Amawtismo y Sumak Kawsay filosofia de vida dirigido al buen vivir

22 mayo, 2013

Imagen-Amawtismo y Sumak Kawsay filosofia de vida dirigido al buen vivir

Los seres vivos que componen este planeta están expuestas bajo una perspectiva único. Amaruk Kayshapanta Anchapacxi.

Todas las referencias vividas junto a los seres vivos que componen este planeta están expuestas bajo una perspectiva única: Los (amantes empedernidos, enamorados de sí mismos con afanes protagónicos seres que me importistas viciosos de poder y ambición al don dinero) y eruditos seudos sabios (de panfleto) describen con un dechado de calificativos nefastos.

Sin tono angustioso ni pesimista; expresemos con contención, mitiguemos con la forma la dureza del concepto social antidemocrático con el sistema educacional primitivo.

Barcelona .- Tiempos de crisis en todos los sentidos, muy alejados del Sumak Kawsay “el buen vivir” que nosotros los indígenas de Abya yala (hoy llamado América) desde tiempos inmemoriales aplicamos con perfecto equilibro entre el hombre y el universo que nos rodea.

Se viven tiempos desde tiempos expresando sentimientos macabros, latentes realidades en cada una de las sociedades de este cotidiano vivir a nivel mundial cuyos reflejos permanentes son crónicas que la Pachamama es decir nuestra madre tierra, canta tristezas póstumo todo aquello que está encerrado en su corazón historias de amor sangrientas, deshumanizadas.

Henchidos de emociones vacuas y de júbilo libertinaje, de historias consumistas que en algún lugar del tiempo cada ser humano ha vivido sus más bajos instintos por su condición de humanos .

Esta vida tiene goce, tiene rasgos de eternidad hasta la muerte en lo superfluo: se plasma este modernísmo ego centrísta lleno de agresividad compulsiva y gratuita por el simple hecho de poder hacerlo, total, absoluto.

Todas las referencias vividas junto a los seres vivos que componen este planeta están expuestas bajo una perspectiva única: Los (amantes empedernidos, enamorados de sí mismos con afanes protagónicos seres que me importistas viciosos de poder y ambición al don dinero) y eruditos seudos sabios (de panfleto) describen con un dechado de calificativos nefastos, algunos fuertes y contundentes y otros contrapuestos sobre esta vida sin vida denominada “Globalización” cultivan mucho la antítesis por ese gusto que posee en relativizar los conceptos, como si nos quisieran advertir que las cosas son siempre del mismo color y por consecuencia normal.

Me vuelco crítico con la injusticia universal, me centro en las desigualdades sociales y la lucha por la vida que eso comporta motivo demás para seguir haciendo sociedades más humanizadas con causa y razón de ser.

Las mujeres, Ellas “razón de la existencia de este mundo”. Juegan uno de los papeles más importantes en esta evolución cíclica social y antropológica en esos hechos de complicidad, se observa que esa mujer concreta, real y deíctica se funde con un concepto ideal de cambio y de transformación positiva desde el punto de vista reivindicativo de sus derechos anulados desde los principios de la historia.

Por ello, ante ella –la mujer de mis antepasados corpórea de piel wiphala-, exclama debemos fundirnos en uno, cantar viajes interminables, de una tierra donde el caos no prime: “los seres humanos”, no se empañan de sufrimiento y alegrías pasajeras.

El tiempo de esta vida es el presente principalmente ahora debe cambiarse dualmente. El futuro social del mundo, es concebido como una prolongación del presente, pues se trae la eternidad problemática sin medida en el mundo de las sociedades capitalistas a baja y alta escala consigo.

Se recrea tras remontarse a un tiempo inicial, remoto, poderoso, equivoco, donde nacen anécdotas compartidas en primera persona este sin vivir y colmado de ese oculto mundo universal de la corrupción y la delincuencia organizada.

En ese sentido, estas sociedades precarias contienen y resumen este concepto basado en hechos reales dejando la solución al amparo y la benevolencia de este destino anunciado. Con voz apocalíptico esta era aparentemente natural son unas historias, unas semillas que han germinado intangiblemente a través de sus odios, individualismos,materialismos así segando totalmente, el advenimiento de una era de armonía y conciliación entre todos los seres humanos y la madre tierra.

Ese es el gran aspecto negativo de esta vida la acción idealizada de los sueños aguillotinados en este caso inalcanzable.

El tiempo de esta vida es el presente principalmente ahora debe cambiarse dualmente. El futuro social del mundo, es concebido como una prolongación del presente, pues se trae la eternidad problemática sin medida en el mundo de las sociedades capitalistas a baja y alta escala consigo.

Por anteponer lo material a lo humano .El deseo vehemente de trabajar hermanados comunitariamente todas las naciones y ciudadanos del mundo sean fundidas con los años y la historia por jóvenes integracionistas que no sucumban en el tiempo en su cometido.

Ese es un mundo auténtico real UNION entre los pueblos del mundo, que clase de sociedades prevén los especialistas en esta temática, gobernantes y líderes políticos si no hay valores ni principios dignos que heredar a las generaciones venideras. Así en un polo antitético surge otro mundo: el del éxodo, que se muestra negativo. Los hechos hablan por sí mismo.

Empleamos ahora un léxico connotativo para definir el mañana con calificaciones que aparecen oscuras y tétricas, seres que sucumben en fuertes antítesis que, a veces, culminan en paradojas, como muestra de absurdidad, esta vida fibra con anecdótica desilusión y totalmente desarraigado. Sin embargo, este no es el mundo –negro del final – el que nos hace regresar esperanzadamente a otra oportunidad.

Me vuelco crítico con la injusticia universal, me centro en las desigualdades sociales y la lucha por la vida que eso comporta motivo demás para seguir haciendo sociedades más humanizadas con causa y razón de ser. No nos detengamos a analizar los pormenores, sólo debemos lanzar un aullido reflejo de nuestro ver interno espiritual, fuente inagotable de sabiduría donde radica la esencia de nuestra existencia y por añadiduría del Sumak Kawsay-El buen vivir.

Concibamos todos por igual un mundo no dividido en dos, donde Unos luchan por sobrevivir / Otros opulentamente / sólo existen por vivir; esos dos extremos de “Frágiles Evidencias” deben cambiar ahora, porque les recuerdo hermanos míos que “el tiempo no perdona nuestra benevolencia”

Sin tono angustioso ni pesimista; expresemos con contención, mitiguemos con la forma la dureza del concepto social antidemocrático con el sistema educacional primitivo. Nuestro espíritu es indomable por naturaleza eso se debe a la gran fuerza interior que poseemos todos los seres comprometidos con la paz y el equilibrio del mundo, a esas tremendas ansias, a un querer construir, continuar proclamémonos escultores de mitos, de cambios se yerguen, altivos, desafiantes, desestructuradores contemplando hacia las alturas atentos a que salgan nuestro propio arco iris espiritual y el despertar de nuestra conciencia sea tácita aquí y ahora, así vislumbrar una nueva sociedad de equidad.

Que este ánimo esperanzadoramente revolucionario empiece en nosotros primero, ahí nos acompañe siempre en pro de lucha por un mundo justo y para todos.

Texto y Foto: Amaruk Kayshapanta Anchapacxi

Indígena Kichwa promotor cultural y artista multidisciplinar del Ecuador para el Mundo

 

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: