Espana: Asociaciones denuncian que Euskadi endurece la atencion a los “sin papeles”

26 agosto, 2012

Imagen - Espana: Asociaciones denuncian que Euskadi endurece la atencion a los "sin papeles"

El nuevo decreto vasco exige un año de empadronamiento. Desde el Gobierno Vasco aseguran que a partir de tres meses de residencia se ofrecerá una tarjeta sanitaria provisional.

Asociaciones que apoyan a inmigrantes en Gipuzkoa denuncian que el decreto aprobado por el Gobierno Vasco para neutralizar los recortes en la asistencia a los ‘sin papeles’ del Ejecutivo de Rajoy también incluye un aspecto que «endurece» la cobertura sanitaria a los inmigrantes irregulares. En concreto, señalan que la norma recoge de «forma literal» que se requerirá de «al menos un año de empadronamiento» en Euskadi para «recibir las prestaciones de la cartera de servicios del Sistema Vasco de Salud», cuando hasta ahora solo se exigían tres meses. Fuentes del Departamento de Sanidad aseguran que, a pesar de lo que figura en el decreto, lo único que cambia es que no se entregará la tarjeta individual sanitaria (TIS) definitiva si no se cumple el año de empadronamiento. Mientras tanto, a partir de tres meses se entregará una tarjeta sanitaria provisional, que ofrece asistencia sanitaria pero no da derecho a la asignación de médico de cabecera.

Asociaciones como SOS Racismo Gipuzkoa y Adiskidetuak consideran que se trata de un recorte en la asistencia de los inmigrantes irregulares y reclaman que se aclare la redacción «ambigua» del decreto. «El Departamento de Sanidad se ha sacado de la manga un requisito que antes no existía, el de llevar un año empadronado», asegura Agustín Unzurrunzaga, portavoz de SOS Racismo Gipuzkoa.

Este nuevo requisito consta en el decreto 114/2012 que el Gobierno Vasco aprobó a finales de junio para neutralizar las medidas del Real Decreto 16/2012 del Ejecutivo de Rajoy, por el que se aplicaba el copago farmacéutico en todo el Estado -desde el 1 de julio (1 de agosto en Cataluña)- y se eliminaba la asistencia sanitaria ambulatoria a los inmigrantes en situación irregular a partir del 1 de septiembre (se mantiene la asistencia de urgencias, la cobertura a mujeres embarazadas y a menores).

El decreto vasco entró en vigor el pasado 1 de julio. No obstante, el Constitucional admitió a trámite el recurso del Gobierno de Rajoy contra la norma vasca lo que, en teoría, obligaría al Ejecutivo de Vitoria a aplicar ambas medidas. Aun así, el Gobierno Vasco asegura que su decreto sigue en vigor a la espera de que el TC decida sobre las alegaciones que Lakua va a presentar en septiembre. El tribunal tiene un plazo de cinco meses para resolver la cuestión de fondo y el conflicto competencial. De pronunciarse en contra, el Ejecutivo vasco aprobaría un segundo decreto para neutralizar los recortes del Estado.

En este contexto, asociaciones que asesoran y apoyan a inmigrantes en Gipuzkoa han puesto el foco de sus críticas a los requisitos que el decreto vasco aprobado en junio incorpora respecto a la atención a los ‘sin papeles’. En concreto, el decreto asegura que los inmigrantes irregulares que tengan la tarjeta de asistencia sanitaria antes del 1 de septiembre seguirán disfrutando de las prestaciones. En cambio, para el resto de ‘sin papeles’, incluye como requisito «al menos un año de empadronamiento». Según explican desde las asociaciones, este requisito no figura ni en la Ley de Extranjería, ni en el anterior decreto vasco de asistencia sanitaria. «La lectura literal del decreto es que no se da asistencia si no hay un año de empadronamiento», añade Unzurrunzaga. Hasta ahora, según recuerda Izaskun Etxeberria, asesora jurídica de Adiskidetuak, «no era necesario un año de empadronamiento para obtener la tarjeta sanitaria definitiva. Si lo aplicaran, quedaría mucha gente fuera».

Desde Sanidad, aseguran que con el nuevo decreto queda «garantizada la asistencia sanitaria» para todo el mundo. «Como hasta ahora, a partir de tres meses de empadronamiento se puede solicitar una tarjeta provisional. La novedad del decreto es que solo a partir de un año se dará la TIS definitiva», aseguran. La medida se implanta para destinar la concesión de las TIS a personas que «tenga un arraigo». La tarjeta provisional ofrece «prácticamente la misma cobertura» sanitaria, añaden desde Sanidad, si bien reconocen que «no da derecho a la asignación de médico de cabecera».

En opinión de SOS Racismo, con el cambio «no se ofrece la asistencia ambulatoria en las mismas condiciones que al resto de ciudadanos, como figura en la Ley de Extranjería».

Fuente: diariovasco.com

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: