Ecuador: El mundo fascinante de Jorge Porras

2 agosto, 2012

Ecuador: El mundo fascinante de Jorge Porras

Este creador de mundos fantásticos con énfasis en los personajes que nos remiten a evocaciones universales, se llama Jorge Porras Olmedo, nacido en la ciudad de Cotacachi en 1968. El artista imbabureño empezó desde muy pequeño a dibujar y a pintar, pues siempre tuvo esa vena artística que la heredó de su padre. Luego de salir del colegio, tomó la decisión de estudiar arte en la Universidad Central de Ecuador.

Allí empezó su recorrido, conoció las técnicas y todo lo referente a la profesión. El Joven e inquieto Jorge, sintió que aprendía mucho y fue conociendo a sus maestros, mientras absorbía la experiencia de ellos. En el año 1991, egresó de la facultad de Bellas Artes, hizo su tesis y se licenció en Artes Plásticas en especialidad de Pintura y Grabado.

A partir de ese momento, emprendió su recorrido, su viaje, su experimentación con los elementos, las formas y los colores. Desde el comienzo trabajó con la brea, material utilizado en grabado. Manchaba y mezclaba con otros materiales, delineando así su personalidad, desarrollando de a poco su propio lenguaje plástico.

Las Influencias de Jorge Porras fueron los grandes maestros a nivel universal como es Leonardo Da Vinci, Miguel Ángel, Rembrandt, entre otros; pues se sentía fascinado por sus obras, en ellas, encontraba un dominio expectante del claro oscuro, de la anatomía, de la proporción aurea, de la cromática y eso es lo que el joven, pero experimentado artista, toma en parte para plasmarlo en sus obras.

Etapas
A partir de la muerte de su abuela, quien era muy importante y esencial para él, por crearle esa fantasía, esa magia llena de cuentos, de fábulas, de mitos y leyendas, su obra sufre una transformación. De lo simbólico con un derroche de color a la monocromía, a los colores tierra, a la gama de los sepias que era lo que le daba la brea. El color se unió bien al concepto de la añoranza y el recuerdo. “Uno asocia el matiz antiguo que nos proporciona estos colores tierras de la brea y de las sombras tostadas al concepto de la añoranza, del cuento, de la fantasía, del mito y eso es lo que hice y empecé a recordar y soñar”, comentó el artista plástico.

Como por arte de magia, al maestro Jorge Porras le empezaron a salir ciertos personajes, alegorías en las cuales ensalzaba las escenas, las enriquecía, las disfrutaba engalanándolas aún más. “Dentro de la obra de arte, uno puede ver un árbol con manzanas, pero el artista, el creador, va mucho más allá. Trasmitimos todo un concepto, toda una idea filosófica a través de ese árbol con manzanas; ahí empiezo a coger ciertos elementos que forman parte del lenguaje plástico, que es la forma, la línea, el color, la composición, esos elementos en los cuales cada cosa como ha estado siendo utilizada, está queriendo decir algo, más de lo que el espectador ve; pero el asistente cuando entra en esa llamada empatía con mi obra de arte, trasciende y lo capta, lo captura sin que yo esté allí explicándolo todo; sino que lo comprende bien y es un disfrute y un gusto que mi obra haya trascendido y se conecte de esa manera con el público”.

Estilo
“”Estilo es una tendencia, es decir un realismo, surrealismo, abstraccionismo, pienso que un artista no debería encuadrarse en una sola tendencia; los que le catalogan a uno son los que escriben, los críticos, la gente que quiere y tiene esa obsesión por encasillarle, en el momento en que sucede aquello, es como estar tras las rejas. Yo podría decir que no soy un realista o expresionista, soy muchas cosas, me gusta lo ecléctico; con el eclecticismo, fusionan muchas formas”.

La obra del maestro Jorge Porras no es ni óleo ni acrílico ni una técnica específica, él comenta que es mixta o súper mixta. La obra posee un realismo, o puede manejar ciertos elementos hiperrealistas, puede ver a través de las fusiones de los elementos en los que pueden ser expresionismos, su trabajo está conformado en un eclecticismo total.

Jorge ha sido atrapado en un mundo creado a través del divertimento, de lo lúdico, de un personaje llamado Ludovico. Por un fatídico accidente que el artista sufrió no podía movilizarse, empezó a trabajar los formatos pequeños, esto hizo que apareciera ese alter-ego denominado Ludovico que es un adolescente de 13 a 14 años que empieza a crear un universo, un mundo, desde un suspiro hasta una ciudad, una montaña. “A través de Ludovico, estoy creando un mundo en el cual me encanta estar sumergido, y cada vez se está poblando más, entro en ese mundo y soy parte de su entorno. Así como apareció Ludovico, emerge además otro alter ego que es Erasmo, él, es la decadencia, es el guerrero viejo, que regresa al hogar después de haber batallado toda la vida, entonces, yo circulo entre la creación de Ludovico y el regreso de Erasmo”.
¿Fascinaciones por qué?

“Siempre es algo como que se queda clavado en el recuerdo, en la memoria, esta palabra fascinación, estaba muy encajada dentro de mí, porque es un estado en el cual uno trasciende y va más allá, en el sentido de que es absorbido por la realidad o por la fantasía. Yo empecé a encontrarme con estos ambientes, en estas atmósferas, con estos personajes hasta ese punto de arrobamiento hacia la fascinación. Es así como aparecen las fascinaciones, por la memoria y el silencio todo es factible de producir. Un estado de fascinación es cuando uno está consciente de la vida, de respirar, de lo que le rodea, del amor, de la familia. Eso es lo que transmito a través de esta serie de obras”.

Para el maestro el título de la exposición ha sido como premonitoria para lo que espera del espectador. Los que ven su obra se quedan fascinados y conectados con los personajes de su mundo paralelo. Jorge Porras en la actualidad trabaja con nuevos elementos considerados escultóricos como máscaras, desea crear nuevos diseños, mediante la fusión con los nuevos elementos encontrados en la naturaleza. Su vida es su familia, su hija y su esposa le llenan de muchas ganas de vivir, de trabajar y de expresar lo mejor en sus obras, de fomentar en su público ganas de soñar y de volver a ser niños, lleno de fantasías, mitos y leyendas.

Exposiciones individuales
1995.- Ángeles, gatos y máscaras”, Galería Metropolitana Touring- Quito
1996.- Galería El Condado Quito
1997.- El origen, Café Arte-Ibarra
1998.- Sueño Adentro, Galería La Chuquiragua- Quito
1999.- Bestias y Magia, Museo Casa del Higo, FED- Quito
2000.- Hotel Oro Verde, Madeleine Hollaender-Guayaquil
2005.- Fabulaciones, Museo Puerta de la Ciudad, Loja.
2008.- Fabulario, Galería Trama-Quito
2012.- Fascinaciones, Casa de la Cultura Ecuatoriana- Quito
Participaciones y Distinciones
1991.- Medalla de Oro, Mejor Egresado Escuela de Artes Plásticas- Facultad de Artes de la Universidad Central del Ecuador.
2005.- Primer Premio de Pintura, concurso por “La Batalla de Ibarra”- Ibarra
2005.- “Lo Nuestro”, Exposición de murales gigantes en el Banco Central del Ecuador, Guayaquil
2006.- 20 pintores imbabureños. Libro editado por los 400 años de fundación de Ibarra-Imbabura.
2008.- Participación en la sala permanente de arte contemporáneo, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo de Imbabura-Ibarra.
Sitios recomendados
www.jporras.com
www.retratosporras.jimdo.com
www.galeriaimaginaria.jimdo.com
www.wix.com/japorras66/fascinaciones
www.wix.com/japorras66/alucianaciones
www.artistasdelatierra.com/artistas/Porras/galeria.html

Revista Emprendedores Ecuador

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: