La contaminación ambiental por el plomo y el daño a la salud humana

19 junio, 2012

Imagen La contaminación ambiental por el plomo y el daño a la salud humana

Es reconocido que una de las causas más importantes del desequilibrio del medio ambiente inducido, es la contaminación por los desechos industriales producidos por la actividad humana, ya sea por la utilización de metales pesados, así como plaguicidas, derivados de la industria petroquímica, papelera, maderera, aditivos alimenticios, metal mecánica, aerosoles, industria del caucho, desechos radioactivos y muchos otros, que son eliminados en ambientes naturales y que causan un serio impacto en la salud humana y la sobrevivencia de especies animales y vegetales de las reservas ecológicas.

Uno de los metales pesados más contaminantes fue, es y será el Plomo; este metal ha sido utilizado desde el nacimiento de la civilización, ya que una figura de plomo encontrada data de 3.800 años a.C. en Abydos. el plomo fue probablemente usado en el antiguo Egipto entre 7.000 y 5.000 años a.C. (Niriagu, 1978).

El hombre primitivo tenía una carga cien veces menor de plomo en su organismo de lo que tiene el actual ser humano; en momias más recientes se estableció que era diez veces más, en tanto que en el último imperio romano ya se encontró una alta cantidad de plomo, similar a la que se encuentra actualmente en el ser humano (Grand, 1975).

Se conoce que en el imperio romano y otras civilizaciones antiguas el plomo fue utilizado para fabricar recipientes para almacenar el vino que consumían y se especula que en el declive de la civilización romana intervino la intoxicación por este metal,(Gillfillan, 1965).

El peligro que tenían las personas que trabajaban con plomo ya era conocido en el siglo XVII; 200 años después se estableció que la incidencia que tiene el plomo en la salud humana es evidente, porque existen pruebas experimentales que antes eran totalmente desconocidas (OPS / OMS 1988).

En Ecuador, diversos sectores de la actividad artesanal e industrial utilizan el plomo como materia prima o producto intermedio en industrias caseras, artesanías de la cerámica, la porcelana, fabricación de utensilios como cuchillería, recipientes de cocina, ferretería, fabricación de productos metálicos, maquinaria, aparatos y cableado eléctrico, materiales de transporte, fabricación de pinturas, fabricación de baterías, etc, (Charvett, 1988).

Informes del laboratorio de higiene industrial del IESS establecen que existen aproximadamente más de 500 empresas que utilizan el plomo, y de los trabajadores que se encontraban expuestos al mismo más del 50% estaban desprotegidos. En términos generales, se sabe que la contaminación ambiental de los lugares de trabajo en las industrias que utilizan plomo supera los límites considerados como permitidos.

Las denominadas industrias artesanales caseras son las más riesgosas en cuanto al contacto con el plomo, debido a las condiciones sanitarias deficientes y los procesos primitivos de tratamiento de fundición del plomo. (Charvet, 1988).

En nuestro país se han ubicado algunos de los ecosistemas más afectados por la contaminación ambiental producida por el uso inadecuado de sustancias genotóxicas. Una población rural bien conocida es La Victoria, cantón Pujilí, provincia del Cotopaxi, en donde el ecosistema recibe el impacto de la quema de productos combustibles vegetales, de la combustión de llantas de caucho, combinados con gases de partículas de plomo, las cuales se depositan en el suelo y en la superficie del agua por la acción de la gravedad y de la lluvia.

Existen numerosos estudios citogenéticos en poblaciones contaminadas por plomo por causa laboral, en los cuales se demuestra la capacidad potencial de este metal pesado para inducir serios daños genéticos que llevarían a procesos clastogénicos y alteración de la salud humana, debido a que la actividad artesanal de la alfarería y cerámica utiliza para el decorado o “vidriado” el esmalte de plomo, que incorpora una gran cantidad de Acetato de Plomo, obtenido de la fundición de placas de baterías y de pilas desechables en forma de esmalte para barnizar y brillar las piezas de cerámica y tejas de barro. Esta actividad la efectúan en La Victoria, sin protección de vestimenta adecuada, sin mascarillas y con las manos desprovistas de guantes. En este trabajo intervienen adultos, jóvenes y, lo más preocupante, niños y niñas; de tal manera que la población absorbe los compuestos contaminantes de plomo por vía respiratoria, epidérmica y digestiva.

La IARC (International Agency for Research in Cancer) ha clasificado a los compuestos inorgánicos de Plomo como agentes Carcinogénicos potenciales debido a que inducen tumores renales en ratas y ratones de experimentación tratados con compuestos de este metal.

Se puede concluir que la contaminación por plomo induce alteraciones en el material genético (ADN) de los seres vivos y de manera particular en el ser humano que está directamente en contacto con sustancias plúmbicas y que este fenómeno podría ir acompañado de un aumento en el riesgo de mutagénesis carcinogénica y frecuencia de trisomías (síndrome de Down o mongolismo).

Se conoce que para contrarrestar los efectos genotóxicos de los compuestos de plomo se recurre a dietas ricas en vitamina C y Calcio, que previene la acción clastogénica del Cromato de Plomo. Esto abre la posibilidad de investigar la agregación de vitamina C y Calcio a la dieta como posibles factores preventivos de las acciones patológicas del plomo en humanos.

Por  Dr. Leonardo Lobato S.
Quincenario Informativo Opción

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: