Contra el racismo oficial en Marruecos

9 noviembre, 2012

Imagen-Contra el racismo oficial en Marruecos

Siete organizaciones humanitarias elevan su voz por vez primera por la represión que sufren los inmigrantes por parte de las autoridades.

La sede de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) de Rabat ha acogido este jueves un acto en el que siete organizaciones humanitarias han denunciado la represión que sufren los inmigrantes, especialmente los subsaharianos, por parte del Gobierno de Marruecos. La situación que se vive es calificada de «racismo oficial» Hicham Rachidi, fundador del Grupo Antirracista de Acompañamiento y Defenas de los Extranjeros y Migrantes (GADEM), una de estas ONG.

El acto coincide con el incremento de los ataques que esta comunidad inmigrante está recibiendo de cierto sector de la Prensa local, donde son calificados de delincuentes, transmisores del sida o traficantes de droga. El último número del semanario Maroc Hebdo abre con el retrato en primer plano de un joven de raza negra con el título: «El peligro negro».

Parte del maltrato que denuncian se ve reflejado en las expulsiones hacia la frontera argelina por parte del Ministerio del Interior de cientos de subsaharianos detenidos cerca de la valla de Melilla. Varias decenas de ellos volvieron a intentar entrar en la ciudad española en la madrugada del jueves, pero el despliegue de agentes a ambos lados se lo impidió. Rabat ha expulsado a 10.000 emigrantes hacia el país vecino en los últimos seis meses, según fuentes oficiales citadas por la agencia France Presse.

La gota que colmó el vaso de la sociedad civil marroquí fue la detención en la capital de uno de los líderes de la comunidad subsahariana el pasado 20 de octubre. El guineano Camara Laye espera sentencia en la cárcel de Salé, junto a Rabat, acusado de venta ilegal de alcohol y tabaco.

Laye comparecerá de nuevo hoy viernes en el tribunal de primera instancia de la capital en un juicio que, a diferencia de hace unos días, sus abogados no desean retrasar. A las puertas del edificio hay convocada una manifestación de protesta.

Camara Laye fue detenido unas horas antes de entregar a la AMDH, la organización de derechos humanos más combativa del país y de la que es miembro, un informe sobre violencia contra inmigrantes en Marruecos en el que, como en ocasiones anteriores, las autoridades no salían anda bien paradas.

Laye, que ni es musulmán ni es marroquí, ha reconocido a sus abogados que había comprado tres botellas de vino para recibir a unos amigos en casa y que disponía de 24 paquetes de tabaco, no 240 como aparece en el escrito de acusación. No hay ninguna ley del reino alauí que impida al detenido poseer ese alcohol y esos paquetes de tabaco, añade Rachidi.

Mejor que en 2005

En todo caso, el fundador de Gadem entiende que «no hay que exagerar» y la situación actual «no es tan grave como la que llegó a vivirse en 2005, cuando las autoridades marroquíes enviaron al desierto a 3.500 subsaharianos» con el silencio cómplice de España en la conocida como crisis de las vallas de Ceuta y Melilla, cuando murieron al menos una quincena de emigrantes.

Aunque no hay cifras oficiales que lo avalen de una manera segura, Marruecos sigue acogiendo hoy a varios miles de subsaharianos en situación irregular o con el estatuto de refugiado -seguramente más de 10.000- que han llegado al país magrebí con la intención de dar el salto a Europa.

Para muchos de ellos cruzar el Estrecho de Gibraltar es tarea casi imposible y acaban quedándose en el reino alauí. Por eso, en numerosos casos ha pasado de ser un país de tránsito a un país de acogida. En todo caso, los derechos de estos inmigrantes están muy lejos de ser respetados a pesar de que Marruecos es firmante de las convenciones internacionales que le obligan a ello.

Fuente: abc.es

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post: