Espana: La poblacion extranjera baja por primera vez en 15 anos

17 enero, 2013

Imagen-
España pierde población extranjera por primera vez. Nunca había ocurrido, al menos desde el año 1996 —el primero con datos comparables—. Lejos quedan los tiempos en los que se registraban centenares de miles de llegadas cada año.

Según los datos del padrón continuo que ayer difundió el Instituto Nacional de Estadística (INE), al iniciarse el año pasado residían 5.736.258 extranjeros, 15.229 menos que al comenzar 2011.

La comunidad de Madrid fue la gran protagonista del descenso. A lo largo de 2011, cinco comunidades perdieron población total: Galicia, Castilla y León, Canarias, Extremadura y Asturias.

Los expertos quitan hierro a la bajada de extranjeros. “Es escasísima tras cinco años de crisis muy dura”, plantea el demógrafo Antonio Izquierdo, de la Universidad de A Coruña. Su colega en la Complutense Joaquín Arango pone en tela de juicio los datos del INE. “Las cifras del padrón no se compadecen con las del censo ni en el caso de los españoles ni en el de los extranjeros, pese a estar hechos prácticamente en la misma fecha”, critica.

La caída total de la población foránea tiene varios motivos: el descenso de las llegadas, las nacionalizaciones y las salidas —hacia otros países o regreso al país de origen—. Aunque también pueden producirse estos dos últimos fenómenos a la vez. Desde 1999 y hasta septiembre del pasado año, 740.444 extranjeros han logrado la nacionalidad española, según el Ministerio de Justicia. Las concesiones superaron por primera vez las 100.000 anuales en 2010 (123.597). En 2011 cayeron a 114.597.

El ligero descenso de foráneos se debe en gran medida a las naturalizaciones
A efectos de padrón, los nacionalizados cuentan como españoles. Son, sobre todo en el caso de los latinos, “una transfusión sanguínea a la cifra de españoles”, según el demógrafo Izquierdo. “La pequeña variación del número de extranjeros no quiere decir que se estén yendo. Se puede explicar con creces con las naturalizaciones”, afirma Arango.

La población autóctona al comenzar el año pasado solo había aumentado en 90.057 personas, hasta situarse en los 41.529.063 (0,22% más). Esta cifra incluye también el saldo positivo de los nacimientos frente a las muertes. El total de habitantes a 1 de enero de 2012 era de 47.265.321.

Madrid tiene 52.000 inmigrantes menos, según Estadística
Entre las 20 nacionalidades con mayor presencia, las bajadas más fuertes corresponden a los latinoamericanos —entre los que se registran más naturalizaciones—. La mayor es la de los ciudadanos de Ecuador: 52.536 personas menos, con lo que la cuarta colonia en importancia se sitúa ahora en 308.174 personas (14,6% menos).

En segundo lugar se sitúan los colombianos (26.831 menos, caída del 9,8%), ahora 246.345 en España. A ellos se suman bolivianos (6,6% de descenso), argentinos (9,5%), peruanos (7,5%) y brasileños (7,2%). Solo dos nacionalidades latinas aumentan ligeramente: paraguayos y dominicanos.

Los rumanos continúan como la colonia más abundante: 897.203 personas (3,6% más). La mayor subida relativa es la de paquistaníes (79.984, el 14% más) y chinos (177.001, el 5,9%). Más de cuatro de cada diez foráneos son ciudadanos de la Unión Europea (42,6%).

La presencia de extranjeros en 2011 fue estable en casi toda España. Solo tres comunidades registraron un descenso, que fue liviano en dos de ellas: Murcia y Navarra. En cambio, Madrid rompió los moldes: perdió 52.531 residentes de nacionalidad no española (ahora son 1.015.054, el 15,62%). “Esto se puede deber a la redistribución normal de la inmigración, que llega a los grandes núcleos y luego se reparte hacia otras zonas, a lo que se sumaría que esa comunidad haya dejado de ser hospitalaria con el extranjero.

Madrid exporta inmigrantes, lo que no ocurre con Cataluña”, plantea Antonio Izquierdo. “Las cifras de Madrid son un enigma mayúsculo que desafía la credibilidad de los datos del INE”, asegura Arango.

 

Fuente: sociedad.elpais.com

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: