España: El SEPE/INEM dice que es “difícil” encontrar camareros en paro en todas las provincias costeras, en Madrid y en Lleida

30 junio, 2012

España: El SEPE/INEM dice que es "difícil" encontrar camareros en paro en todas las provincias costeras, en Madrid y en Lleida

Cada trimestre el SEPE (antiguo INEM) elabora un “catálogo de ocupaciones de difícil cobertura”. En el del 2º trimestre del 2012se califica como tales, entre otras, las ocupaciones de camarero de barco y cocinero de barco, todas ellas para todas las provincias costeras de España más Lleida y Madrid.En resumen, que el gobierno dice a los españoles que es difícil encontrar camareros o cocineros en paro por ejemplo en Cádiz, en Asturias, en Valencia o en Barcelona. Tócate los güindous. O bien que ser camarero o cocinero en un barco es tan diferente de serlo en un restaurante que la experiencia de los parados no vale y se los tienen que traer del extranjero.

Ahí está el meollo del asunto. Que una ocupación sea calificada por el SEPE como de difícil cobertura no es sólo algo retórico o estadístico, sino que sirve para que las empresas puedan traerse trabajadores del extranjero para cubrir estos puestos. Así lo dice textualmente en la web oficial del SEPE: “La presencia de una ocupación en el catálogo de la zona geográfica de que se trate, implica, para el empleador, la posibilidad de tramitar la autorización para residir y trabajar dirigida a un trabajador extranjero.”

Traerse camareros del extranjero con todas las de la ley es complicado para Manolo el del bar, pero para el operador de un crucero por el Caribe no lo es. Qué curioso que califiquen estos puestos como de difícil ocupación justo en el 2º trimestre, que es cuando todos los operadores necesitan contratar al personal para la temporada alta de vacaciones. En resumen, que gracias a esta resolución del SEPE, un operador de cruceros por el Caribe puede contratar a los camareros y cocineros en la República Dominicana, en Haiti o en Méjico, recogerlos allí mismo al principio del contrato y volverlos a dejar allí a su finalización. Si durante la vigencia del contrato hubiera ligeros problemillas, como tener que trabajar 16h diarias y librar menos que Sara Connor en Terminator, el camarero dominicano tendría que demandar a la empresa en los juzgados españoles, cosa que se antoja harto improbable. Pero no hay problema porque eso no pasa en España, país en el que las empresas son extraordinariamente respetuosas con su plantilla, sobre todo con la de menor formación. Los empresarios españoles no fundaron sus empresas para ganar dinero sino para levantar el país y dar de comer a los trabajadores, aunque fuera jugándose su dinero. Claro que en Españistán sería otro cantar.

Más divertido es todavía que hayan puesto como ocupaciones de difícil cobertura la de deportista profesional y entrenador deportivo, no olvidemos que para el 2º trimestre, es decir justo cuando los equipos tienen que contratar jugadores y entrenadores.

Es realmente difícil no reírse del asunto, excepto quizás para los camareros en paro de Alicante, que se les pone mu mala leche cuando acaban las hogueras.

.
.
Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: