Ecuador: Breve mirada a los protagonistas de un doloroso caso

26 junio, 2013

Imagen- Ecuador: Breve mirada a los protagonistas de un doloroso caso

William Sanchez Aveiga

AJí Picante para el Alma No. 152

Resulta muy interesante examinar las múltiples aristas derivadas del caso de Andrés Cevallos, un  joven de la provincia de Santa Elena que desde hace siete años padece de parálisis severa,  y de  su padre Gonzalo, quien es un ejemplo de abnegación al estar en todo momento al pie de su hijo cuidándolo y luchando por su vida.

Pero, aparte de los principales protagonistas,estamos los miles de ciudadanos que durante, al menos los últimos años, hemos estado frecuentemente apoyando a estos dos seres humanos en medio de su angustia, viendo cómo enfrentan con fe en Dios esta dolorosa situación; sorprendidos unas veces, al percatarnos cuán fácil ha sido para ciertas autoridades, ofrecer ayuda y luego desentenderse del problema.

Otras veces nos hemos emocionado al ver que personas como Enrique Rosales Ortega y Joffre Campaña, entre otros, han dado generosamente su tiempo y sus conocimientos para sumarse como soldados en esta lucha. El Dr. Rosales a través de sus inspirados artículos publicados en el mayor diario nacional, El Universo, y el Dr. Campaña asumiendo la representación legal de Andrés Cevallos, como demandante en una Acción de Protección interpuesta contra el Estado ecuatoriano.

En el otro extremo están los burócratas del Ministerio de Salud, quienes luego de la visita a Andrés por parte del Sr. Lenín Moreno, anterior vicepresidente de la república quien, según información de dominio público,  había ofrecido proporcionar las facilidades para que el paciente sea tratado en el extranjero, presentaron un informe técnico en el cual aseguraban que este no necesitaba tal operación y, por lo tanto, no habría que llevarlo al exterior.

Viene a mi mente también la promesa del presidente de la república, quien ofreció más de una vez visitar a Andrés Cevallos y observar de manera directa su estado, cosa que no se ha dado hasta hoy, motivo por el cual, su padre Gonzalo, varias veces le envió mensajes por twitter, sin que esto tenga alguna respuesta favorable.

Finalmente, nos encontramos con el representante legal del Estado, con el ciudadano profesional del derecho encargado de defender a la parte demandada, quien en la audiencia oral celebrada hace pocos días en el Consejo de la Judicatura de Santa Elena, según indica en su artículo el Dr. Rosales, habría manifestado de manera poco comedida, que en las condiciones de Andrés Cevallos, este no podía ir a pasear al exterior.

Lamentablemente, la actitud prepotente del abogado del Estado nos deja con un sabor amargo, palpando la insensibilidad de ciertas personas y constatando con enojo la equivocada idea que algunos funcionarios públicos tienen sobre su rol, el cual es servir a la ciudadanía con responsabilidad y de manera oportuna.

Dios  nos observa en todo momento y examina nuestro comportamiento, pues esta vida es solo un breve paso en nuestro caminar rumbo a la morada eterna. Todos los involucrados en este caso no deben olvidar esta verdad.

William Sánchez Aveiga

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: