Ecuador: Droga en colegios, viejo problema y nada efectivas soluciones

6 noviembre, 2012

imagen-Ecuador: Droga en colegios, viejo problema y nada efectivas soluciones

Ante las denuncias, reportajes e investigaciones realizadas por varios medios de comunicación televisivos y escritos, respecto a la venta y consumo de drogas en los colegios de nuestro país, a raíz del lamentable fallecimiento de dos jóvenes  en la provincia del Guayas, la Juventud Revolucionaria del Ecuador, JRE, manifiesta:

Saludamos la preocupación y actividades periodísticas realizadas por dichos medios, pero al mismo tiempo es necesario  señalar y entender que esta problemática no es nueva en las instituciones educativas, es un fenómeno social que se ha   venido desarrollando a pasos rápidos desde hace varios años y ante el cual el Ministerio de Educación, el Ministerio del  Interior, el Ministerio de Inclusión Económica y Social, la DINAPEN, el CONSEP, entre otras, muy poco han realizado para prestarle atención.

Es indispensable dejar en claro que los jóvenes no somos la causa del problema. Ni delincuentes, ni criminales, somos  víctimas de la problemática, como resultado de tener una sociedad que no garantiza una seguridad integral a sus habitantes y peor aún oportunidades para la forja de un futuro digno. Condenamos la satanización y criminalización a la juventud  que se puede generar.

El gobierno de Rafael Correa gasta millones de dólares en publicidad para vanagloriarse del incremento en la inversión  social, y de su famoso Plan de Seguridad Ciudadana, (PSC) pero el problema no es cuánto se invierta sino la efectividad y los resultados de dicha inversión.

El incremento de la venta y consumo de drogas en los colegios es consecuencia de que su PSC ha fracasado entre la
juventud, y su inversión social no ha resuelto los verdaderos problemas de los jóvenes.

Mientras la política social se concentre en una visión clientelar, populista y demagoga, que hace cosas como regalar uniformes y útiles escolares a los estudiantes, y no en garantizar elementos sustanciales para el desarrollo de la juventud, como la atención a hogares disfuncionales o desintegrados fruto de la migración, o contar con espacios de recreación equipados, seguros y dignos, con fuentes de empleo entre otros; mientras los ejes del PSC sean la coerción y represión y no la prevención, el problema continuará y crecerá.

Consideramos que la problemática no se solucionará convirtiendo a los centros educativos en penitenciarías y a los docentes en sus respectivos guías, ni tampoco con la militarización de las instituciones.

Nos preguntamos: de toda la “gran inversión” que se ha hecho por parte del Estado en educación, ¿cuánto se ha destinado al equipamiento, fortalecimiento y capacitación a los Departamentos de  Orientación y Bienestar Estudiantil
(DOBES)? Conscientes de que es un problema a solucionar a un mediano y largo plazo, y que el Estado a través de sus respectivas instituciones gubernamentales es el principal responsable, la JRE manifiesta y propone: • Exigimos al gobierno una inmediata revisión de su política social y de su PSC en el objetivo de tomar verdaderamente a la juventud como un sector sustancial a atender.

• Exigir al régimen la implementación de forma inmediata medidas preventivas como el desarrollo de charlas, talleres, capacitaciones en las instituciones educativas, coordinadas por las instituciones estatales respectivas, pero en las cuales los principales protagonistas sean los estudiantes a través de sus organizaciones naturales como son los clubes, directivas de curso, consejos estudiantiles y federación de estudiantes.

• La creación de brigadas de seguridad en cada colegio, formadas entre estudiantes, padres de familia y autoridades, con la respectiva capacitación por parte de las instituciones del Estado, para velar por la seguridad del estudiantado.

• Lamentablemente, muchos jóvenes se han sumergido en el mundo de las drogas por distintos factores y sus familias no pueden solventar el tratamiento para su recuperación y rehabilitación, pues solo hay centros privados. Proponemos que el Estado construya centros públicos para el tratamiento profesional de adicciones, y que sean totalmente gratuitos.

• Exigimos al Estado se tomen medidas como: equipar de cerramientos seguros en los colegios, rehabilitación de los espacios de recreación de las instituciones, construcción de canchas y parques en los barrios pobres y marginales del país,  equipar de alumbrado público alrededor de las instituciones educativas, y revisar las últimas reformas educativas que garanticen el acceso universal a la educación, la limitan.

• Realizar inmediatamente encuentros nacionales entre instituciones públicas, empresas privadas, instituciones educativas
y organizaciones estudiantiles y juveniles para discutir esta problemática y elaborar un Plan Nacional de Seguridad
Integral Juvenil. SECRETARIADO NACIONAL JRE.

POR REDACCIÓN OPCIÓN

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: