Espana: El PP corteja el voto racista criminalizando a sectores inmigrantes

3 octubre, 2012

Espana: El PP corteja el voto racista criminalizando a sectores inmigrantes

El alcalde de Gasteiz y candidato, Javier Maroto, abandera el discurso de que «hay muchas personas que vienen de otros países a vivir de la sopa boba, y además a hurtar, a robar», y las instituciones les dan ayudas.

En estos tiempos de crisis, el PP quiere explotar los clichés xenófobos sobre que extranjeros vienen «no a trabajar, sino a vivir del cuento, a vivir de la sopa boba, y además a hurtar, a robar». Quien así habla es Javier Maroto, alcalde de Gasteiz y candidato al Parlamento, que la pasada semana aseguró en una entrevista en la cadena SER que «los casos de los que estoy hablando y hay ejemplos concretos de argelinos, marroquíes, los casos de `Los bartolos’ (una familia gitana), son personas que reiteradamente delinquen, son detenidos, se hacen los trámites en los juzgados y reciben ayudas sociales. Quienes delincan reiteradamente no pueden tener de la sociedad ningún tipo de premio, ninguna prestación». Y concluyó, «las instituciones están permitiendo que aquí venga cualquiera a delinquir. Estas personas no caben entre nosotros».

En apenas unas pocas frases, Javier Maroto no solo identifica inmigración con delincuencia, sino que acusa a las instituciones actuales de permitirlo, casi de financiarlo («A los mismos delincuentes, en ocasiones rein- cidentes, el señor López les abona una nómina mensual de 840 euros», dijo el sábado ante Basagoiti y Rajoy) y presenta las ayudas sociales como «un premio».

Javier Maroto va a ser en esta campaña el referente del PP en materia de «asuntos sociales». Ayer, en el Forum Europa, defendió que «debemos adaptar nuestras normas y leyes para hacer incompatible que los mismos que rechazan nuestros principios básicos de convivencia, que no creen en nuestro modelo social y que buscan todos los subterfugios para aprovecharse de un sistema pensado en la solidaridad, puedan ser, sin embargo, los primeros en la cola para exigir prestaciones sociales, o los primeros en la ventanilla para exigir servicios públicos».

Y presentó sus propuestas como un intento de que no triunfe el discurso xenófobo. «Debemos hacerlo ahora -dijo- evitar que sea demasiado tarde, evitar que puedan crecer y medrar discursos que lo mezclen todo y busquen en la desesperación, en la xenofobia o en la intolerancia una justificación para tener voz entre nosotros».

«Cláusula de igualdad»

La pasada semana, en los micrófonos de la SER, afirmó que una de sus primeras propuesta como parlamentario será que «el que cometa delitos contra la sociedad, el que tenga antecedentes penales, no puede recibir de la sociedad ningún beneficio y mucho menos ayudas sociales».

Se ha hablado incluso, como si fuera algo general, de que reclusos que están en prisión cobran ayudas sociales. Sin embargo, el pasado mes de mayo, el propio Ayuntamiento de Gasteiz respondía a un ciudadano que expresaba una opinión similar en la web municipal que «el Decreto 147/2010 de la Renta de Garantía de Ingresos establece, en su artículo 9 apartado 6, el requisito de no encontrarse en prisión ni en el momento de la solicitud ni durante la instrucción del expediente».

Javier Maroto lanzó ayer otra propuesta de apariencia incluso progresista. Propuso la creación de una «Cláusula Cívica por la Igualdad», para que «quienes reciban prestaciones sociales asuman por escrito el principio básico de igualdad entre hombres y mujeres. Igualdad ante la ley, igualdad en la sociedad, igualdad en derechos y obligaciones». El Ayuntamiento de Gasteiz remitió una nota a los medios con la idea.

¿En quién estaba pensando el candidato del PP? «Uno no puede venir a Euskadi sin aceptar principios básicos de convivencia, como la igualdad en derechos y obligaciones de los hombres y las mujeres», explicó. De nuevo «los venidos», como si no hubiera machistas y maltratadores nacidos en Euskal Herria.

Según datos ofrecidos por el candidato, cuya procedencia y ámbito geográfico no explicó, «el 43,6 % de las denuncias de violencia de género las hacen mujeres extranjeras aunque la presencia de esas mismas mujeres extranjeras supera escasamente el 9 % en nuestra sociedad».

Según el Ministerio de Interior, de los encarcelados por violencia de género en todo el Estado, el 65% son ciudadanos españoles.

En cualquier caso, no aclaró qué tiene que ver la firma de una cláusula de igualdad, con la prevención de la violencia de género.

Los grupos municipales de Bildu y PNV hicieron públicas sendas notas en las que critican al alcalde y anuncian la próxima petición de explicaciones.

Javier Maroto, en cualquier caso, tiene la convicción de que su posición hará que el PP gane votos. Asegura que «hay mucha gente que está harta de escuchar lo políticamente correcto y quiere que se haga lo correcto políticamente». Añade que «hay una mayoría social que piensa como yo». Y presenta sus credenciales: «Yo dije no a la mezquina a Zaramaga, soy alcalde y no hay mezquita».

Ezenarro no quiere que EH Bildu «lidere la sociedad vasca»

La exparlamentaria Aintzane Ezenarro hizo público ayer un escrito de manera conjunta en el grupo Vocento y en el Grupo Noticias, en el que, bajo el título «Lo que está en juego», afirma que «no sería bueno que quienes hasta hoy han justificado la violencia lideraran la sociedad vasca sin haber hecho autocrítica, sin asumir sus responsabilidades, sin siquiera decir que `matar ha estado mal’». En su artículo de opinión, relata que «una verdadera transición requiere que quienes han apoyado la estrategia político-militar reconozcan que ha sido un desastre»; «que los que han mantenido actitudes de presión y coacción a nivel local durante 35 largos años de democracia reconozcan que han actuado mal y se comprometan a cambiar de actitud. Y no traten de tapar su error, maquillándolo con supuestos éxitos electorales». GARA

Etxebizitza eta enplegua, EH Bilduren gazte programaren ildo nagusiak

EH Bilduk gazte programaren proposamena aurkeztu zuen atzo Bilbon, Laura Mintegik eginiko agerraldian. Koalizio soberanistaren Bizkaiko, Arabako eta Gipuzkoako hautagai gazteenen babesa izan zuen lehendakarigaiak ekitaldian.

Atzokoa «proposamena baino ez dela» nabarmendu zuen koalizioak, eta programa hau hobetu, eztabaidatu edota kritikatzeko beste zita bat jarri zuen: urriaren 12an, Gasteizko pilotalekuan, arratsaldeko seietan. Mintegik zehaztu bezala, data eta tokia «ez dira kasualak», alde batetik «inposatutako jai egunean delako, onartzen ez duguna» eta bestalde, «Gasteizko pilotalekua auzolanean berreraikitako gunea delako».

Gazte programa hau, Argi Zulaika hautagaiak adierazi bezala, «gazteek planteatutakoa, garatutakoa eta eginikoa da», eta ez «helduek gure izenean egindako mezu faltsuen batura».

Programaren muinari helduz, Mintegik «euskal gazteriaren lege berri» baten premia nabarmendu zuen, «arlo guztietan, gazteei begirako politika publikoak bultzatu ahal izateko».

Koalizio independentistaren lehendakarigaiak bi gai kokatu zituen beste guztien gainetik: etxebizitza eta lana. Azken arlo horretan, «gazteen kontratazioa bultzatzeko politikak martxan jarriko genituzke, diru laguntzen bidez edota I+G+B-n inbertituz».

Enpleguaren arloarekin lotu zuen Mintegik etxebizitzaren gaia. «Lehendabiziko lana aurkitu duten gazteentzat alokairu soziala bultzatu behar da, hau da, ordaintzen duten alokairua euren soldataren gainetik ez egotea, gaur egun kasu gehienetan gertatzen den bezalaxe», adierazi zuen lehendakarigaiak.

Gaztetxeak ere hizpide izan zituen Laura Mintegik. Eh Bilduren ustez, gaztetxeak «kultura alternatiboaren pizgarri eta motore dira», eta hortaz, «behar duten errekonozimendua emango zaie instituzioetatik, jendarteratzen saiatuko gara, betiere autogestioa errespetatuz».

Laura Mintegi, EH Bilduko Arabako, Gipuzkoako eta Bizkaiko hautagai gazteenekin, gazte programaren aurkezpenean.

Iñaki IRIONDO
Fuente: gara.net

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: