Un bielorruso refugiado en Ecuador compara su caso con el de Assange

27 agosto, 2012

Un bielorruso refugiado en Ecuador compara su caso con el de Assange

Alexander Barankov

La justicia ecuatoriana tiene que decidir si extradita a Alexander Barankov a Bielorrusia. En el país está vigente la pena de muerte.

Una controvertida petición de extradición realizada por Bielorrusia a Ecuador ha despertado en estos días la atención de medios ecuatorianos e internacionales. La Corte Nacional de Justicia tiene que decidir si entrega al exmilitar bielorruso Alexander Barankov a su país, donde está vigente la pena de muerte. Si la Corte ecuatoriana se pronuncia a favor de la extradición, será el presidente Rafael Correa quien tendrá la última palabra en el caso. La defensa del exoficial dice esperar que se apliquen los mismos estándares que llevaron a la concesión de asilo al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

Barankov es un excapitán del Ejército de Bielorrusia, sobre quien pesa un proceso pendiente en su país por cargos de fraude y soborno. En 2009, el exmilitar huyó de su nación y llegó a Ecuador, donde un año después recibió el estatus de refugiado al considerarse que era perseguido y requería protección internacional. El Gobierno bielorruso buscó su extradición en 2011, pero la Corte Nacional de Justicia ecuatoriana archivó esa petición. Este año Bielorrusia ha vuelto a insistir en su solicitud y la Corte dispuso la detención “con fines de extradición” de Barankov, quien permanece en prisión desde el pasado 7 de junio.

Barankov está acusado en Bielorrusia de tratar de sobornar a una empresa petrolera mientras era integrante de un organismo de investigación estatal, lo que el implicado niega. Por otra parte, el Gobierno de Alexander Lukashenko ha asegurado ante la Corte ecuatoriana que no aplicará la pena capital si Barankov es finalmente entregado a su país. Sin embargo, el abogado del exoficial bielorruso, Fernando Lara, no confía en tal ofrecimiento, y señala que las novedades en este caso en los últimos meses coinciden con la visita del presidente Lukashenko a Ecuador a finales del pasado junio. Ese mismo mes, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció “graves violaciones” de los derechos humanos en Bielorrusia desde finales de 2010.

El abogado Lara dijo a EL PAÍS que, a su juicio, existen al menos tres similitudes entre el caso de Barankov con lo ocurrido con Julian Assange: los dos dicen ser perseguidos; el australiano reveló documentos en su sitio web Wikileaks, mientras que el bielorruso abrió en Quito el blog Belaruslibre, donde denunció presuntos hechos de corrupción y violación a los derechos humanos en Bielorrusia; y los dos individuos temen que se aplique en su contra la pena de muerte.

Consultado por la prensa internacional, el presidente ecuatoriano Rafael Correa dijo que prefiere no pronunciarse sobre la situación de Barankov antes de que la Corte ecuatoriana adopte su fallo. Cuando un periodista le preguntó su opinión sobre la petición de extradición del exmilitar y las denuncias de atropellos a los derechos humanos en Bielorrusia, Correa preguntó: “¿Qué pasa con Lukashenko, cuántos años lleva en el poder? ¿Y las monarquías europeas cuántos años llevan en el poder? Es que yo sí veo contradicciones en algunos discursos”.

Por su parte, el vicecanciller ecuatoriano, Marco Albuja, señaló que “si se determina que corre riesgo la vida del ciudadano (Barankov), que puede tener pena de muerte o cadena perpetua, actuaremos en los mismos parámetros que estamos exigiendo para el señor Assange”. El caso del bielorruso permanece en la Corte Nacional de Justicia, donde podría emitirse un fallo en los próximos días.

Fuente: elpais.com

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: