Ecuador: ¿Quien tiene la culpa del asesinato de Fausto Valdiviezo?

26 abril, 2013

Imagen-Ecuador: ¿Quien tiene la culpa del asesinato de Fausto Valdiviezo?

Periodista Ecuatoriano - Fausto Valdiviezo

Ese hombre era un entrañable amigo. Periodista ejemplar, siempre dijo aquello que pensaba y defendió lo que su convicción se lo ordenaba.

Motociclista de corazón, en un gesto de desprendimiento inusual para quien ama todo lo de su moto, me regaló su casco favorito como muestra de la gran amistad que nos unía.

El asesinato de Fausto ha sido la noticia principal en estos días.

Sin embargo a cada momento que transcurre, su importancia disminuye y llegará el momento en que nadie recordará el suceso.

He leído por ahí que alguien ha defendido al gobierno, cuando se insinuaba su responsabilidad en el descontrol de este suceso. Esta persona dice que los esfuerzos que se hacen por parte del Ejecutivo son grandes para controlar el crimen.

Habría que preguntarle al hijo de Fausto si le parece que los grandes esfuerzos que ha hecho el Ejecutivo para controlar el crimen fueron suficientes para evitar el asesinato de su padre. No le estoy echando la responsabilidad de este desgraciado suceso al gobierno. La responsabilidad del gobierno en el control de la delincuencia es una responsabilidad ineludible que le ha sido obligada por la Constitución de la República.

Dicen también los incapaces de controlar este problema, que la responsabilidad de su solución nos compete a todos. Cómo va a ser de todos el solucionarlo, si nuestra participación en el problema es como víctimas, no como actores deliberantes de la solución.

El hecho de no controlar la frontera para permitir que los delincuentes puedan entrar y salir de nuestro país como si estuvieran en su casa, es una decisión del Ejecutivo y no de los ciudadanos que somos las víctimas de esta decisión.

Cuando los criminales son perseguidos por la policía de los países donde son acosados, se vienen a refugiar a nuestro territorio. Ingresan libremente por nuestras fronteras y mientras están protegidos en nuestra tierra, se ponen a delinquir contra nosotros.

De qué manera podemos ser parte de la solución de este problema, si los criminales saben que estamos a su merced porque andamos desarmados sin la posibilidad de defendernos. Mientras los criminales están armados hasta los dientes, nosotros estamos desarmados hasta que nos maten.

Hay muchos asesinatos que han quedado en el olvido como una percepción estadística para los ineficaces que tienen la obligación de evitarlos.

La ola de violencia se fomenta todos los fines de semana. Quien debería darnos ejemplo de tranquilidad y respeto es el que más agrede e irrespeta.

Cómo podemos esperar que la sociedad no actúe con violencia, si desde la cabeza se genera la violencia.

La sociedad está sometida a situaciones que le causan inestabilidad.

Con el pretexto de enfrentar a los insultadores, se insulta a quién no tiene posibilidades para poder insultar.

Vivimos en un país que permite el libre ingreso de los criminales.

Estamos en una república controlada por maleantes.

Estos nos asesinan, roban, secuestran o hacen lo que les da la gana con nosotros.

Ecuador es el paraíso de los hampones.

Sucumbimos estadísticamente bajo el concepto de una abstracta percepción que solo afecta a las víctimas, donde si nos matan, secuestran o nos roban, dependerá de la suerte que tengamos de que les pase a otros y no a nosotros.

Viva el socialismo criminal del siglo XXI; ahora sí los asesinos ya son de todos.  Por Miguel Palacios Frugone

Fuente: mikypalaciosfrugone.wordpress.com

.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: