Amnistia Internacional senala a Grecia por abandonar a inmigrantes en alta mar

11 julio, 2013

Imagen-Amnistia Internacional senala a Grecia por abandonar a inmigrantes en alta mar

Una pequeña embarcación con más de un centenar de pasajeros de nacionalidad desconocida fue rescatada este miércoles por un carguero en las inmediaciones de la isla helena de Creta.

La operación fue finalizada por la guardia costera. Según un informe publicado el mismo día por Amnistía Internacional (AI), los ocupantes de ese navío tuvieron suerte: la ONG ha acusado a Grecia de “devolver ilegalmente” a Turquía o abandonar en alta mar a un número indeterminado de inmigrantes que intentan llegar al país europeo por la ruta del mar Egeo o del río Evros.

La guardia costera y la policía de fronteras serían los responsables de esas “devoluciones”. Según el documento, esa práctica pone en peligro la vida de los inmigrantes, la mayoría provenientes de países en conflicto como Siria y Afganistán, y les quita el “derecho” a que sus peticiones de asilo sean evaluadas o de apelar a su expulsión.

“Lo que está ocurriendo en la frontera griega no sólo es embarazoso para Grecia. Avergüenza a la Unión Europea en su conjunto”, ha declarado Jezerca Tigani, la vicedirectora para Europa y Asia Central de AI. Esta es la enésima queja de su organización con respecto al trato a los inmigrantes en Grecia y se une a las de decenas de organizaciones como Human Rigths Watch.

El informe emitido por AI se titula ‘Frontera Europa: abusos a los derechos humanos en la frontera griega con Turquía’ y ha sido elaborado a partir de los testimonios de casi una treintena de ‘sin papeles’ que intentaron cruzar al país de la UE por el mar Egeo o el río Evros.

Hasta agosto del pasado 2012 la frontera del río Evros, al norte de Grecia y Turquía, era el paso más popular entre los dos países. La construcción de una valla protectora de más de 10 kilómetros de largo cambió el flujo migratorio hacia la ruta del mar Egeo, más peligrosa. Más de 100 ‘sin papeles’ incluidos mujeres y niños, han muerto allí en los últimos 11 meses, según la ONG.

Indiferencia por la vida humana

“El número de historias que hemos recolectado de personas forzadas a retroceder es extremadamente alarmante. Sugiere que las autoridades helenas están empleando esta práctica de manera regular, a pesar de que es ilegal. También es extremadamente peligrosa, hasta el punto de que pone las vidas de esas personas en riesgo”, ha explicado Tigani.

Según la ONG, los guardacostas helenos han dado muestra de una “flagrante indiferencia por la vida humana”. Casi todos los inmigrantes entrevistados han denunciado violencia o maltratos y algunos denuncian robos de dinero, fotos de familia o recuerdos.

Hasta 13 de los 14 ‘sin papeles’ que aseguraron haber sido devueltos a Turquía han denunciado que sus botes fueron embestidos, rajados y estuvieron cerca de ser volcados. También les habrían inutilizado los motores de la barca y se habrían llevado los remos, siendo abandonados en medio del mar, abunda el reporte.

AI ha vuelto a criticar, además, la situación de quienes sí consiguen llegar a puerto, señalando las malas condiciones de los centros de detención: “Muchos de ellos son retenidos en celdas oscuras, sucias y húmedas, con acceso limitado a aire fresco y sin comida suficiente. Cuando les hemos visitado era difícil para nosotros recordar que estábamos en un país de la UE”, ha explicado Tigani.

Grecia pide a la UE que actualice Dublín II

La inmigración se ha convertido en el principal tema de debate en Grecia junto a la crisis económica. El país, de poco más de 10 millones de habitantes, podría estar dando cobijo a cerca de 1,5 millones de inmigrantes. Hasta el 90% de los ‘sin papeles’ que han ingresado en los últimos años a la UE podrían haberlo hecho por su frontera con Turquía. Parte de los helenos les critica por el aumento de la criminalidad y por estar robando el trabajo a los griegos en tiempos de crisis. El partido neonazi Amanecer Dorado ha ascendido hasta la tercera posición en intención de voto con un discurso incendiario contra todos ellos.

El gobierno heleno ha vuelto a quejarse esta semana de la normativa comunitaria conocida como Dublin II. La directriz estipula que los inmigrantes deben pedir asilo en el primer país por donde ingresan a la Unión. En la práctica significa que si algún ‘sin papeles’ es arrestado en cualquier país europeo, será devuelto al primer estado comunitario que pisó.

El ministro de Orden Público Nikos Dendias ha pedido el cambio de esa normativa para que no sea Grecia el único país donde se queden los inmigrantes: “La UE no nos está ayudando lo suficiente. No creo que haya un solo ciudadano europeo que piensen que esté bien que a un pequeño país como Grecia, con una gran crisis económica, se le imponga la carga de un 90% de los inmigrantes ilegales de toda Europa”, expuso el pasado lunes en una entrevista en la cadena británica ‘BBC’.

También AI ha criticado a la UE: “Otros estados miembros parecen muy felices de que Grecia actúe como su portero. Sin embargo, las políticas y las prácticas a lo largo de la frontera helena exponen la amarga ironía de los países europeos que presionan por la paz en el extranjero mientras niegan los derechos de asilo y ponen en riesgo las vidas de quienes buscan refugio en Europa”, ha explicado Tigani. El número de embarcaciones con destino a Grecia podría multiplicarse durante este verano.

Fuente: elmundo.es

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: