Crisis obliga a ecuatorianos a aprender catalán por trabajo

21 julio, 2012

Crisis obliga a ecuatorianos a aprender catalán por trabajo

El aprendizaje del catalán prácticamente se ha convertido en una obligación para los inmigrantes en Cataluña, donde cada vez más se exige el conocimiento de la lengua para optar a un puesto de trabajo, en un momento en que el desempleo afecta a más de cinco millones de personas en España.

En los portales de empleo de Cataluña abundan ofertas como las siguientes: Restaurante solicita camareros. Ofrece un puesto de trabajo estable a personas responsables y con buenas referencias. Incorporación inmediata. Requisitos: catalán hablado.

Venta telefónica de entradas para un teatro. Se requiere educación secundaria obligatoria y al menos un año de experiencia. Bilingüe catalán. Buena interlocución verbal…

Esta realidad no es ajena a María Albujes, una ecuatoriana oriunda de la provincia de Los Ríos que desde hace cuatro meses estudia catalán en el centro cultural Sant Josep de L’Hospitalet de Llobregat. “Estoy trabajando en una residencia al cuidado de minusválidos psíquicos”, dice. Agrega que en la actualidad, para postular a un empleo como el suyo, las empresas piden conocimientos de catalán, un requisito que en el pasado no era imprescindible.

“Yo entiendo y hablo un poco de catalán, pero ahora lo están exigiendo, porque quieren que la gente ‘parle’, que lo hable”, explica Albujes, quien ya reside trece años en Cataluña.

En tanto, Gloria Aro, inmigrante que procede de la localidad ecuatoriana de Píllaro (Tungurahua), confirma que las empresas exigen ahora conocimientos de catalán para contratar personal. En su caso particular, trabaja como camarera en el mismo sitio desde hace muchos años y sus jefes saben que entiende el catalán, aunque no lo hable.

Aro recuerda que ella realizó los tres cursos básicos de catalán hace trece años, cuando llegó a España. No ha retomado los estudios, pero asegura que lo comprende bastante bien.

El gobierno de Cataluña solicita que los inmigrantes tengan conocimientos del idioma como requisito “muy determinante” para avalar su esfuerzo de integración, publicó el diario El País en marzo del 2011. La Ley de Acogida aprobada en abril del 2010 por el Parlamento de Cataluña establece que el catalán es la “lengua común en la gestión de la acogida y la integración”.

En Cataluña residen 79.879 ecuatorianos, según los datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con corte al pasado 31 de marzo.

Ecuatoriano recibe apoyo

El ecuatoriano Jorge Cordero, quien inició hace más de un mes una huelga de hambre en protesta por el desahucio de su departamento en la ciudad de Oviedo (norte de España), recibió ayer la visita del diputado español Gaspar Llamazares, quien pidió una mayor ‘sensibilidad’ con su caso.

Cordero, quien trabajaba de transportista, está acampado desde hace 32 días ante la sede Cajastur, entidad con la que contrajo una deuda hipotecaria que no puede pagar desde el 2008.

Llamazares, diputado por la coalición Izquierda Unida (IU), se reunió con Cordero, de quien dijo está bien de salud, pero a partir de ahora “empieza lo peor”, por lo que es necesaria una iniciativa urgente.

En ese sentido pidió al presidente de Cajastur, Manuel Menéndez, que muestre sensibilidad ante la huelga de hambre de Cordero y agregó que su caso no es una situación particular, porque los desahucios ya han afectado a muchas familias.

En el desalojo de Cordero del departamento que compartía con su pareja y su hija de unos meses de edad fueron detenidas veinte personas.

JAIME CEVALLOS | BARCELONA, España
Fuente: Diario El Universo de Ecuador

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: