Ecuador: El Sepulturero

22 noviembre, 2012

Imagen Ecuador: Revolucion ciudadana. Un Proyecto Politico Personal de Rafael Correa

 

Por: Galo F. Benitez

Como ya se preveía, la revolución ciudadana ha conseguido uno de sus objetivos más acariciados, en los cambios que impone el eje neoliberal del Siglo XXI, sepultando a una empresa con historia, como es Petroecuador y muy en especial, Petroproducción.

La campaña de desprestigio patrocinada por el mismísimo Presidente de la República, fue planificada con años de anticipación. “La empresa está plagada de sindicalistas corruptos, es ineficiente, requiere de un cambio urgente, para evitar el colapso del sector hidrocarburífero, que afecte a la seguridad del estado”.

En efecto, tras bambalinas, el sector privado alentó al gobierno, a fin de menoscabar la organización sindical provocando el despido de los principales dirigentes, como también la eliminación del representante de los trabajadores al Directorio Político de Petroecuador. Allí estuvo Wilson Pastor, Galo Chiriboga, Jorge Glass y tantos otros agenciosos funcionarios que acondicionaron el terreno para sentar las bases de una empresa apolítica, con trabajadores obedientes y sumisos a todo proceso de cambio que busque la privatización, aunque tras ese objetivo se violen sus derechos o menoscabe su dignidad.

La Marina aportó con el plan de reestructuración, que habría de cambiar los horarios de los técnicos y trabajadores en general, se dio cumplimiento a las recomendaciones de las empresas auditoras que sugirieron la reducción de personal, cosa que se ha venido materializando en los últimos años, sin respetar los contratos colectivos, que fueron botados al tacho de la basura, violando la Constitución y la Ley.

El objetivo inmediato, no solo fue la renegociación de los contratos petroleros, un combo generoso a favor de la empresa privada, sino la fusión de todos los campos de EP- Petroecuador a la consentida de Correa, la ex OXY, Petroamazonas-EP. En ese sentido, mediante Decreto Ejecutivo firmado el 1 de noviembre de 2012, Rafael Correa, bajo la premisa de modernización, reducir los costos operativos y alcanzar una mejor cultura empresarial, dispuso la fusión de los campos petroleros (las joyas de la corona) a Petroamazonas.

En rueda de prensa conjunta, el hoy tristemente célebre gerente de Petroecuador, Marco Calvopiña, junto con el gerente de Petroamazonas, Oswaldo Madrid y, como testigo de honor, el ministro encargado Ramiro Cazar, sellaron la fusión y virtual desaparición de la empresa estatal de exploración y producción petrolera, para entregar en bandeja, a la heredera de la OXY, todo el patrimonio hidrocarburífero de la nación.

Según reseña la prensa, se entregó a Petroamazonas los campos Lago Agrio, Shushufindi, Auca, Cuyabeno, Libertador y Pucuna. Dentro del remate petrolero consta la cesión de los derechos del Bloque 1 y el campo Amistad del Golfo de Guayaquil, con más de 60 millones de pies cúbicos de gas, en reservas.

Vale decir, parafraseando a Eduardo Galeano y su célebre obra “Las venas abiertas de América Latina”, mientras unos ordeñaban la vaca, otros se llevan la leche. En este punto, recordemos algo de la historia reciente:

OXY, la que hoy demandó al estado en más de 3300 millones de dólares por la caducidad del contrato en 2006, tal parece que todavía está presente en el Ecuador, pues sus trabajadores, muchos de los cuales pasaron a trabajar en Petroamazonas, al cumplirse el año de la salida de OXY, se vistieron de negro, como señal de luto por la salida de la compañía gringa. Entre bastidores se supo que mucho después que la petrolera salga del país, los vende patria seguían enviando por fibra óptica los reportes de producción a sus jefes en EE.UU.

A Correa lo elegimos en 2006, con el compromiso de nacionalizar la industria petrolera, cosa que nunca se cumplió. El Presidente empezaría a mover las fichas para desprestigiar a Petroecuador y demostrar su perverso favoritismo. En 2007, en lugar de revertir las operaciones del Bloque 15 a Petroproducción, el régimen permitió la creación de una sociedad anónima a cargo de la operación de los campos de OXY, con un volumen de 97 mil barriles de producción diaria. Más tarde, los Bloques 7 y 21, que pertenecieron a la francesa Perenco, le cedieron a Petroamazonas, con lo cual recibió una producción adicional de 35 mil barriles.

Posteriormente, el gobierno vuelve a demostrar su inclinación por Petroamazonas, negando al trabajador estatal su eficiencia y, le adjudica también la administración del campo Palo Azul y el Bloque 18, que fue manejado por Petrobrás. Como decía un trabajador de la estatal: “Así cualquiera sube la producción”.

Lo que antes era impensado, durante los gobiernos de Gutiérrez o Noboa, ahora sí el IESS, de la mano del ex ID, Ramiro González, invirtió 165 millones de dólares del Seguro y, acordó con Petroamazonas la firma del fideicomiso de explotación del campo Pañacocha (de propiedad de Petroecuador), para su explotación. Otra mutilación más a las reservas disponibles de la estatal, que hoy le permite a Petroamazonas obtener más de 7 mil barriles adicionales. Súmele a todos los campos entregados, el Bloque 31, que colinda con el ITT, campo de crudo pesado que hoy se lo preserva para la extracción de crudo del Parque Nacional Yasuní, una vez que la Refinería del Pacífico entre en funcionamiento. He allí el doble discurso del poder, pues por todo lado el gobierno promociona la no explotación del ITT, mientras avanza la construcción de las facilidades de superficie en los campos Apaika y Nenke, para conectar finalmente al ITT.

En concreto, el país debe reflexionar sobre el alcance de la decisión tomada en torno a la fusión a Petroamazonas, en base a las siguientes consideraciones:

-SIN DUDA QUE CON LA FUSIÓN -CUAL PIRAÑAS QUE DEVORAN A LA PRESA- LAS EMPRESAS DE SERVICIOS PUGNARÁN POR HACERSE CARGO DE LOS CONTRATOS DE MANTENIMIENTO, PERFORACIÓN, SERVICIOS GENERALES, ETC.

-  PETROAMAZONAS AUMENTA LA PRODUCCION GRACIAS A LA ENTREGA POR PARTE DEL GOBIERNO DE CAMPOS EN PLENA OPERACIÓN. ¿DÓNDE ESTÁ EL MÉRITO?

-  PETROAMAZONAS TIENE UN COSTO DE PRODUCCION DE $. 8,00 EL BARRIL. PETROECUADOR

PRODUCE A $.4,5 CADA BARRIL. ¿CÓMO ES POSIBLE QUE EL REGIMEN ENTREGUE LA PRODUCCIÓN PETROLERA NACIONAL A UNA EMPRESA CUYOS COSTOS SON EL DOBLE DE LA EXTINTA EMPRESA ESTATAL? ¡HE ALLÍ EL PERJUICIO A LA NACIÓN!

- PETROECUADOR ALBERGA DESDE 2010 A MÁS DE 2000 TRABAJADORES TERCERIZADOS QUE HOY SON DE PLANTA. EN PETROAMAZONAS LA TERCERIZACIÓN ES UN DENOMINADOR COMÚN. ¿QUÉ VA A PASAR CON LOS TRABAJADORES A CONTRATO, SI ELLOS EXIGEN SU INMEDIATO INGRESO A LA EMPRESA?

- CON LA FUSIÓN A PETROAMAZONAS, PETROECUADOR ENTREGÓ EN BANDEJA 1544  MILLONES DE BARRILES DE CRUDO DE RESERVAS EN CAMPOS AÚN NO EXPLOTADOS NI DESARROLLADOS.

- PETROECUADOR NO SOLO QUE HA CUMPLIDO LAS METAS DE PRODUCCIÓN, SINO QUE HA DESCUBIERTO MÁS RESERVAS EN CAMPOS NUEVOS, COMO DRAGO, ARAZÁ, ETC.

- A PETROAMAZONAS LE CONVIENE ABSORBER A PETROECUADOR PUES SUS RESERVAS APENAS LLEGAN A 50 MILLONES DE BARRILES, SEGÚN EL ÚLTIMO INFORME DE LA AUDITORA DELOITTE & TOUCHE. EN CAMBIO QUE LOS CAMPOS ESTATALES DE PETROECUADOR ALBERGAN SOBRE LOS 1500 MILLONES DE BARRILES DE RESERVAS REMANENTES, EN CAMPOS EN PLENA PRODUCCIÓN.

- LO SENSATO Y PATRIÓTICO DEBIÓ SER QUE PETROECUADOR ABSORBA A PETROAMAZONAS, POR TENER MÁS EXPERIENCIA, POR HABER SIDO POR 40 AÑOS UNA ESCUELA DE FORMACIÓN

DE TÉCNICOS Y PROFESIONALES, MUCHOS DE ELLOS, AHORA MISMO SON JEFES EN LAS EMPRESAS PRIVADAS, INCLUIDA PETROAMAZONAS.

-  ENTREGAR MÁS CAMPOS A PETROAMAZONAS ES UN RIESGO, PUES SOBRE EL BLOQUE 15 PESA UNA DEMANDA INTERNACIONAL DE 3300 MILLONES DE DOLARES, QUE INTERPUSO LA OXY EN CONTRA DEL ESTADO ECUATORIANO, A RAIZ DE LA CADUCIDAD DEL CONTRATO

DEL BLOQUE 15.

Siendo el sector petrolero, la base del Presupuesto General del Estado, al Ecuador le conviene preservar el recurso para tiempos de vacas flacas, pensando en las actuales y las futuras generaciones. La sobreexplotación de los campos, a cargo sobre todo de la empresa privada, ha dejado secuelas de contaminación y pérdida de reservas que pudieron ser manejadas con responsabilidad, para evitar que los pozos queden inundados de agua. Por ejemplo, en entrevista concedida por el actual gerente de Petroamazonas, Oswaldo Madrid, reconoce que el campo Edén Yuturi, con 61 mil barriles diarios, genera más de 300 mil barriles de agua tóxica, la cual a pesar de ser reinyectada en el subsuelo –a la larga- afecta los acuíferos de agua dulce.

Madrid parece ser la ficha clave para el plan de Correa y Pastor, en torno a la privatización a gran escala del sector petrolero. No fue casual el hecho que en el Directorio Político de Petroecuador hayan decidido dividir el mapa hidrocarburífero, para pasar de 21 bloques a 60. Con aquello se creó el escenario que permite multiplicar el naipe de la privatización a través de todas las modalidades posibles de contratos petroleros. Según dato de prensa, Madrid se dio el lujo de presentar a Petroamazonas –tiempo antes de que Petroecuador desaparezca- como una apuesta segura para la inversión extranjera. Lo hizo durante el Sexto Foro Andean Energy Summit, celebrado en Bogotá, el pasado mes de julio.

El alto funcionario anunció con bombos y platillos que Petroamazonas se hará cargo del 63% de la producción nacional (12 bloques, 309.000 barriles de crudo por día). En tal sentido, el objetivo fue y sigue siendo promocionar la undécima ronda petrolera, para la adjudicación de los campos del suroriente de la Amazonía. Ahora mismo se comprueba cómo el régimen utiliza a Petroamazonas como la gran vitrina de exhibición, para el remate del patrimonio nacional. Con esa meta se promueven eventos al más alto nivel, en efecto, para el 28 de noviembre de este año, como parte de la séptima edición del Encuentro Anual de Energía y Petróleo, el gobierno presentará la XI Ronda Petrolera, para la licitación de 16 bloques, ubicados en las provincias de Pastaza y Morona Santiago. Como siempre, se tendrá como invitados de honor al dúo dinámico de la privatización, a los candidatos a la Presidencia, Rafael Correa y Jorge Glass.

Y en todo lo relatado, como siempre figura como invitado de piedra, el pueblo, el cual es adulado en tiempo de campaña como el soberano, pero para votar como borrego por los vende patria de siempre. Ya mismo se aproximan las elecciones, allí verán a Correa ofrecer continuar con la revolución ciudadana para hacerle soñar a la gente con el paraíso terrenal, aunque para ello tenga que vender a la mismísima Patria.

PRENSA ALTERNATIVA

 

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: