El alcalde de Bruselas plantea limitar los nacimientos en la ciudad

2 octubre, 2012

El alcalde de Bruselas plantea limitar los nacimientos en la ciudad

Sería una medida para luchar contra la superpoblación que sufre la capital belga.

El alcalde de Bruselas, el socialista Freddy Thielemans, ha planteado debatir la posibilidad de limitar los nacimientos como medida para luchar contra la superpoblación que sufre la capital belga, informa este lunes la edición digital del diario Le Soir.

Las declaraciones del alcalde de Bruselas en plena campaña electoral hacia los comicios municipales que Bélgica celebra el próximo 14 de octubre han generado reacciones incluso dentro de las filas de su propio partido.

Thielemans reclamó, durante un debate electoral en Flandes, que «la limitación de los nacimientos debería de abordarse en el marco de la lucha contra la superpoblación», al tiempo que señaló que «en Bruselas muchas familias numerosas tienen siete u ocho hijos. Piden apartamentos sociales, pero esas viviendas no existen».

Ante la polémica causada por esas declaraciones, el político socialista emitió este lunes un comunicado de prensa que aclara que no apoya restringir por ley los nacimientos y subraya que respeta las «libertades individuales y las decisiones de las familias».

Por su parte, el burgomaestre de la comuna (distritos con autonomía propia que conforman Bruselas) de Molenbeek-Saint-Jean, una de las que mayor inmigración acoge en Bruselas, el también socialista Philippe Moureaux, ha respondido al alcalde a través de la red social Twitter diciendo que «en una sociedad libre, tener un niño es un derecho y una riqueza que no se negocia».

Entre 2000 y 2010 la población de Bruselas ha crecido casi el 13%, según datos oficiales, hasta alcanzar más de 1,1 millones de habitantes en 2011. La previsión oficial de las autoridades belgas es que la población de la capital comunitaria alcance los 1,23 millones de habitantes en 2020.

Alta tasa de natalidad

La capital belga presenta una tasa de natalidad superior a la media del país (en 2010 se dieron 18.612 nacimientos por 9.433 fallecimientos), así como una fuerte presencia de inmigrantes (46.949 ese mismo año, contra 17.543 emigrantes, lo que supone un aumento de 29.406 habitantes).

Sin embargo, la ciudad presenta grandes diferencias entre sus barrios y son los más poblados los que, además, reciben una mayor cantidad de inmigrantes, como el caso del citado Molenbeek. Buena parte de la inmigración que llega a Bélgica es de origen magrebí o africana, especialmente de la República Democrática del Congo, excolonia belga.

Thielemans ha negado que con la limitación de nacimientos se refiera a ninguna comunidad o religión en particular, ya que «este problema, se encuentra tanto entre las familias musulmanas, como en las judías, e incluso entre las cristianas», señala el diario Le Soir.

Los barrios más poblados y con mayores tasas de inmigración son también los que presentan mayores tasas de desempleo, incluso por encima del 20%, y más problemas con el acceso a la vivienda.

Thielemans, que opta a su reelección en las elecciones locales del próximo 14 de octubre, defendió su posición al respecto con el argumento de la necesidad de gestionar bien los servicios sociales.

«Creo que las ciudades tienen como objetivo dar cabida a todo el mundo y seguir creciendo. Es mi responsabilidad pensar en la mejor manera de administrar la explosión demográfica: Educación, vivienda, acceso a servicios de salud, el apoyo a paternidad, etc», indicó Thielemans.

Fuente: abc.es

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: