Obama: “Invertire en la reforma todo lo que tengo”

31 enero, 2013

Imagen-Obama: “Invertire en la reforma todo lo que tengo”

El presidente Obama dedicó este martes su primer discurso del segundo mandato a defender la necesidad de una reforma del sistema de inmigración estadounidense.

Desde Las Vegas (Nevada), también pidió al Congreso que apruebe la nueva legislación cuanto antes, presionando a los legisladores como no lo hizo durante sus primeros cuatro años en la Casa Blanca. Un día después, en dos cadenas de televisión hispana, Obama ha llevado ese compromiso más allá: “Invertiré en la reforma todo lo que tengo”, aseguró.

“Siento la esperanza de que podemos conseguirlo y no creo que debamos tardar muchos meses”, declaró el presidente ante el periodista José Díaz-Balart, presentador de Telemundo. “Creo que es algo que podemos lograr este mismo año y me gustaría que incluso antes, si es posible, en la primera mitad de 2013”.

“El asunto aquí es más político que técnico. Se trata de que republicanos y demócratas lleguen a un acuerdo y presenten su propuesta”, dijo Obama. El presidente aseguró durante su discurso este lunes en Las Vegas, cuando pidió al Congreso que apruebe cuanto antes la reforma, que presentará su propio proyecto de ley si no hay avances. “Puedo garantizar que invertiré todo lo que tengo, no dejaré de hablar de ello”. Obama recordó que una mayoría de estadounidenses apoyan la reforma del sistema: “Haré todo lo posible para asegurar que equiparamos la opinión pública con los votos en el Congreso para lograr una ley que yo pueda firmar”.

Haré todo lo posible para asegurar que equiparamos la opinión pública con los votos en el Congreso”

En su encuentro en Univision, Obama sí habló de los plazos en los que le gustaría tener aprobada la legislación. “No quiero esperar seis meses o un año. Los senadores hacen su trabajo y hemos comenzado a identificar dónde hay diferencias y así poder prestar atención”, comentó. “Demos tiempo al debate, pero si tardamos más de tres meses, entonces sí sería un problema”.

Este lunes, un grupo de ocho senadores —cuatro demócratas y cuatro republicanos— anunciaron un acuerdo preliminar para la reforma, en una muestra del interés de los dos partidos por modificar el sistema, incluso si esto supone abrir las puertas a la ciudadanía para los 11 millones de indocumentados. Sin embargo, algunos de los aspectos de su propuesta, como las garantías de seguridad en la frontera antes de conceder la nacionalidad a ningún irregular, han despertado dudas sobre el acuerdo que pueda surgir en torno a una ley que imponga plazos tan largos a los indocumentados.

La propuesta de Obama, revelada este martes por la Casa Blanca, no condiciona la regularización a la seguridad en los Estados fronterizos. Sin embargo, el presidente no quiso detallar en ninguna de las dos entrevistas si considera que esa diferencia impedirá el avance de la reforma. “En los siguientes meses se debatirán esas cuestiones”, contestó Obama en Univision. “La base de la reforma debería ser que una persona que ha vivido en Estados Unidos y que haya convivido bien con sus vecinos, tenga la oportunidad de pedir la nacionalidad”.

Obama aseguró que confía en que la nueva legislación llegue antes de finales de 2013. “Sí se puede”, dijo, recuperando el “Yes, we can” de su campaña electoral de 2008 y que estaba basado en el mismo eslogan de las manifestaciones por los derechos de los trabajadores agrícolas lideradas por César Chavez.

Fuente: internacional.elpais.com

 

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: