Un ‘detector de latidos’ descubre a un inmigrante oculto en un coche

5 junio, 2012

Imagen Un detector de latidos descubre a un inmigrante oculto en un coche

Subsahariano de 27 años de edad, presentaba ‘agitación en el ritmo cardiaco’.

Un inmigrante de origen subsahariano ha sido localizado en un doble fondo construido bajo los asientos delanteros de un vehículo conducido por un marroquí, después de la utilización de un “detector de latidos” en el control policial en la frontera entre Melilla y Marruecos.

Según ha informado un portavoz de la Guardia Civil, los hechos se han producido en la frontera de Beni-Enzar cuando los agentes del Instituto Armado procedieron a la inspección de un turismo marca Renault, modelo R-12, de color blanco y matrícula de Marruecos, que en ese momento accedía a la ciudad, en lo que en principio parecía ocupado únicamente por su conductor.

Sin embargo, los sensores de ritmo cardiaco detectaron la posible presencia de otro “ser vivo” en el interior del vehículo, lo que motivó un reconocimiento exhaustivo del mismo. Esta inspección ha dado resultado la localización de una chapa metálica bajo los asientos delanteros del vehículo.

La citada fuente ha detallado que “una vez retirados los asientos y la chapa, para lo que se hubo de utilizar medios mecánicos, apareció un habitáculo perfectamente construido con una persona en su interior, que presentaba signos evidentes de entumecimiento, mareo, alteraciones respiratorias y agitación nerviosa”.

El inmigrante fue inmediatamente conducido al servicio de urgencias para su reconocimiento, donde, entre otros diagnósticos, se le dictaminó “agitación extrema en el ritmo cardiaco”. Su estado de salud, no obstante, es bueno y dentro de la normalidad.

La persona localizada, es un varón de 27 años, aspecto subsahariano, indocumentado, dice proceder de Malí y ha sido puesto a disposición judicial en calidad de testigo y posteriormente entregado al Cuerpo Nacional de Policía a efectos de la aplicación de la vigente Ley de Extranjería. “Una vez más hay que mencionar la fortuna de que una persona haya podido ser localizada a tiempo de evitar un desenlace fatal para su integridad, visto el lamentable estado físico en el que fue encontrada, fruto del tiempo que permaneció enclaustrado en las condiciones descritas” ha apuntado la citada fuente.

El conductor del vehículo, que ha sido detenido, es un ciudadano marroquí de 28 años, que atiende a las iniciales M.L., con domicilio en Marruecos. El arrestado ha sido puesto a disposición Judicial como supuesto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, conocido coloquialmente como “tráfico de personas”.

Fuente: elmundo.es

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: