Video: El patrimonio cultural italiano, en peligro

1 febrero, 2013

Imagen-Video: El patrimonio cultural italiano, en peligro

Pregunte a cualquier turista, de Nueva York a Pekín, por un monumento italiano. La respuesta probablemente será el Coliseo.

Con casi 2.000 años de historia, el anfiteatro construido bajo la dirección de los emperadores romanos de la dinastía Flavia, para acoger los juegos de circo y combates de gladiadores, es el monumento más visitado del país con casi 5 millones entradas de cada año.Y el segundo más visitado del mundo, después de la Torre Eiffel.

Una fama que tiene consecuencias más prosaicas, como ser la principal atracción de un sector, el turismo romano, que genera cada año unos beneficios de 5 millones de euros.

Sin embargo, el Coliseo es también un símbolo del tipo de gestión destinada a este recurso económica único en el mundo. De todo el maná que genera, solo se dedican a la conservación y la gestión diaria del anfiteatro unos 800.000 euros anuales. Un presupuesto destinado en parte, por ejemplo, al taller de lavado de mármoles que se encarga del estudio y catalogación de las piezas arqueológicas.

Italia no tiene petróleo. Su mayor riqueza un ingente patrimonio natural, histórico y cultural acumulado a lo largo de 28 siglos a lo largo de una sucesión ininterrumpida de diferentes civilizaciones.

Vittorio Cogliati Dezza, presidente de la asociación italiana ‘Legambiente’ para la defensa del medio ambiente y el patrimonio cultural:

“Hace tiempo circulaba un chiste, que es gracioso, aunque tamibén amargo: ‘¿Sabes que el 60% del patrimonio cultural de la humanidad está en Italia?’ ‘Y el resto?’ ‘El resto está a salvo’. Bueno, ese es el problema de nuestra herencia cultural. Que arrastramos una visión de gobierno en este país que considera el patrimonio cultural como un simple gasto, un gasto innecesario además, un peso económico”.

En la clasificación del Patrimonio de la Humanidad elaborada por la Unesco, Italia ocupa el primer lugar, con 47 reconocimientos, seguida de España y China.

Pero la asignación de recursos para preservar esta riqueza ha quedado reducida a su mínima expresión.

El presupuesto del Ministerio de Bienes y Actividades Culturales es prácticamente la mitad respecto a hace una década. En 2000, el Departamento tuvo a su disposición un poco más de € 2 mil millones. En 2011, menos de mil quinientos millones (un 0,19 % del presupuesto del Estado).

No es de extrañar, pues, que se repitan las críticas sobre el estado de conservación de este patrimonio. En las últimas semanas, por ejemplo, el Coliseo ha sido acordonado estableciéndose un perímetro de seguridad de quince metros preservar los transeúntes de posibles desprendimientos. Según la Surintendencia arqueológica en los últimos 2 años ha habido tantos desprendimienos como en los diez anteriores.

Así surgió la idea de recuperar la figura renacentista del mecenas. Y que los grandes industriales italianos se convirtieran en filántropos, como el empresario del calzado Diego della Valle, al frente del grupo Tods, que ha puesto sobre la mesa 25 millones de euros para restaurar el Coliseo. A finales de enero, la casa de moda Fendi anunciaba que donará más de dos millones de euros para la rehabilitación de la Fontana de Trevi,en Roma.

Pero hoy por hoy, en el Coliseo se afrontan sólo los trabajos de mayor urgencia, por ejemplo, la restauración de arcadas, actualmente en curso. Y es que aún no se han resuelto los numerosos recursos judiciales que impiden al sector privado intervenir económicamente. Se critica que los beneficios generados por los derechos de imágen vayan a parar al bolsillo de los industriales que se hacen cargo de los gastos de restauración, ya que al fin y al cabo el patrimonio a restaurar es de todos. Aunque el director del Coliseo no ve nada malo en ello.

Rossella Rea, Director arqueológico del Coliseo:

“Ya hace veinte años que el Coliseo necesitó un primer patrocinio, así que está claro que el ministerio entonces no tenía los fondos para hacer frente a una completa restauración del anfiteatro. Veinte años después, la situación ha empeorado, por lo tanto: ¡bienvenida sea a la intervención del sector privado! El acuerdo de patrocinio no contempla ninguna posibilidad de publicidad en el monumento”.

Sin embargo, la asociación italiana de consumidores más importante ha presentado un recurso ante el Consejo de Estado y espera un veredicto para abril. Se queja, entre otras cosas, que de los 25 millones de donación Della Valle deducirá 8 millones de impuestos.

 

 

 

Más Información:  euronewses

 

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: