Ecuador: No mas farandula electorera

20 noviembre, 2012

Imagen-Ecuador: No mas farandula electorera

Por: Galo F. Benítez

Al momento de escribir esta nota leo la prensa para informarme sobre el incremento imparable de los productos de primera necesidad en los mercados del país, cosa que nos obliga a todos los ecuatorianos a apretar aún más los cinturones para hacer alcanzar la comida para la familia.

Con seguridad soy, uno de tantos ecuatorianos de clase media con tendencia a la baja, que a pesar de la crisis económica que nos ha legado la dolarización, no he perdido el amor a la patria y el interés por los asuntos políticos y económicos del Ecuador.

Hoy, el cinismo se ha convertido en la mascarada que tapa los rostros “frescos” de los políticos, que vuelven a escena para seguir prostituyendo la democracia, a niveles que rebasan todo límite de vergüenza y dignidad.  Empezando por el partido de gobierno, las viejas prácticas de la partidocracia inmunda se vuelven a reproducir en pleno Siglo XXI:

Hoy vale más la patada de un futbolista que la seriedad y la preparación de un candidato; hoy se vende mejor un (a) cantante de tecnocumbia que un patriota entendido en realidad nacional, economía y leyes; hoy se exhibe mejor un comediante mediocre que el aplomo ético y cívico del candidato idóneo para llegar a la Asamblea Nacional.

Ante la mediocridad de la política que promueve este sistema, me sumo a la candidatura del burro a la asamblea, pues como ya se dijo, un asno piensa y es más responsable que los borregos que han pasado por la Asamblea.

En la alcantarilla politiquera flotan candidatos de movimientos y partidos como Avanza, Sociedad Patriótica, Prian, PRE, Alianza País, Madera de Guerrero, PSC, CREO, etc, todos envestidos del oportunismo electoral para convertir los próximos comicios en un vergonzoso baratillo de farándula rocanrolera.

Jamás me creí el cuento de que vivimos en democracia, que los ecuatorianos debemos defenderla, así como es; así como nos pinta el poder, reflejado por los grandes medios de comunicación y la banca parasitaria. El común de los ciudadanos alienados por el sistema, vive convencido que los EE.UU. es el ejemplo de libertad democrática; la verdad es que una vez más quedó demostrado que las grandes corporaciones que apoyaron a Obama o a Romney prefirieron gastar sobre los 6 mil millones de dólares en las elecciones, en lugar de destinar los recursos para atender a los damnificados del Huracán Sandy que devastó New York, hace poco.

Quienes se frotan las manos, en el sistema capitalista local, son los medios, los banqueros, las grandes empresas de opinión, publicidad y marketing. Quienes financian la campaña de los partidos políticos son los contratistas de los gobiernos municipales, prefecturas, etc. Si tienes billete y eres caradura para soportar la corrupción reinante, tienes posibilidades de participar en política. Sin embargo, hoy la balanza electoral tiene contrapeso de fraude, cuando todos los ex ID, ex socialcristianos, ex PRE, etc, se han vuelto camaleones; hoy todos se pintan de verde y pugnan por subirse a la maquinaria de la 35, para disque tener alguna opción de ganar las elecciones.

Entre 2006 y 2013 el gasto electoral supera fácilmente los 1000 millones de dólares, en un país sumido en la pobreza, que más allá de los puentes y carreteras construidas; las 20 escuelitas del milenio, las sillas de ruedas y los nuevos hospitales sin medicinas y sin especialistas, tiene un gran segmento de la  población desnutrida, inculta y empobrecida.

Yo, un ilustre desconocido, abogo -como errante en el desierto- por un verdadero cambio, en lugar del insultante derroche que representa las campañas electorales. Es tiempo de reformar la ley de gasto electoral para que se prohíba la publicidad en el país, en cualquiera de sus formas; que el gobierno se abstenga antes y después de las elecciones, en promocionar mediante los partidos de fútbol o en las cadenas de TV sus logros maquillados; que se ordene –como único medio autorizado- la transmisión a través de cadenas nacionales en radio y televisión, a fin de que los candidatos expongan a nivel nacional sus propuestas, en igualdad de condiciones. Por contribución cívica, a los medios no se les deberá pagar un solo centavo, pues mucho han ganado con las cuñas millonarias del oficialismo. De esta manera, los electores podrán distinguir entre los farsantes demagogos de siempre y los verdaderos pro  hombres que busquen servir al pueblo y no convertirse en los traidores de lesa patria.

Es necesario limitar al máximo el uso de la radio, periódicos y TV, que en general son de propiedad de los potenciales candidatos o sus allegados, quienes –gracias a las cuñas- son los únicos opcionados a un cargo público. De esta forma se podrá cortar el abuso de poder, que hoy es la espada que lesiona el derecho a la expresión y la comunicación.  Es perentorio limitar aquellas encuestas de opinión que –de manera solapada- favorecen al Presidente, inclinando la balanza a un candidato, meses antes de que empiece la campaña.

A los presidenciables, entre los que figuran un evasor de impuestos, un golpista, el representante de la banca parásita, un prófugo de la justicia, dos ex asalariados de la USAID, y sobre todo, el más conspicuo vende patria que recuerde la historia reciente del Siglo XXI; habrá que preguntarles cuál va a hacer su postura ante los desafíos que demanda el Ecuador del presente y del futuro:

-       ¿Mantendrá vigente el contrato de Telefonía Celular con las operadoras Movi y Claro, que le significa al estado dejar de percibir más de 30 mil millones de dólares de ingresos en los próximos 15 años; o, tomará la decisión patriótica de revertir la operación a manos de CNT, en lugar de seguir cargando la iliquidez fiscal con más impuestos sobre la espaldas de los contribuyentes?

-       ¿Hará respetar los derechos de la naturaleza, consagrados en la Constitución, declarando al Ecuador ‘territorio libre de minería a cielo abierto’ o, continuará firmando contratos con las empresas mineras multinacionales, que se disputan iniciar el saqueo de las riquezas que yacen en el subsuelo?

-       ¿Estaría dispuesto Ud. a decretar como política de estado el apoyo irrestricto al ecoturismo y a la agroindustria, como fuente primaria de ingresos, parte esencial de la soberanía alimentaria; para lo cual aprobaría leyes que promuevan, financien y desarrollen proyectos agro ecológicos y turísticos a lo largo y ancho de la república?

-       ¿Desconocería por inconvenientes, inconstitucionales y atentatorios a la soberanía nacional, la firma de los contratos de renegociación petrolera, que han permitido exonerar a las compañías el pago de regalías; que les duplicó la tarifa por barril extraído, etc, para nacionalizar los hidrocarburos, a fin de crear una sola empresa estatal, capaz de operar todos los campos de la Amazonía, considerando que los técnicos nacionales están capacitados para manejar la tecnología disponible en el mercado petrolero?

-       ¿Declararía la moratoria petrolera inmediata, para que los 21 bloques del suroriente, o cualquier otro proyecto que afecte a la comunidad y a las áreas protegidas, sea archivado, a fin de que se frene la devastación causada por la contaminación petrolera en la Amazonía?

-       ¿Decretaría el derecho al agua como fundamental para el buen vivir de todos y todas, a fin de aprobar leyes que ordenen la redistribución de la tenencia y aprovechamiento del recurso, en igualdad de condiciones, para favorecer sobre todo a los campesinos?

-       ¿Rompería el monopolio comercial de las grandes cadenas alimenticias para que el estado entre a normar el mercado y compita con bajos precios, a fin de combatir a los grandes especuladores que acaparan la producción nacional y fomentan una espiral inflacionaria imparable?

-       ¿Estaría dispuesto Ud. a entregar a la sociedad civil, llámese gremios profesionales, universidades, escuelas, colegios, sindicatos de trabajadores y docentes, y pueblo en general, todos los medios incautados al Grupo Isaías, para que de forma democrática el gobierno financie y/o subsidie por ley, la parrilla de programación, de tal forma que la población ejerza verdaderamente el derecho a la comunicación, sin restricción económica alguna?

-       ¿Desmontaría el mamotreto de leyes vigentes que han criminalizado la protesta, judicializado a los luchadores sociales y creado un marco jurídico propio de regímenes represivos y antidemocráticos, como los EE.UU. de Norteamérica?

-       ¿Disolvería el Sistema de Vigilancia Técnica Electrónica SVT-E, y a su equipo humano ejecutor, por el cual el gobierno de Correa ha montado un plan tecnológico sofisticado de espionaje telefónico, intercepción de correos electrónicos, datos, voz, etc, con asesoramiento de los EE.UU., para neutralizar las voces disidentes de oposición, hecho que lesiona las libertades ciudadanas y convierte al estado en un agente fascista persecutor?

-       ¿Destinaría los millonarios recursos que hoy financia la represión a cargo de la Policía y las FF.AA. so pretexto de fortalecer la seguridad ciudadana y combatir el terrorismo; para invertir en la prevención temprana del delito en los barrios marginales, en las zonas rurales y campesinas, donde se concentra más del 70% de los pobres del Ecuador?

-       ¿Estaría dispuesto a comprar menos aviones tripulados, superbombarderos, helicópteros artillados, que sangran el presupuesto estatal, para comprar más hospitales, ambulancias, escuelas, computadoras; más tractores e insumos para reactivar la producción agrícola?

-       ¿Cambiaría el rol guerrerista de las FF.AA., huella del paso por la ex Escuela de las Américas, para destinarle la función prioritaria de dejar el fusil por el azadón, la pala y el tractor; a fin de alcanzar a corto plazo la reactivación del campo y así convertir al Ecuador en una potencia agropecuaria a nivel mundial?

-       ¿Instauraría al Nuevo Sucre o al Alfaro como moneda oficial del Ecuador, dándole el soporte financiero necesario para su circulación a nivel nacional, como medida necesaria para recuperar la identidad y la soberanía monetaria?

-       ¿Desconocería la aprobación en la Asamblea  del documento que permite la integración del país a la CONVEMAR, por el cual Ecuador renunció al derecho soberano sobre las 200 millas de mar territorial; en cuyo reemplazo se admitió la existencia de una zona económica exclusiva de 188 millas, para que los gobiernos entreguistas del futuro, puedan concesionar a las multinacionales la explotación del océano y sus riquezas ictiológicas y minerales?

-       ¿De llegar a ser elegido seguiría el ejemplo de Pepe Mujica, Presidente de Uruguay, quien destina por su propia voluntad, el 90% de su sueldo para obras de beneficencia, percibiendo 1000 dólares mensuales? ¿Promovería en los asambleístas, alcaldes, prefectos, etc, este buen ejemplo?

-       ¿En lugar de pedir la amnistía a favor de Dahik, de Noboa, como lo hizo el actual gobierno, Ud. tomaría la determinación de exigir la extradición de los banqueros y ex presidentes prófugos de la justicia para que sean embargados sus bienes, juzgados y condenados por la Justicia?

Como Ud. podrá imaginarse amigo lector, las preguntas no paran, pero es tiempo de meditar un poco. Los presidenciables antes mencionados se sentirían incómodos ante este cuestionario, pues todos –en la realidad, gane quien gane- van a profundizar el modelo de la Escuela de Chicago, establecido por su mejor alumno, Rafael Correa. El bobo aperturismo al capital privado internacional, hoy sometido al patio trasero de los gringos, entiéndase la China comunista, es el norte a seguir por el neoliberalismo acuñado por la revolución ciudadana.

Antes de concluir, me gustaría hacerle las mismas preguntas al candidato Alberto Acosta, cuya vinculación pasada a la 35, no se puede desconocer. En medio de tanta engañifa electorera, veo una marea de trabajadores movilizados, vislumbro una multitud de campesinos organizados; alcanzo a ver a los comerciantes de la calle en pie de lucha.

Es el pueblo humilde y pauperizado por la dolarización; son las mentes aún no alienadas por el lavado cerebral promovido desde Carondelet, que se aglutinan en torno a un proyecto político inédito. Es en suma, la Coordinadora de las Izquierdas, donde hoy confluye la negritud, el indigenado y la clase obrera. En medio de vivas camina el maestro y el estudiante en pos de un noble ideal de cambio, para volver a refundar la Patria.

Tarea harto difícil desmontar la aplanadora electoral de un gobierno que maneja el mejor equipo del cinismo publicitario, que terminó encantando al pueblo con proclamas usurpadas a la gloriosa gesta de Allende, que logró apropiarse de las consignas de El Ché, para gobernar con la derecha de siempre.

Por lo pronto asimilo la lección, mi candidato sigue siendo el burro, pues como alguien dijo, es preferible un burro, que un pelotero; un asno que rebuzne a un cantante rockolero. Ecuatorianos, votemos con responsabilidad, la Patria se la están llevando en hombros mientras nos clavan –como a Cristo- día a día con más impuestos.

 

 

 

PRENSA ALTERNATIVA

 

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: