance y progreso porque el Estado va a tener que, en un futuro, demostrar su progreso si no será llamado la atención.

¿Qué peso tiene un posible llamado de atención del Consejo de DD.HH. de la ONU? Eso tiene una repercusión internacional y eso lo podremos ver a futuro.

¿Como cuáles? Hay que ver qué mecanismos tienen los países para influir si Ecuador no muestra progresos.

¿Es un triunfo de las ONG? El clima que las ONG han marcado, y poniéndose énfasis en libertad de expresión, ha tenido repercusión a nivel mundial lo que se traduce en estas recomendaciones. Si Ecuador alguna vez pensó que esta campaña sistemática de represión generalizada a la prensa no iba a tener impacto en la comunidad internacional, pues grueso error. Este es un claro indicativo que ha tenido un impacto importante. Para el continente nuestro no ha pasado nada, pero en Europa esto ha sido fatal y esa opinión es una opinión que importa mucho a Ecuador por los lazos que tiene con la Comunidad Europea. Es un mensaje de alto contenido político sobre las transgresiones y violaciones de los derechos básicos.

Fuente: Diario El Universo de Ecuador

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: