Ecuador: Retazos de la memoria

7 julio, 2012

Ecuador: Retazos de la memoria

César Carranza (Ambato, 1943), es un valioso exponente del neofigurativo con más de 40 años de experiencia artística, su pintura se basa en el mestizaje andino latinoamericano, que intenta ilustrar los fenómenos del diario vivir, la realidad de una sociedad que describe al hombre y la mujer de hoy, visto desde la perspectiva del artista, que expresa una mezcla de emociones con colores y formas que llama la atención de quien ve la obra.

El 9 de mayo del presente año el maestro César Carranza presentará la muestra “Retazos de la Memoria”, basada en recuerdos de las vivencias enfrentadas en todos estos años de vida y quehacer pictórico. Con la técnica del óleo sobre lienzo, expondrá la historia y los diferentes fenómenos sociales que resurgen en esta exposición artística. Su obra se presentará en los salones Eduardo Kigman y Oswaldo Guayasamin. Sensible y profunda muestra que merece los comentarios de amigos cercanos, aquí expuestos.

“César parece mover el sentimiento y el alma de sus figuras a través del color. El ocre o el rojo, los gualdas o azules mantienen una línea temática que define al personaje y mantiene una conversación con el espectador.

En ocasiones, Carranza parte el color, lo divide, lo sitúa a capricho; lo hace con frecuencia y coloca magentas o azules en un espacio y los amarrillos en otro que desde luego pertenece a otra sensación de la vida.

No es pintura que guste o agrade; es pintura que hace pensar, que se mueve subrepticiamente dentro de uno mismo y lo hace parte de la pintura que sin duda posee, dentro de la simplicidad y realismo de sus temas, magia y misterio, pues atrapa a quien las ve y tiene la capacidad de introducirlo al cuadro, invitarlo a la mesa para pedir una copa y sumergirse en el torcido continente de una dama o en la imprecisa flor de algún rincón del lienzo.”
Alejandro Cotto – San Salvador

“La pintura del Ecuador actual tiene en Carranza a uno de sus expresionistas y neofigurativos más representativos. Un pintor que nos sorprende siempre, que se renueva incesantemente, pero fiel a sí mismo. Creador de una verdadera saga de personajes y situaciones que desentrañan la realidad del país profundo, una realidad que por ello mismo, y mientras trasciende el gesto y la circunscripción a la anécdota, se torna incontrastablemente universal.
Una propuesta, la de César Carranza, que puede catalogarse entre la más vigorosas y serias de la plástica ecuatoriana”.
Francisco Proaño Arandi – Quito

“La pintura de Carranza es pintura de pueblo, en magia, en color y en elementos. De ese pueblo que se confunde con la tierra en un acto cotidiano. Y de esa fusión nace el volumen, que es como si la tierra estuviera en constante preñez.
No es cosa de escribir sino de ver. De sentir en la piel ese juego cromático atrevido e ingenuo al mismo tiempo, que tanto se parece a la actitud de quien osa llevar la serpiente del pecado enroscada al cuello, sin rubor y sin miedo.
Y creo que, con todo esto, Carranza trasgrede. Rompe. Rompe la forma. Rompe. Rompe la armonía del color. Rompe. Rompe la barrera que separa a lo establecido de lo insólito. Rompe. Y luego construye un universo donde la alegría está. Y está el dolor también. Y la ingenuidad está. Y la imaginación, sobre todo, está.
Entonces, la palabra cede al paso. Y de pronto la vista se encuentra en el infierno del arte, que es el infierno en el que habita este pintor de tierra, pueblo y transgresión.”
Francisco Febres Cordero – Quito

“Quien admire su muestra, no podrá sustraerse a la magia de esta pintura, tan llena de esa vitalidad que brota de lo más hondo de nuestro pueblo, y que él ha sabido aprehenderla con una innegable pasión; a su delicada pero viril sensualidad que parece escaparse de los límites de la tela, para envolver a los espectadores, para hacerlos parte del espíritu de la fiesta amorosa e íntima y al mismo tiempo universal que se da en cada escena creada por el vigoroso pincel de Carranza”…
Jorge Dávila Vázquez, Cuenca.

“(…) El Arte de Carranza supera el esteriotipo: no rehúye la representación del cuerpo humano, no se opone a la emanación gratificante, no cambia con la moda. Más que novedades técnicas, o solo con su seguridad técnica, sus imágenes comunican estados de inocencia, de alegría, de melancolía, dosis de mofa, partículas de ironía, erotismo. Comunican cálidas ocupaciones cotidianas, alguna vez un fragmento de anécdota y en ocasiones la presencia de una cama, de una cobija, de una cortina: todo en una atmósfera de paisajes del tamaño de los amantes.”
Dr. Julio Pazos Barrera – Baños

“Resulta particularmente interesante el juego cromático de sus cuadros: cada tono es cuidadosamente observado y el dibujo comunica una cándida alegría al conjunto, animado intensamente, porque parece palpitar en cada figura. Con frecuencia encuadra sus pinturas con flores silvestres a las que anima con el mismo lirismo y el toque barroco que tipifican a toda su obra y que a lo mejor, son componentes de su personalidad.

La verdad es que Carranza trabaja con una visión moderna de la pintura e imbuido de una autentica emoción, que sus cuadros trasmiten al espectador. Su obra le ha ubicado de manera significativa en la plástica ecuatoriana, a la que le ha añadido un original toque de frescura”.
Dra. Inés Flores – Quito

www.cesarcarranza.com Telf: 2354 380 Fax: 2354379

Revista Emprendedores Ecuador

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: