Espana: Inmigrantes interceptados en Almeria denunciaron malos tratos de la Policia Nacional para evitar su repatriacion a Argelia

24 septiembre, 2012

Espana: Inmigrantes interceptados en Almeria denunciaron malos tratos de la Policia Nacional para evitar su repatriacion a Argelia

Cinco inmigrantes interceptados en Almería, intentaron bloquear su repatriación tras se indentificados como ciudadanos argelinos, denunciando malos tratos por parte de agentes del Cuerpo Nacional de Policía en un traslado a Valencia, según información a la que ha tenido acceso Noticias de Almería. De haber sido tenidas en cuenta sus acusaciones, habrían permanecido en España hasta tanto hubiera sido resuelto el asunto, pero al final, el Juzgado de Instrucción número dos de Almería no paralizó el expediente de expulsión.

Los cinco ciudadanos argelinos fueron interceptados en el término municipal de Níjar a bordo de una embarcación tipo patera, junto con otros seis inmigrantes, también indocumentados, de la misma nacionalidad. En el momento de su detención, sólo uno de estos ciudadanos manifestó ser menor de edad, por lo que de inmediato se le sometió a pruebas radiológicas y oseométricas, que arrojaron como resultado que tenía 19 años.

De los once extranjeros detenidos, cinco de ellos fueron conducidos a Valencia, e ingresados en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE). Una vez en Valencia, cuatro de los internos, en sendos escritos de fechas 19 y 23 de abril de 2012, alegaron ante la Dirección del CIE de Zapadores ser menores de edad. Las pruebas médicas practicadas arrojaron como resultado que eran mayores de edad.

El tres de mayo de 2012 los cinco ciudadanos fueron entrevistados por las autoridades consulares de Argelia en Alicante, siendo reconocidos todos ellos como ciudadanos argelinos mayores de edad, tal y como consta en el documento Laissez-Passer. Una vez documentados, no habiendo ordenado las Autoridades Judiciales competentes la paralización del procedimiento de devolución, con fecha 4 y 8 de mayo, se procedió a la repatriación de los cinco internos.

La acusación de malos tratos presuntamente cometidos por agentes del Cuerpo Nacional de Policía contra estos internos, así como toda clase de represalias, carecen de base alguna según los informes elaborado a raíz de las denuncias. Además de las comprobaciones efectuadas por la Dirección del CIE, el Auto Judicial refrenda que las lesiones que presenta sólo uno de los internos, son «lesiones de muy escasa entidad, sin que por otra parte se conozcan las causas de las mismas; lesiones que en modo alguno pueden ser suficientes para considerar que existe una privación de tales derechos».

El 30 de abril, la abogada de los internos presentó una solicitud de hábeas corpus en el Juzgado de Instrucción número tres de Valencia, en funciones de guardia, alegando falta de requisitos legales para su ingreso al ser menores de edad, así como por violación de derechos fundamentales, al haber sido víctimas de malos tratos por parte de los agentes del Centro de Internamiento de Extranjeros. Tras incoar procedimiento, en el que se tomó declaración a cuatro de los internos, y valorarse las pruebas oportunas, el titular del Juzgado acordó el archivo del procedimiento de hábeas corpus solicitado por la letrada, desestimando la alegación de no concurrir los requisitos legales, por no haber sido acreditada, ni pericial ni documentalmente, la minoría de edad de los internos solicitantes.

Tras ser debidamente informados de los acontecimientos, ni el Juzgado de Instrucción número dos de Almería, ni el Juzgado de Instrucción número tres de Valencia, ordenaron la paralización del procedimiento de devolución que culminó con la repatriación de los cinco internos, una vez documentados por su Consulado.

En definitiva, todas las denuncias, quejas y acusaciones graves contra los funcionarios del CIE de Valencia han sido archivadas judicialmente.

Fuente: noticiasdealmeria.com

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: