Ecuador: Tres periodistas se sienten amenazados

20 septiembre, 2012

Ecuador: Tres periodistas se sienten amenazados

Los comunicadores investigan el préstamo irregular de Cofiec.

El caso Duzac causa estragos en los periodistas que lo denunciaron: una comunicadora se retiró temporalmente de su programa, un periodista denunció que lo están persiguiendo y otro más ha recibido llamadas de alerta.

Las investigaciones periodísticas indicaron que el banco incautado Cofiec otorgó un préstamo irregular de 800.000 dólares al argentino Gastón Duzac. Relataron, además, la supuesta relación entre Pedro Delgado, titular del Banco Central y primo del presidente Rafael Correa, con ese ciudadano.

La primera denuncia la hizo la revista Vanguardia, el 20 de agosto. Y con el tema continuaron Janeth Hinostroza y Fausto Yépez, de Teleamazonas.

El pasado viernes, Hinostroza debía presentar, en su programa ‘La Mañana de 24 Horas’, la tercera entrega sobre el caso titulado “Los vínculos del poder”. Esto no sucedió. Momentos antes, recibió una llamada en la cual amenazaron su integridad física.

La noche previa hubo un homenaje a Delgado, en Quito. Y el presidente Rafael Correa, en su discurso, arremetió contra la prensa y las diversas denuncias que involucran a su primo. Entre ellas, el caso Duzac.

Hinostroza y los directivos del canal decidieron no salir al aire ese viernes. Y no se supo nada de ella el fin de semana.

Ayer en la mañana, la periodista reapareció en su programa para contar lo sucedido. Mostró las imágenes en las que el mismo presidente Correa dijo que habría irregularidades en el préstamo al argentino. Tras ello, Hinostroza anunció que dejará temporalmente su espacio. Es así la tercera periodista en abandonar un programa matutino de entrevistas desde el inicio de este gobierno. Antes lo hicieron Carlos Vera y Jorge Ortiz.

En la tarde, Iván Flores, editor general de Vanguardia, denunció en su cuenta de Twitter que siete policías lo seguían para fotografiar su auto y captar sus recorridos. Esta información la conocieron de tres fuentes confiables, una de ellas de inteligencia militar, dijo Flores. Y no sería solamente en su contra, según él, es un ejercicio de seguimiento a los periodistas de su redacción.

Además, Flores indicó que, el pasado 11 de septiembre, Francisco Endara, asesor de la Coorporación Financiera Nacional, pidió a Vanguardia, a través de la Fiscalía, todas las grabaciones, vídeos e información de respaldo en torno al caso Duzac. El pedido está amparado en el Código de Procedimiento Penal. Sin embargo, dice Flores, contraviene garantías constitucionales como la reserva de la fuente. La revista ya remitió su respuesta al pedido, pero no la información.

En el caso de Fausto Yépez, más que amenazas directas, ha recibido alertas. Dice: “gente que trabaja con y para el Gobierno me ha dicho que tenga mucho cuidado al hacer este tipo de publicaciones. Nadie sabe los alcances de esta gente que maneja mucha plata”. El periodista dijo que denunciar a un extranjero, de quien poco se sabe sobre sus contactos, es peligroso: “de Duzac ni siquiera los que le permitieron obtener 800.000 dólares lo conocen y hay más gente que lo denuncia en Argentina por supuestas irregularidades”.

Mauricio Alarcón, director de proyectos de Fundamedios, dijo: “resulta que fiscales persiguen periodistas, se violenta secretos de fuente, se obliga a los medios a entregar información”. Para él, no hay garantías, sino una política de intimidación hacia los periodistas.

El Foro de Periodistas de Ecuador (FOPE) recordó a las autoridades su deber de brindar garantías al trabajo periodístico. Según el Foro, “cuando un periodista es amenazado y silenciado se afecta el derecho de los ciudadanos a recibir información de carácter público”.

José Serrano, ministro del Interior, ofreció protección a Janeth Hinostroza. Ella la rechazó, pero el Ministerio, en su cuenta de Twitter, insistió en su ofrecimiento.

Adriana Noboa Arregui
Fuente: Diario El Expreso de Guayaquil

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: