Espana y su futuro ante la Crisis Mundial

3 julio, 2013

Imagen-Espana y su futuro ante la Crisis Mundial

Francisco Pérez Esteban

Entrevista a Francisco Pérez Esteban

Autor: Dr. Carlos Jara Cuevas

Madrid 02/07/2013

En esta oportunidad presentamos a nuestros lectores y para toda la red mundial una entrevista  a Francisco Pérez Esteban  un personaje muy importante de España en el escenario de la defensa de los Derechos Humanos, quizás porque comenzó en esta labor desde muy joven y a quien tuvimos ocasión de conocerlo en la tierra de Miguel de Cervantes, en Alcalá de Henares nuestro entrevistado ha tenido la oportunidad de caminar por América Latina y participar en varios procesos sobre la reivindicación de los Derechos Humanos en Chile y Argentina sin olvidar por cierto haber visitado tierras de Bolivia, Ecuador y Venezuela donde también es conocido y en donde se vive una  nueva ola de cambios sociales y democráticos que se vienen dando a lo largo del continente.

Fran como así lo conocemos nos brinda en esta oportunidad sus opiniones sobre el actual proceso político en España explicándonos a lo largo de esta entrevista la naturaleza de la crisis económica, social y política, los efectos de un largo proceso de intervención orgánica a través de la incorporación de España al consenso de Washington y a la aplicación del modelo neoliberal que ha puesto en una situación de desgobierno lanzando a la extrema pobreza a muchos trabajadores que han quedado sin empleo.

Con la puja internacional de ir cumpliendo los compromisos con la troika bajo la batuta del Banco Central Europeo el modelo de economía de bienestar viene siendo desestructurado desde el fondo de su contenido el cual es desbaratar el Estado Nación y la soberanía poniendo en grave riesgo la difícil situación de la economía española a tal punto que la deuda privada de la banca financiera privada especulativa ha sido convertida en deuda pública debido a un gran endeudamiento externo de cien mil millones de euros recortando con ello las políticas de intervención y gestión pública vinculadas a la salud, educación, vivienda y empleo entre las más principales que ha llevado a los trabajadores y al conjunto del pueblo español a movilizarse por las calles contra la política económica neoliberal del actual gobierno de Mariano Rajoy colocando en la mesa de debate la necesidad de cambiar todo este andamiaje montado por el Partido Popular.

Conjuntamente con estos hechos también ha salido a la luz de las informaciones mediáticas los casos más lamentables de corrupción política de dirigentes del partido de Gobierno donde la política de las comisiones obtenidas por el contubernio de negocios oscuros nos muestra el grado de responsabilidad de la clase política que no solamente atañe a los dirigentes de este partido de gobierno sino también al otro sector político del PSOE que actualmente encabeza la oposición al régimen, a lo que se suman los casos de corrupción de los partidos nacionalistas en las comunidades autónomas más relevantes como el caso de Cataluña, Valencia, Madrid casos que hoy se están ventilando en los juzgados que corresponden a su jurisdicción y como si fuera parte de ese festín contra los derechos del pueblo español se vienen a destaparse ante la opinión pública sin ningún tipo de tapujos casos de corrupción y de escándalos vinculados a los miembros principales de la Casa Real comenzando por el propio Rey de España. La infanta Cristina, su marido el deportista Urdangarin han sido puestos a la luz de los juzgados pero el poder político de la oligarquía española al parecer los está blindando desde sus influencias en el Poder Judicial para impedir que estos se sometan al Poder Judicial como cualquier ciudadano de a pie.

Resulta sin embargo sorprendente para los que vivimos en democracias republicanas latinoamericanas que exista la figura constitucional de declarar al Rey y a la familia Real como sujetos inimputables amparados en la Constitución de 1978 que reconoce a la monarquía constitucional y al Rey de España como jefe de Estado. Entonces la cuestión política e institucional en España ya no es solo el agotamiento del modelo económico de desindustrialización y la del “ladrillo” sostenido durante más de una década por los partidos de turno PP-PSOE sino también el declive y agotamiento de una transición política amparada en un pacto de silencio de voltear la página sin juzgar históricamente el pasado y dejar en el olvido impune lo que vino a significar el transito del oscuro callejón de la pasada dictadura franquista y sus genocidios hasta la llegada de la transición democrática de 1978. Por ello nuestro entrevistado emerge hacia la escena politica un debate que ya estadísticamente tiene una muestra de un indicador social de un 51% de la población española inclinada hacia tomar la decisión histórica de instalar por la vía del camino democrático la III República Española. Los sentimientos emanados del 15 M y de las sucesivas movilizaciones sociales en las que destaca además la defensa de la educación y la sanidad pública a puesto en el escenario un derecho humano fundamental, el derecho a una vivienda digna a una vivienda social de la que por obra de las hipotecas subprime o llamadas hipotecas basura que sustituyeron a la política de vivienda social del Estado están poniendo en la calle a miles de familias españolas e inmigrantes dejándolas en el más desgraciado abandono y cometiendo contra este pueblo uno de los genocidios a la vida humana como es el derecho a una vivienda digna contemplada en la actual Constitución Española.

En esta oportunidad y a lo largo de esta entrevista podremos adentrarnos un poco más sobre estos asuntos de estado para la información de los lectores de nuestra red mundial en lengua española sobre el actual proceso que vive España y las repercusiones en el continente de la Europa comunitaria enfocados desde la responsabilidad política de nuestro entrevistado Francisco Pérez Esteban quien es actualmente Secretario de Paz, Solidaridad Internacional y Derechos Humanos de Izquierda Unida de España, Responsable comisión de América Latina de la Secretaría Internacional, esperamos poder contar más adelante con otras entrevistas del nivel que pretendemos para presentarles a través de las páginas de estas paginas.

CJC.- ¿Cuáles son los antecedentes del escenario actual de la crisis y la recesión que vive España?

FPE.- Por una parte, ya existía un modelo de Unión Europea capitalista, que no se había construido sobre las bases de una Europa Social y solidaria, sino al servicio del neoliberalismo y de las oligarquías nacionales. Quiero decir que por ejemplo se aprobó el tráfico de capitales pero no el de personas. Existía ya una UE que impulsaba privatizaciones del sector público y exclusión social dentro de la propia UE y que se comportaba como una Europa Fortaleza, blindándose para impedir que la llegada de inmigrantes pudiera cuestionar su situación de privilegio y riqueza a nivel internacional.

Pero además en España ha existido una característica particular que ha sido el auge del capitalismo especulativo y financiero que durante toda la época de gobierno del derechista José María Aznar (PP), entre los años 1995 y 2003 se impulsó tremendamente la construcción de viviendas, es lo que se conoce en España como el auge de la política del ‘ladrillo’. Aznar impidió que se promoviera vivienda pública de protección oficial y barata, asequible para las clases trabajadoras, y se ocupó de impulsar a las empresas constructoras, que ahora se ha sabido que a cambio de las adjudicaciones de suelo para construir, estas empresas pagaban comisiones ilegales al PP de miles y miles de euros. Ahora se ha conocido el escándalo, que es conocido como la red Gurtell y el caso Bárcenas.

Se fue creando una locura empresarial, pues los empresarios del ladrillo se hicieron millonarios en pocos años, y atraparon a miles de ciudadanos, muchos de ellos latinoamericanos que vivían en España, en unas hipotecas muy elevadas y con condiciones durísimas de devolución. Ahora, estallada la crisis y con casi siete millones de parados en España, los ciudadanos hipotecados no pueden afrontar los pagos de la hipoteca y les están echando de sus casas. Un drama tremendo, pues desde 2008 que empezó la crisis llevamos más de 450.000 personas a las que los bancos han desahuciado y que están en la calle.

A esto hay que añadir que hasta los bancos se metieron a constructores capitalistas, pero para construir miles de viviendas tuvieron que endeudarse con la banca alemana. Lo que ha pasado simplemente es que los plazos para devolver a los bancos alemanes los préstamos recibidos han cadudado y el presidente Rajoy, para no dejar caer como se merecía a la banca en la quiebra total o nacionalizar la banca, ha tenido que aceptar un rescate bancario impuesto por Alemania con nuevos préstamos pero condicionados a un durísimo plan de ajuste con recortes de servicios y de derechos sociales, así como privatización de empresas públicas, y duros recortes en la sanidad y la educación públicas que hasta ahora funcionaban muy bien en este país, aumento desmesurado de las tasas universitarias, etc

CJC.-¿Cómo se viene desarrollando los acontecimientos de la movilización social del pueblo español frente a los paquetes económicos del gobierno de Mariano Rajoy?

FPE.- Desde la llegada al gobierno en noviembre de 2011 del gobierno de la derecha, Mariano Rajoy, al que todo el mundo califica ya como un gobierno antipopular y líder indiscutible en la Europa del paro, de los recortes y de la corrupción, los ciudadanos españoles hemos asistido a todo un ataque a los derechos y libertades ciudadanos, a una serie de medidas de ajuste neoliberal duro, recetadas por la Unión Europea neocapitalista y ordenadas por Ángela Merkel, que pretende imponer en Europa en pleno siglo XXI una Alemania del IV Reicht, pero sin pretender una dominación militar, solo una dominación económica, pero generadora de mucha pobreza y exclusión social en el sur de Europa.

Por ejemplo, mientras en España, Mariano Rajoy ha impulsado una reforma laboral que facilita los despidos baratos y masivos y la deslocalización de empresas españolas que se están yendo a países del tercer mundo donde pagan costes salariales mucho más bajos, y donde por lo general pagan menos impuestos y pueden contaminar más medioambientalmente y violar las legislaciones sociales y laborales. Estas empresas se van del país dejando miles y miles de despidos. Pero esto ocurre mientras la sra Angela Merkel tiene una política proteccionista de su propia industria, liderando la Europa industrial que España ya no es.

CJC.-  ¿Que significa hoy en España el violento desmantelamiento del estado de bienestar y la liquidación de las políticas sociales en sanidad, educación y vivienda en el contexto de la política neoliberal de la troika?

FPE.- Significa en la práctica la privatización de sectores como los servicios públicos, la sanidad y la educación, que hasta hace poco eran una garantía de que existían derechos sociales para el conjunto de los ciudadanos, las mayorías sociales, el pueblo. Significa que están convirtiendo los servicios públicos en un negocio. Estamos ya en España en más de seis millones de parados y los bancos desahucian de sus pisos cruelmente a quien no puede pagar las hipotecas, sin que el gobierno proteja los derechos de los ciudadanos ni haga nada para impedirlo. El derecho a la vivienda no existe hoy en España.

Mientras Alemania impone a España o Portugal la deslocalización de sus sectores productivos ellos mantienen políticas proteccionistas y subvencionadas de sus sectores industriales. Nuestras fábricas se van a Polonia, Marruecos o Bolivia donde pueden pagar salarios más bajos a los trabajadores, pagar menos impuestos al estado y dañar el medio ambiente a placer sin que ningún gobierno les multe. Sin embargo, Alemania defiende sus industrias en su propio país y seguirán siendo un país muy rico. Desde 2008 van 400.000 desahucios en este país en lo que cabría calificar de genocidio en el derecho a la vivienda.

Respecto a los hospitales, el PP los está privatizando, entregando poco a poco su gestión, anteriormente pública, a empresas privadas en algunas ocasiones vinculadas al PP cuando no gestionadas por familiares y exdirigentes del PP. Esto es convertir la sanidad pública, hasta hace poco un derecho universal gratuito para todos, en un negocio. Pronto empezarán a cobrar por hacer una radiografía, una mamografía, etc, las prestaciones más elementales se empezarán a cobrar para enriquecer los bolsillos de empresas privadas.

Respecto a la Educación, el PP plantea la vuelta a una educación sexista, elitista, donde se financian desde los público muchísimos colegios privados y religiosos, pero donde la educación pública cada vez tiene menos presupuesto y es de peor calidad. Se han despedido ya a miles de profesores interinos o con contratos temporales en la educación pública, y el trabajo que antes se hacia con miles de profesores más se hace ahora con plantillas mermadas, sin profesores de orientación o de apoyo. En la educación universitaria antes las tasas medias eran de 700 euros por matrícula/año.. Ahora está en el doble: 1.400. Esto significa la expulsión de la educación superior de muchos hijos de trabajadores, que no pueden pagar las matrículas. Por no hablar de las becas, que se entregaban antes a chicos de bajos recursos para sufragarles el estado una parte de los gastos universitarios: se ha endurecido el sistema de acceso y se ha reducido muchísimo la cuantía.

Alemania está imponiendo a la UE una Europa de dos velocidades, la del Norte será una Europa enriquecida y desarrollada y la del sur (Portugal, España, Italia, Grecia…) una Europa empobrecida adonde nórdicos, alemanes, ingleses y franceses vendrán de vacaciones a nuestros países buscando sol, turismo, diversión y playa a precios baratos. Para eso habremos quedado en muy pocos años. Rajoy, en vez de ser un patriota, se comporta en esto como un lacayo más de Merkel, para que los bancos alemanes y el BCE sigan dando préstamos con mil contrapartidas neoliberales a los bancos españoles, corruptos entre los bancos corruptos.

CJC.- ¿Cuál es el impacto de los recortes de la política laboral del gobierno de Mariano Rajoy frente al incremento del paro y la devaluación de los sueldos y salarios de los trabajadores españoles?

FPE.- El cierre o traslado fuera del país de empresas y fábricas. Miles y miles de despidos tanto en el sector privado como en el público. Cierre de empresas públicas. Tenemos una mayor desigualdad social, mayor pobreza y exclusión. España tiene el salario mínimo más bajo de la Unión Europea, unos 600 euros, cuando en Francia por ejemplo, es de 1.400 euros. España no es la que era hace solo unos pocos años, un país en desarrollo. España es hoy un país en crisis permanente, en deflacción y decrecimiento.

Hoy tenemos la mayor tasa de paro de la UE (26%), tenemos cinco millones de niños infraalimentados, el paro juvenil está rondando el 60% y los jóvenes españoles con o sin estudios no encuentran más salida que la emigración al extranjero para buscarse la vida.

A todo esto hay que añadir lo que le decía al principio: El cierre o traslado fuera del país de empresas y fábricas. Miles y miles de despidos tanto en el sector privado como en el público. España va camino de convertirse en un país pobre.

CJC.- ¿Por qué hoy en España debemos debatir en el seno de los movimientos políticos y sociales, la segunda transición política abriendo el debate para la construcción de la III República Española?

FPE.- Porque es una crisis de régimen y del sistema político la que estamos viviendo, no una crisis coyuntural ni superable. En esta España rota está en crisis todo: la economía, pero también el sistema político de la monarquía neoliberal bipartidista de 1978, el Senado, la ley electoral injusta, etc. También la Constitución porque está vacía de contenido, dado que los derechos sociales que allí se definían como derechos, son papel mojado y no se cumplen. El bipartidismo neoliberal blando y duro del PSOE y el PP está desprestigiado,  y en auge partidos minoritarios pero que buscan una alternativa por la izquierda al servicio del pueblo y de las mayorías sociales.

Por eso Izquierda Unida está subiendo en todas las encuestas porque lucha en la calle junto a los ciudadanos contra estas medidas neoliberales y promueve un cambio de régimen y una nueva Constitución, siguiendo la estela de países latinoamericanos como Ecuador, Venezuela o Bolivia. Creemos que ya no hay giro posible a la izquierda dentro de este sistema, es necesario el impulso de un nuevo proceso constituyente que conduzca a la III República Española, federal, solidaria, popular y laica.

La monarquía es hoy día una institución desprestigiada por su insensibilidad ante los problemas del pueblo, y porque ha llegado a ella la corrupción, con casos judiciales como el de Urdangarín y la infanta Cristina de Borbón, que están en los tribunales y que van a acabar muy mal para la Casa Real. El pueblo ya no ve a la monarquía con la simpatía del pasado y sus miembros ya no pueden ir a ninguna parte a inaugurar nada, sin que en todas partes aparezcan ciudadanos que espontáneamente les abuchean, les silban, les gritan rechazando dicha institución, por insensibles ante los problemas de los ciudadanos, por privilegiados y corruptos, por formar parte de una clase dominante que está machacando al pueblo español todos los días con nuevas dosis de sufrimiento.

CJC.- ¿Cuáles son los elementos políticos sustanciales que le dan fundamento a una asamblea constituyente que permitiría la institucionalidad de la III República Española frente al desgaste y fracaso de la transición franquista y su monarquía constitucional?

FPE.- Un elemento muy importante es la recuperación de la soberanía nacional, absolutamente necesaria. Aquí no manda Rajoy, sino Merkel y el Banco Central Europeo. Otro elemento sería es el necesario control por parte del estado de sectores estratégicos de la economía: eléctricas, telefonía, transportes, etc. No pueden dejarse en manos del control privado pues el estado no solo pierde la capacidad de dirigir la economía, sino que perdería enormes ingresos públicos que le son fundamentales para financiar luego servicios públicos: escuelas, hospitales, polideportivos, centros culturales, etc

Es imprescindible la necesidad de una separación real de poderes entre la iglesia y el estado, que reste poder y financiación pública a una institución privada y reaccionaria como es la Iglesia católica española. Así mismo, es necesario que esa constituyente impulse un proyecto de país y de estado donde el federalismo sea el eje vertebrador de una España de convivencia entre sus pueblos, pero unitaria y respetuosa a la vez de las características y los deberes y derechos históricos y culturales de todos sus territorios y pueblos.

Pero el elemento más importante sería el desarrollo de los derechos humanos: civiles y políticos, económicos y sociales verdaderamente  real. Donde se cumplan de verdad el derecho al alimento y a la pensión, el derecho al trabajo, a la vivienda, a la sanidad o a la educación. La III República será un proyecto político ciudadano y democrático de derechos humanos, un proyecto de justicia social e igualitario para trabajadores de todas clases. La monarquía española es una institución que pertenece a la oligarquía y a la clase dominante y sus intereses por tanto están alejados del pueblo. Además, es una institución feudal, obsoleta y sin sentido ninguno en el siglo XXI. ¿Por qué los españoles no pueden elegir a su jefe del estado y tienen que aceptar que este pase de padres a hijos por la herencia, como se hereda una finca en Andalucía?

La educación y la salud pública serán los pilares fundamentales del nuevo país y de la nueva sociedad republicana.

CJC.- ¿Cuál es el futuro de España en el escenario de la III República, en la defensa del Estado Nación y de su soberanía, frente al espacio de la unión europea?

FPE.- La III República puede definir e ilusionar al ciudadano en torno a un nuevo proyecto de país: soberano y libre de las ataduras imperialistas y neoliberales e injerencias que dirigen ahora sus destinos, se llamen estas Comisión Europea de Bruselas, Troika u OTAN.

El proyecto de la UE tal y como se concibió en el Tratado de Maastricht en 1991, ya está herido de muerte. La construcción de un bloque regional de poder económico y político europeo ha muerto y se va a dar paso a una Europa controlada por una Alemania política y económicamente fuerte y a una Europa de dos velocidades, una muy pobre y una muy rica.

Hay que volver a la defensa del estado nación, con soberanía propia, y a la que no se le puedan imponer como se impone a un lacayo rescates o planes de ajustes duros que signifique pérdida de derechos de la ciudadanía, y reivindicar una España federal y solidaria para un nuevo proceso constituyente federal europeo, si no queremos que Alemania se apodere de la industria, los mercados, la industria y los bancos, de todo, y Francia le acompañe de subjefe, mientras los demás no pintemos nada y nos dejamos explotar.

Una España Republicana Federal, Solidaria y Laica promoverá una Europa también antineoliberal, Federal, Solidaria y Laica, con un gobierno europeo democrático y respetuoso de la soberanía de los países y con un banco central europeo controlado por los países, con igualdad fiscal y en derechos laborales. Una Europa que defienda los intereses de los ciudadanos y no los de los banqueros, las multinacionales o las oligarquías, y menos aún de las obsoletas monarquías. Una Europa que busque las relaciones de paz, cooperación, desarrollo y solidaridad con América Latina y con el mundo.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: