Europeos, colombianos, ecuatorianos y chinos, los nuevos inmigrantes en Salta

13 septiembre, 2012

Europeos, colombianos, ecuatorianos y chinos, los nuevos inmigrantes en Salta

Nuevos inmigrantes se agregaron a los bolivianos, quienes siguen siendo mayoría en la provincia. En la actualidad, las corrientes migratorias siguen aportando sus costumbre y valores a la sociedad local.

Con unas 42 comunidades que conviven en la ciudad, Salta se ha convertido en un lugar buscado por los inmigrantes del siglo XXI “que quieren habitar el suelo argentino”, como reza la Constitución Nacional.

Al gran aporte de los ciudadanos bolivianos se han sumado nuevas corrientes anteriormente ausentes como los inmigrantes colombianos, ecuatorianos, chinos o franceses.

Es que las olas inmigratorias que contribuyeron a formular la sociedad argentina en ningún momento se detuvieron. En la actualidad, esas corrientes de poblaciones han adquirido características diferentes, pero siguen aportando a nuestra sociedad que transita la primera mitad del siglo XXI.

Bolivia y su aporte

El gran flujo de ciudadanos bolivianos que se radican en territorio salteño o que se nacionalizan argentinos es una constante. Aporte que podría ser visto como el flujo interno de poblaciones de una misma región, que definió sus límites internacionales recién en 1950, que dejó ciudades, habitantes y familiares, de un lado u otro de la frontera. De ahí que queden muchos gestos comunes en las tradiciones o en el habla.

Es en la capital provincial donde se concentra el mayor número de ciudadanos bolivianos, que en toda la provincia superan los 70.000.

Concluido el programa de normalización documentaria para extranjeros del Mercosur en mayo de 2011, Guadalupe Núñez, de la Dirección Municipal del Extranjero de capital, señaló que actualmente el organismo se encuentra realizando el asesoramiento de las colectividades extranjeras existentes en la ciudad. Según la funcionaria, se trata de 42 comunidades -de las cuales solamente siete tienen consulados propios-, muchas de ellas nuevas o que no tenían grandes números de conciudadanos, como los colombianos, franceses, ecuatorianos o chinos. “Muchas de estas comunidades antes no estaban en nuestras ciudades y ahora sí, por lo que los asesoramos en temas de trámites, de relaciones sociales, etc”, explicó Núñez.

Programa de radicación

El Programa Patria Grande concluyó con 7.720 extranjeros que iniciaron sus trámites de radicación. De esos inmigrantes, la mayoría provenía de Bolivia. “De los cerca de 750 mil irregulares que se calcula que viven en nuestro país, el 70 por ciento inició sus trámites con el Programa. La nueva ley 25871, que regula el marco migratorio, establece protección para que los extranjeros no puedan ser explotados laboralmente, puedan acceder a los sistemas de salud y educación y adquieran los derechos y obligaciones de todo ciudadano argentino”, indicó el titular de la Dirección General de Migraciones en Salta, Luis Suárez. Las personas extranjeras que el año pasado se presentaron a regularizar su documentación y solicitar estadía permanente en Migraciones, fueron 1.700; en forma temporal, 1.200.

Un país para ser habitado

El 4 de septiembre de 1812 el primer Triunvirato firmó un decreto que decía “el gobierno ofrece su inmediata protección a los individuos de todas las naciones y a sus familias que deseen fijar su domicilio en el territorio”. De esta forma, Argentina abrió sus fronteras a los inmigrantes de cualquier parte del mundo que quisiesen vivir en este suelo. La Constitución de 1853 en su Prólogo, también hace referencia a “todos los habitantes del mundo que quieran habitar el suelo argentino”. La llegada de los inmigrantes al país respondió a patrones mundiales de flujos de población.

Fuente: eltribuno.info

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: