Ecuador: ¿Lucha contra la corrupcion?

22 noviembre, 2012

Imagen-Ecuador Lucha contra la corrupcion

Las elecciones de Febrero 2013 se caracterizan por ser desiguales, inconstitucionales y por tener la cancha inclinada a favor del Gobierno.

El presidente siempre ha dicho estar en campaña permanente (con dineros del Estado), sin embargo otros candidatos no pueden promocionarse igualmente. Mientras el presidente candidato se promociona constantemente y utiliza recursos del Estado como propios, otros candidatos tienen restricciones.

Abusa de las cadenas nacionales que tienen que ser presentadas por medios de comunicación atemorizados por el poder que amenaza con clausuras. El lanzamiento del binomio presidencial del movimiento del Gobierno fue transmitido abusando del uso de medios de comunicación incautados, que no deben ser para uso del Gobierno puesto que no deben estar a su servicio.

La calificación de movimientos y partidos políticos estuvo rodeada de ilegalidades y acciones fraudulentas y existen muchas muestras que señalan que las instituciones de control son controladas por el presidente. Pero los movimientos y partidos políticos, en su afán de participar en las elecciones, protestaron contra el irregular control de firmas de apoyo por parte del Consejo Nacional Electoral, en lugar de protestar contra el quebrantamiento de la Constitución, contra la discriminación, contra la injusticia, contra el sistema corrupto.

Todavía hay quienes hablan de haber recogido varios cientos de miles de firmas, 400.000 / 500.000 firmas, a pesar de tener cientos de miles de firmas falsas. Pienso que deberían ser más prudentes y referirse a las firmas válidas. El movimiento del Gobierno presentó más de millón y medio de firmas, entre las cuales presentaron más de 700.000 firmas inválidas, pero los movimientos y partidos políticos de oposición también presentaron cantidades de firmas falsas que, en términos porcentuales, se asemejan a las cifras de firmas falsas presentadas por el movimiento del Gobierno.

Siempre ha existido corrupción en nuestro país, pero notamos claramente que ahora se la protege. El abuso no es de todos, pero se abusa impunemente. Muchas personas se refieren con orgullo acerca de sus ilegalidades, corrupciones y quebrantamientos de la ley. Esa forma de expresarse refleja nuestra cultura.  Referirse con orgullo a las firmas falsas que han entregado es no tener vergüenza. ¿Así quieren representar al pueblo ecuatoriano como presidente, vicepresidente o asambleístas? ¿Cómo van a luchar contra la corrupción aquellos que están inmersos en corrupciones? ¿Con qué cara podrán decirle al electorado que van a combatirla?

Con mucha razón un burro los pone en jaque, los avergüenza y hasta los silencia. Hoy más que nunca la credibilidad es oro en nuestro país. Perdida la credibilidad, no hay dinero en el mundo con el que se la pueda recuperar. Se puede comprar firmas, pero no se puede comprar credibilidad.

El producto malo no sobrevive y nuestro sistema malo, basado en la corrupción, en la viveza criolla, debe terminar. Los electores tienen un papel muy importante que jugar. El voto nulo, el voto en blanco, la indecisión y la indiferencia tienen mensajes que deben ser considerados y escuchados.

 

 

CARLOS SAGNAY DE LA BASTIDA.

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: