Corte de Estados Unidos ratifica medida de la polémica Ley de Arizona

26 junio, 2012

Corte de Estados Unidos ratifica medida de la polémica Ley de Arizona

El Tribunal Supremo de Estados Unidos suprimió ayer tres de las cuatro cláusulas claves de la Ley de Arizona contra la inmigración ilegal en ese estado, pero dejó con vida la más controvertida, que permite a la policía comprobar sin motivo aparente la identidad de los inmigrantes.

La cláusula ratificada obliga a policías a preguntar por el estatus migratorio cuando sospechen que alguien se encuentra ilegalmente en el país.

Esta posibilidad había sido muy criticada por los defensores de los derechos de los inmigrantes, que ven en ella el peligro de una discriminación por motivos raciales.

El fallo del Supremo, por 5-4, supone una victoria política importante, aunque parcial, para el gobierno del presidente Barack Obama, que argumentó que toda la ley SB1070 de Arizona usurpaba los poderes del gobierno federal para hacer cumplir la legislación sobre inmigración en todo EE.UU.

En Estados Unidos, los controles del estatus migratorio de una persona son competencia de las autoridades federales.

Según esta parte de la Ley de Arizona, la Policía del estado podrá chequear la identidad de toda persona sospechosa de no tener papeles, pero no podrá detenerla ni deportarla.

El propio Tribunal Supremo reconoce no saber cuáles serán las consecuencias del mantenimiento de esta potestad.

En un comunicado, la gobernadora republicana de Arizona, Jan Brewer, calificó el dictamen como una “victoria para el imperio de la ley” y, consciente de las críticas contra la SB1070, aseguró que los agentes recibirán capacitación para aplicar el resto de la normativa “de forma legal y responsable”.

Activistas hispanos expresaron decepción por la decisión de la Corte de no bloquear la provisión más controvertida de la Ley de Arizona.

“Nos preocupa muchísimo porque, obviamente, esa es la provisión que más está afectando a nuestra comunidad y que más va a resultar en discriminación, y que ya está resultando en discriminación por perfil racial”, dijo Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center.

La Corte Suprema, sin embargo, dejó sin efecto otras tres disposiciones de la polémica legislación, lo que al menos generó cierto alivio y un sentimiento de victoria parcial.

Las tres disposiciones que fueron derogadas por la Corte Suprema obligaban a inmigrantes a obtener o cargar en todo momento documentos migratorios, convertían en un crimen que inmigrantes sin papeles trabajaran o buscaran trabajo y permitían que la policía arrestara a inmigrantes sospechosos de estar en situación migratoria irregular sin necesitar órdenes de arresto.

Cinco estados —Alabama, Georgia, Indiana, Carolina del Sur y Utah— han adoptado variantes de la Ley de Arizona.

Fuente: Diario El Universo de Ecuador

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: