¿Nos paramos o marchamos?

9 julio, 2013

Imagen-¿Nos paramos o marchamos?

Edwin Pérez Uberhuaga - Director AquiLatinos

¿Medio año más, medio año menos?, ¿media botella llena o media vacía?.

Parecen preguntas tontas, pero conviene pararse a mitad del camino para evaluar este complicado 2013 en Europa, sobre todo en lo económico.

En estos seis meses hemos tenido que ir muchas veces al aeropuerto o estaciones de buses para despedir a parientes o amigos que retornan a sus países de origen o que “re-migran” a otros países de Europa, al entender que ha concluido un capítulo triste o feliz de su experiencia migratoria.

Los que se quedan en España se enfrentan al riesgo de perder el empleo, no poder encontrarlo y caer en la precariedad que conlleva perder el derecho de la atención sanitaria y ser considerados ciudadanos de “segunda clase”.

Llevar muchos años en Europa también les da el derecho a salir a las calles para protestar por los recortes a los presupuestos y los límites a su libertad.

Eso se ha visto en Barcelona, Madrid, Valencia y otras ciudades.

Cada vez hay más latinos que han dejado de buscar el típico trabajo de ocho horas y que ahora hacen negocios por internet y se capacitan en los sistemas multinivel. Varios de ellos han logrado estabilizar su vida y lograr la independencia económica, más allá de ser autónomos y estar atados a insensibles sistemas tributarios.

Es preocupante el nivel de violencia hacia los latinos o entre los latinos. La reciente muerte de una colombiana a manos de un “falso shao ling” español, llena de dolor a todos, mientras que los abusos hombre-mujer y mujer-hombre latinos es indignante, más aún si en medio están niños que merecen un presente y un futuro mejor.

Parece que las alegrías vendrán en este segundo semestre, por alguna mejoría en la economía europea, que se hundió en la crisis por un manejo irresponsable.

¿Quién iba a pensar que los máster o doctores en Economía de las grandes universidades europeas iban a fracasar en la política del euro y en la construcción de una Europa sólida en las finanzas y en los Derechos Humanos?.

Para los latinos habrán alegrías al celebrar las fiestas patrias. Nos acercaremos a nuestras comidas, bebidas, bailes y música y nuestras miradas se perderán en el horizonte tratando de ver nuestras montañas, valles y llanos.

Otro motivo de júbilo, para algunos, será la clasificación al Mundial de Fútbol del Brasil, que cada vez se pone más “caliente”.

En la distancia se siguen los partidos y se sufre más porque, como estamos un latino al lado de otro, al final de un partido puede haber uno que mire con sonrisa burlona al “perdedor”, que tiene que ocultar su bandera y decir “ya verán, en el próximo Mundial SI estaremos”.

Nos esperan seis meses de mucho calor y posterior frío. Algunos han cruzado los brazos esperando a ver qué pasa y otros se han puesto las pilas para enfrentar la vida. Está claro que el destino depende de nosotros y que no basta quedarnos a culpar a los demás y a las “estructuras”. El cambio depende de nosotros y de nadie más.

Esito sería

Por Edwin Pérez Uberhuaga-Director

Fuente: aquilatinos.info

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: