Quito: IV Congreso de los barrios del Ecuador

4 junio, 2012

Imagen Quito: IV Congreso de los barrios del Ecuador

IV Congreso Nacional de la CUBE “por seguridad, trabajo y obras para los barrios”. Ciudad de Quito, junio 9 del 2012.

SITUACIÓN INTERNACIONAL

A nivel mundial se  viven condiciones difíciles, producto de la crisis general del sistema capitalista, que ha afectado principalmente a los trabajadores y los pueblos, con diversas medidas económicas y políticas que han enviado a millones de personas a la desocupación y han deteriorado al extremo sus condiciones de vida. Una muestra evidente es que de los cerca de 7 mil millones de habitantes en el mundo, más de la mitad vive con menos de 2 dólares diarios y cerca de mil millones con menos de un dólar diario. El 45% de los seres humanos del planeta no tienen acceso al agua potable; 3.000 millones no disponen de servicios sanitarios mínimos; cientos de miles de personas en el mundo perdieron sus viviendas a causa de la crisis inmobiliaria.

Esta crisis ha sacudido con dureza principalmente a los países de África del Norte, Medio Oriente y Europa. Ha encontrado como respuesta la incesante e indignada movilización de los pueblos en esos países, así como también, en otros lugares del mundo a los cuales se han extendido sus catastróficos efectos.

En América Latina existe un crecimiento de la organización y la lucha de los trabajadores, la juventud, las mujeres y los pueblos frente a las políticas antipopulares de los gobiernos abiertamente derechistas, así como de los denominados “alternativos”. De una forma u otra, en un nivel mayor o menor, todos ellos implementan medidas que lesionan las conquistas sociales y políticas, los derechos y libertades de los pueblos; al mismo tiempo los monopolios y las potencias imperialistas inciden en muchas de las decisiones gubernamentales, lo cual muestra que la dependencia hacia esos poderosos y voraces intereses es una realidad en la región. Sin embargo, se desarrollan significativos procesos de movilización en defensa de los recursos naturales, la educación pública, los derechos de los trabajadores, de resistencia al neoliberalismo en todos los países de América Latina.

SITUACIÓN NACIONAL

El Ecuador, al igual que los demás países del mundo sigue siendo sacudido por la crisis del capitalismo y soporta sus efectos en los ámbitos económico, político, social y cultural. Los moradores de los barrios populares estamos afectados duramente por el alto costo de la vida, el incremento desmesurado de los impuestos a nivel nacional y local, el desempleo, la inseguridad, la carencia o precariedad de servicios básicos, falta de vivienda digna, etc.

Nuestro país tiene una población de 14´483.499; el 61.1% vive en el área urbana y el 38.9% en el área rural; en la Costa habitan 7´236.822, en la Sierra 6´449.355, en el Oriente 739.814 y la Región Insular 25.124. Las cinco ciudades más pobladas del país son Guayaquil, Quito, Cuenca, Santo Domingo, Machala. (Fuente: INEC, Resultados del Censo de Población y Vivienda, 2010)

Del total de la población, el 5.52% no tiene empleo y el 45.71% está subempleada, es decir que significa que de cada 100 ecuatorianos, 51 personas no tienen un empleo fijo; la Canasta Básica Familiar se encuentra en 581 dólares, mientras que el Salario Básico Unificado de los trabajadores está en 292 dólares. Sin embargo el sueldo del Presidente Rafael Correa es de 6.971 dólares.

Los barrios del Ecuador organizados en la CUBE hemos calificado al Presidente Rafael Correa como un gobierno de derecha, prodictatorial, autoritario, que se encuentra al servicio de los monopolios internacionales, del imperialismo y de los grupos oligárquicos del país; aplica políticas neoliberales, atenta gravemente en contra de la Constitución, los derechos y libertades de los trabajadores y pueblos de Ecuador, criminaliza la lucha social atacando a todos aquellos sectores populares que  censuran y se oponen a su gestión; el gobierno desenvuelve políticas clientelares, populistas; desborda una demagogia y propaganda atosigante, con la finalidad de asegurar una base social que lo respalde.

Entre las principales políticas del gobierno en contra de los pueblos y la soberanía del país podemos señalar: el despido arbitrario e ilegal de miles de trabajadores del sector público; la desatención en obras básicas de infraestructura, el alto costo de la vida, el incremento de impuestos, la corrupción, el pago de la deuda externa, la entrega de la riqueza petrolera a las compañías foráneas, la explotación minera a gran escala, los atentados al ambiente, etc.

La criminalización de la lucha social ha significado el hostigamiento, persecución y encarcelamiento a luchadores sociales y defensores de la naturaleza. Cerca de 300 dirigentes sociales se encuentran acusados de “terrorismo, sabotaje y atentado a la seguridad nacional”. Marcelo Rivera, ex presidente de la FEUE, enfrenta una condena ilegal; 10 jóvenes profesionales detenidos en Quito permanecen en la cárcel, sin ninguna prueba, entre ellos, se encuentra Víctor Hugo Vinueza, ex dirigente de la Federación de Barrios de Quito; ocho líderes políticos, académicos y populares como el Rector de la Universidad Técnica de Cotopaxi, un Concejal de Latacunga, un dirigente de la FEUE, un Asambleísta, etc. Acaban de ser sentenciados a un año de prisión acusados de participar en el 30S; dirigentes indígenas, campesinos, autoridades democráticas y progresistas enfrentan juicios ilegales. En el caso de la CUBE, denunciamos la detención arbitraria de nuestro dirigente nacional Jaime del Valle y conseguimos su libertad, hemos denunciado igualmente las cobardes agresiones en sabatinas y cadenas nacionales en contra de nuestra compañera Natasha Rojas, presidenta nacional de la CUBE.

El ejercicio de esta política del gobierno ha provocado el rechazo de importantes sectores del pueblo ecuatoriano que ha tenido diversas expresiones, entre las que destacan, la Jornada Nacional de los Pueblos en Defensa del Agua, la Vida y la Dignidad de los Pueblos, convocada por la CONAIE y el Frente Popular, respaldada por otras organizaciones y colectivos populares, la misma que constituye una victoria para los pueblos del Ecuador por la incorporación de decenas de miles de personas y por los efectos políticos obtenidos, que contribuyen a la reactivación del movimiento social ecuatoriano y propinan una derrota política para el gobierno.

Esta movilización tuvo la capacidad de hacerle perder la iniciativa política a Correa, puso en el debate nacional el “Mandato de los Pueblos”, que contempla 19 puntos entre los cuales se plantea el respeto a la Constitución de Montecristi; la defensa del agua, la vida, la tierra, el libre ingreso a las universidades, la estabilidad laboral de los servidores públicos; el rechazo al alto costo de la vida, al incremento de impuestos, la oposición a la criminalización de la lucha social, al autoritarismo, la corrupción y prepotencia.

En este escenario, la CUBE ha jugado un papel destacado en defensa de los derechos de los vecinos de los barrios populares; en el enfrentamiento a las políticas implementadas por el gobierno nacional directamente o a través de los Ministerios y/o de los denominados Gobiernos Autónomos Descentralizados, GAD’s; en la preservación de los intereses del país, su soberanía e independencia.

LA POLÍTICA DE CORREA Y DE LA  MAYORÍA DE MUNICIPIOS FRENTE

A LOS MORADORES DE LOS BARRIOS DEL PAÍS

Servicios Básicos

La cobertura de servicios básicos en los hogares es limitada el 46.4% de la población no cuenta con red pública de alcantarillado; el 66.6% carece de servicio telefónico; el 28% no tiene agua por red pública; 6.8% carece de servicio público de energía eléctrica; el 23% no cuenta con un carro recolector de basura; y el 22% no posee medidor de luz eléctrica. Esta cruda realidad trae consigo, sobre todo para los pobres, problemas de insalubridad, inundaciones, marginalidad, etc. (Fuente: INEC, Resultados del Censo de Población y Vivienda, 2010)

Por ello, la CUBE ha levantado como bandera de lucha a nivel nacional, la exigencia a los alcaldes y al gobierno central, de cumplir con lo establecido en la Constitución, el derecho al Buen Vivir (Sumac Kausay) lo que significa dotar de servicios básicos de calidad y a costos asequibles para el pueblo. Experiencias importantes de estas luchas las hemos tenido en Quito, Guayaquil, Santo Domingo de los Tsáchilas, Esmeraldas, Loja, Lago Agrio, Puyo, etc., aunque todavía frente a las acuciantes necesidades, son insuficientes.

Seguridad Ciudadana

La inseguridad se incrementa día a día lo cual ha tornado grave la situación de los ecuatorianos, de acuerdo a datos del Ministerio de Justicia se señala que los delitos que más se han incrementado son homicidios, asesinatos; robos a domicilio, de autos y motos. El gobierno nacional pretende enfrentar los efectos de este problema social con medidas de impacto mediático, a través del aumento de sanciones penales y mayor represión. Dejando de lado el enfrentamiento de las causas que generan este problema como son la distribución inequitativa de la riqueza, la falta de fuentes de empleo, la pobreza, el alto costo de la vida, etc.

En este ámbito, la CUBE, con el auspicio del Consejo Provincial de Azuay, desarrolló en Cuenca un Seminario Nacional denominado “Seguridad Ciudadana, un Derecho Impostergable de los Moradores de los Barrios”, en el que participaron como facilitadores el Arq. Fernando Carrión, experto en temas de Seguridad, la Dra. Natasha Rojas, presidenta de la CUBE, el Crnel. Juan Carlos Rueda, Comandante del Distrito Metropolitano de Quito, el Dr. Pablo de la Vega, de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos. También hemos organizado masivas movilizaciones en Quito, Esmeraldas y otras provincias, exigiendo se aborden estos problemas.

La CUBE plantea que frente a la inseguridad es necesario enfrentar las causas que generan este problema social, por ello planteamos la necesidad de implementar un PROYECTO INTEGRAL DE SEGURIDAD CIUDADANA DE CARÁCTER SOCIAL CON MEDIDAS A CORTO, MEDIANO Y LARGO PLAZO, que contempla tres ejes: 1. PREVENCIÓN con generación de empleo, dotación de obras básicas de infraestructura como alumbrado público, ampliación de líneas de transporte a barrios populares, recuperación y construcción de espacios de recreación como parques, canchas deportivas, etc.; 2. REHABILITACIÓN Y REINSERCIÓN SOCIAL de las personas privadas de libertad; y, 3. REPRESIÓN a los grupos delincuenciales organizados que causan temor y zozobra en la sociedad.

Nuevos y más altos impuestos

La política del actual gobierno se ha caracterizado por meterle la mano al bolsillo del pueblo a través del incremento y creación de nuevos impuestos a nivel nacional y local. Para la implementación de esta política de impuestos, en lo local, utilizan el Código de Organización Territorial Autonomías y Descentralización, COOTAD, aprobada en la Asamblea Nacional por Alianza País y los partidos de derecha, ley que permite a los municipios y consejos provinciales incrementar los impuestos prediales a través de la figura de “revalorización de los predios, las tasas y contribuciones especiales de mejoras”, que ahora son de dos tipos: generales y específicas; establece el cobro por parte de los gobiernos locales de todas las obras que se prestan a la colectividad; entrega facultades a los Distritos Metropolitanos, como el de Quito,  para que eleven el precio de los combustibles y consumos especiales; premia con entrega de recursos del Estado a los gobierno locales que tienen una “eficiente política fiscal”, es decir, a quienes más impuestos cobran. Esta política ha provocado el rechazo de las organizaciones barriales y la ciudadanía en general. Pocos son los municipios que no han incrementado los  impuestos como Esmeraldas y Santa Isabel.

La CUBE ha denunciado las verdaderas intenciones del COOTAD. Realizó un Encuentro Nacional, entregó en la Asamblea Nacional las observaciones a esta malhadada Ley; denunció a través de los medios de comunicación los efectos negativos de este Código y por supuesto levantó luchas importantes en rechazo a la aplicación del COOTAD. En Quito, se rechazó  la elevación del precio de los combustibles, y se hizo retroceder  las intenciones del Alcalde Augusto Barrera, de Alianza País; se denunció el propósito de elevar irracionalmente los impuestos en Portoviejo, Quito, Santo Domingo, Riobamba, Quevedo; en La Troncal, el municipio dejó insubsistente el cobro de contribuciones especiales de mejoras de los años 2007, 2008 y 2009; en Latacunga, se dio marcha atrás en las intenciones del Alcalde gobiernista de cobrar contribuciones especiales de mejoras de hasta 15 mil dólares; en Ambato, denunciamos los propósitos de elevar irracionalmente las patentes a los profesionales, por señalar algunos ejemplos. Las luchas y denuncias levantadas en el país culminaron, en la mayoría de casos, con victorias importantes.

Por esta razón, la CUBE plantea la necesidad de elaborar un Proyecto de Ley Reformatorio al COOTAD en el ámbito tributario, a fin de presentarlo en la Asamblea Nacional y exigir su discusión. Así como también, continuar en las acciones de lucha para evitar que los gobiernos locales incrementen los impuestos.

Vivienda

El problema del déficit de vivienda no se ha resuelto en el país existen 3´810.548 hogares y 2´438.056 de viviendas, de las que el 12.5% tienen características básicas inadecuadas es decir son de piso de tierra o paredes de caña, existe un déficit de vivienda del 36% que representa 1´372.492 de unidades habitacionales. Este problema social no constituye una prioridad a ser resuelta, tanto es así que para este año se redujo del presupuesto general del Estado aproximadamente 150 millones de dólares, es decir, el 138% menos que el año anterior. (Fuente: INEC, Resultados del Censo de Población y Vivienda, 2010l).

En este aspecto las acciones que hemos desarrollado son insuficientes aún. La mejor experiencia que tenemos es en la provincia del Guayas, donde hemos logrado organizar a algunos moradores de los barrios en torno al acceso al bono de la vivienda y para evitar que se desaloje a las familias que han sido víctimas de los traficantes de tierras.

Por ello, en este período nos proponemos organizar a la población para exigir la entrega del bono de la vivienda en todos sus componentes, a los sectores populares de manera directa y no solo a través de las inmobiliarias, lo que constituye un negocio jugoso para estos sectores.

Salud

En el país existen 221 cantones y solamente 130 hospitales de los cuales únicamente 20 cumplen los estándares de calidad establecidos a nivel internacional, es decir que la gran mayoría no poseen todos los servicios para atender a la población; a ello se suma que en este año el gobierno disminuyó el 0.20% del Presupuesto General del Estado en este rubro y ha iniciado una política de despido de trabajadores y profesionales de la salud, lo que traerá consigo un deterioro en la atención a la población más pobre del país, que es la que acude a los hospitales públicos.

En este ámbito las acciones desarrolladas son pequeñas, la mejor experiencia que tenemos es en El Carmen, lugar en el que a través de diversos mecanismos exigen la ampliación del Hospital, propuesta respaldada por la población.

La CUBE plantea la exigencia al gobierno nacional de incrementar el presupuesto para la salud en correspondencia a lo que establece la Constitución del Estado; cesar definitivamente en la política de despidos a los profesionales de la salud y a los trabajadores del sector; destinar el presupuesto que corresponde a los municipios para que estos inviertan en infraestructura de salud en sus ciudades.

Educación

Los problemas en la educación continúan, pese a que demagógicamente se declaró al Ecuador “libre de analfabetismo”. Los datos reales desmienten esta aseveración ya que el 6.8% de las personas mayores de 15 años no saben leer ni escribir; el 75% de instituciones educativas no cuentan con infraestructura adecuada, razón por la que en la Costa se ha postergado el inicio de clases; más de 350 mil niños y niñas están fuera del sistema educativo, debido a la pobreza; la alimentación escolar se ha disminuido a un solo refrigerio en el día; se ha implementado el Bachillerato General Unificado que entrega bachilleres mal preparados, lo que limita para los jóvenes su ingreso a las universidades y en la consecución de empleo, implementa nuevas materias sin que haya profesores especializados en las mismas; se elitiza de hecho el ingreso a las universidades a través de la aplicación de los llamados “exámenes de ingreso”, los que hasta el momento, solo en la Universidad Estatal de Guayaquil, han dejado fuera a 24.000 jóvenes; los maestros ecuatorianos son víctimas de una política de sobrexplotación laboral duplicándoles la jornada de trabajo pero manteniendo los mismos sueldos.

La CUBE propugna y lucha porque se respete el derecho a la educación en todos sus niveles, como obligación del Estado, que es lo que establece la Constitución de Montecristi.

Minería

Los pobladores de los barrios urbanos y rurales, ubicados principalmente en el sur del país, están enfrentando al modelo “extractivista” del gobierno actual que se propone desarrollar la explotación minera a gran escala, a través de poderosas empresas extranjeras, violentando normas expresas de la Constitución, destruyendo la vida de los pueblos aledaños, el medioambiente. Esta política ha recibido el rechazo de organizaciones populares, de ambientalistas, de derechos humanos, autoridades de elección popular y por supuesto de la CUBE a través de su filiales en de Zamora.

Participación Ciudadana

El derecho a la participación ciudadana y sus mecanismos de aplicación no son aplicados adecuadamente en la mayoría de municipios, consejos provinciales y juntas parroquiales, como lo establece la Constitución. Cada dependencia entiende el ejercicio a la participación de acuerdo a su concepción ideológica, por ejemplo el municipio de Guayaquil no aplica ningún mecanismo de participación; el municipio de Quito implementa los presupuestos participativos para que se conviertan en instancias de enfrentamiento entre dirigentes por los insignificantes recursos que se destinan para obras. Del total del presupuesto, a la población le permiten discutir únicamente el 1%; otros municipios han aprobado ordenanzas de participación pero que no respetan lo establecido y la mayoría de municipalidades tienen una deuda en este ámbito.

A nivel nacional, el Gobierno a través del Ministerio de Inclusión Económica y Social, MIES, la Secretaria de Pueblos y el Servicio de Rentas Internas, SRI, establecen trabas para la libre organización poblacional. El MIES establece como requisito para legalizar un Comité Barrial mantener una cuenta bancaria con 400 dólares como mínimo y para una Federación de Barrios se exige una cuenta con 4.000 dólares; la Secretaría de Pueblos plantea que para acceder a un beneficio se debe poseer un RUC como que si las organizaciones barriales fueran negocios o empresas; el SRI por su lado aplica multas considerables a las organizaciones que no disponen de RUC y a ello se suma que las declaraciones deben ser hechas por un contador profesional por ser una organización social.

Sin embargo a estos problemas tenemos experiencias importantes pero aún pequeñas de ejercer el derecho a participar como en Puyo, Loja, Esmeraldas, Ambato, por señalar algunos ejemplos.

En este ámbito, la CUBE exige que se apliquen las normas establecidas en la Constitución y se entienda a la participación ciudadana como un derecho de los pueblos y una obligación del Estado aplicarla a través de sus distintos niveles en la toma de decisiones; la elaboración de políticas públicas y el control social; así como también que se apliquen los diversos mecanismos de participación como la implementación del sistema de “la silla vacía”, verdadera participación social en la discusión de los presupuestos participativos, las audiencias públicas, el derecho a la resistencia frente violación de derechos constitucionales y legales, etc.

Fortalecimiento de la Organización Barrial

Un aspecto importante que hemos logrado en cierta medida, es el desarrollo de la organización y toma de conciencia del movimiento barrial. Este es un punto de partida importante, pero que resulta todavía pequeño de cara a las necesidades planteadas, lo cual hace evidente la necesidad de dar un salto tanto en la elaboración y planificación de acciones, como en el desenvolvimiento de la organización y la lucha para alcanzar mejores condiciones para los vecinos de los barrios del país.

A fin de dinamizar el accionar de la CUBE hemos impulsado diversas actividades, por ejemplo: la formación y capacitación a nivel nacional y local sobre diversas temáticas lo que ha contribuido en un nivel, a calificar a los dirigentes barriales y sus Federaciones Filiales; la organización de movilizaciones, mítines y asambleas, que ha logrado en algunos casos la consecución de obras básicas de infraestructura en diversos lugares del país; la elección de la Reina de la  CUBE a fin de estrechar los lazos de unidad con las federaciones filiales de la CUBE, entre otras actividades.

Se han logrado reunir, casi con regularidad, los Consejos y Comités Ejecutivos Nacionales que han unificado a la organización de la población; los pronunciamientos frente a los distintos acontecimientos del país han contribuido a que nuestra organización tenga presencia  nacional, lo cual junto a otras acciones ha contribuido a convertirla en un importante referente del movimiento barrial en el país.

Existen algunos aspectos básicos que requerimos resolver como son: pasar de la reunión al funcionamiento estable del Comité Ejecutivo Nacional de la CUBE y de los Comités Ejecutivos y/o Directivas de las Federaciones Barriales, aspectos que, sin lugar a dudas, dinamizarán el accionar de nuestra Confederación; los problemas propagandísticos y financieros se resolverán con una comprensión adecuada en los dirigentes barriales sobre la importancia de estas actividades.

TAREAS DEL MOVIMIENTO BARRIAL ECUATORIANO

1. Desarrollar acciones para defender los mandatos establecidos en la Constitución de Montecristi como: el derecho al agua y su uso público, desprivatizada, alcantarillado y saneamiento ambiental, seguridad ciudadana, vivienda y hábitat dignos, salud, educación, bienestar social, a la participación ciudadana y a la resistencia, a la libertad de expresión y de pensamiento de los pueblos, al empleo y salario digno en correspondencia a la canasta básica familiar etc.

2. Impulsar acciones que tengan como finalidad el ejercicio del “Buen Vivir” o “Sumac Kawsai”; ello significa exigir a las autoridades competentes los servicios básicos de infraestructura de calidad (alcantarillado, servicio telefónico público, recolección de basura, agua potable, electrificación, vías y caminos vecinales) y políticas gubernamentales que promuevan el bienestar de la colectividad (vivienda, seguridad ciudadana, educación, salud, estabilidad laboral, etc.).

3. Trabajar por el fortalecimiento de la organización barrial a nivel nacional, local y sectorial, formando y elevando la conciencia social de los dirigentes y vecinos a través de un proceso sistemático de capacitación y práctica social comunitaria.

4. Rechazar a través de la movilización, las políticas antipopulares del gobierno de Rafael Correa y la criminalización de la lucha social. Exigir la libertad de los presos políticos, el cese de los insultos y persecución en contra de quienes cuestionamos la política gubernamental entreguista y antipopular.

5. Enfrentar a través de la movilización las políticas neoliberales y de derecha de los municipios como el incremento de impuestos, el financiamiento de la totalidad de las obras, la división de las organizaciones territoriales, etc.

6. Exigir la plena participación de las colectividades como un derecho de los ciudadanos y ciudadanas en la toma de decisiones y verdadera aplicación de los mecanismos de participación.

7. Trabajar por las reformas del COOTAD, ley inequitativa y discriminatoria que utilizan los alcaldes y prefectos del país, de la derecha y del oficialismo, para incrementar y crear nuevos impuestos, tasas y contribuciones especiales de mejoras, a fin de presentar en la Asamblea Legislativa el Proyecto de Reformas al Código de Organización Territorial, Autonomías y Descentralización, ley con la que se le mete la mano al bolsillo al pueblo ecuatoriano.

8. Impulsar la unidad de las organizaciones barriales y contribuir al fortalecimiento de la unidad de diversos movimientos sociales del país.

9. Realizar acciones en el terreno de la organización, comunicación, propaganda, finanzas que nos ayuden a fortalecer la estructura y funcionamiento de nuestra Confederación; formar el elemento humano para avanzar en estos ámbitos de nuestra vida institucional.

10.- Desarrollar e incentivar la realización de actividades artísticas, culturales, deportivas en el seno de la Confederación a nivel nacional, de las Federaciones Provinciales y locales en todo el país, que propendan a la forja de la unidad, avance y superación de nuestros afiliados y afiliadas; su relación con el conjunto de organizaciones sociales del Ecuador y a nivel internacional.

COMITÉ EJECUTIVO NACIONAL

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: