Los mineros emprenderán una Marcha Negra hacia Madrid

21 junio, 2012

Imagen Los mineros emprenderán una Marcha Negra hacia Madrid

En el vigésimo cuarto día de huelga indefinida en el sector del carbón, los mineros de León y Asturias han vuelto a realizar cortes de carretera tráfico en la autopista A-66, que comunica Asturias y León, y en las conexiones entre el centro y el suroccidente asturiano en la A-63 y N-634. Más tarde también cortaron la nacional N-630, en La Robla.

Los mineros han anunciado que aumentarán la protesta con la realización de la tercera Marcha Negra hacia Madrid para mostrar su rechazo a los presupuestos del PP que “liquidan el sector y supondrán la muerte de las cuencas”.

Hay que recordar que mientras el gobierno español solicita en Bruselas 100 mil millones para salvar a la banca privada, niega los tan sólo 100 millones de salvaría, al menos hasta el 2018, los más de 30 mil puestos de trabajo del sector minero, entre directos e indirectos.

Los mineros han explicado que las marchas saldrán el día 22 de junio a las 10:00 de la mañana divididas en tres columnas, una por cada comunidad autónoma con sector minero. Desde León, un grupo partirá desde Villablino y otro de Bembibre para conformar una única marcha. Y ésta se unirá a la que sale de Mieres, Asturias, el día 25 en la localidad leonesa de La Robla. De ahí, partirán hacia Madrid por la Nacional 6. Por otro lado, marcharán los mineros aragoneses desde la provincia de Teruel. Las tres columnas coincidirán en la periferia madrileña, en Aravaca, y el día 11 de julio entrarán en la capital, donde harán una manifestación que recorrerá el centro de la ciudad. Además, todo apunta, a que diferentes sectores sociales, como el movimiento 15M se solidarizará con la marcha minera y es muy posible que se sumen a la manifestación.

Esta marcha negra es la tercera que llevan a cabo los mineros en la historia del Estado español y podría ser la más importante, pues el recorte de las subvenciones del 63% puede suponer el tiro de gracia a un sector que desde los años 80 ha estado sometido a un lento y progresivo desmantelamiento.

Los mineros afirman que el poder no sólo quiere eliminar la minería, sino que además eliminarían a uno de los sectores más combativos de la clase trabajadora. Señalan que muchos jóvenes tendrán que abandonar los pueblos de las cuencas mineras buscando futuro en otros lugares y, por tanto, esos pueblos tenderán a desaparecer.

En la lucha, los mineros cuentan con el apoyo de sus mujeres. Que ya han protagonizado manifestaciones y que llegaron a Madrid en autobuses para protestar en el Senado, donde la mayoría absoluta del Partido Popular, ha rechazado las medidas propuestas por la oposición para salvar al sector. El Gobierno de Mariano Rajoy sigue sin dar su brazo a torcer. De hecho, uno de los motivos que más indignan a los mineros es que los representantes políticos del PP de las cuencas mineras no estén oponiéndose a los presupuestos del Gobierno, aunque formen parte del mismo partido. En el colmo de los males, los trabajadores del carbón también rechazan el discurso que se ha extendido de que cobran salarios altos. Por ejemplo, la ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha afirmado que los mineros prejubilados con los anteriores planes de reconversión del sector cobran una pensión “muy razonable”. Resulta curioso que la misma ministra no se haya pronunciado sobre las millonarias jubilaciones de los directivos bancarios que han llevado, en muchos casos, a la banca rota a sus entidades. Para desmontar el mito de los sueldos altos de los mineros, los sindicatos explican que a día de hoy hay muchos picadores, “el trabajo más duro en el interior de la mina”, que cobran 900 euros al mes trabajando a tiempo completo.

Por todo esto, la indignación de los mineros, y de sus familias, crece cada día.

Fuente: masvoces.org

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: