Ecuador: Carta abierta a un amigo sobre el Yasuni

30 agosto, 2013

imagen-Ecuador: Carta abierta a un amigo sobre el Yasuni

Querido Tarsicio


Leí con sorpresa y con incomodidad tu nota sobre la Iniciativa Yasuní y lo que sin la menor duda es tu apoyo público a la decisión presidencial de darla por muerta.

No entendí del todo tus argumentos. Empiezas tratando de explicarnos que no es una propuesta para cuidar la región del Yasuní, aunque es la forma en que el gobierno ha promocionado la idea en todos sus spots publicitarios, sino para contribuir a la lucha contra el cambio climático. Llegas a sugerir incluso que no se puede imputar a la explotación petrolera la desaparición de especies porque, como cualquier biólogo sabe, son “varias causas”. ¿No es la explotación petrolera una de ellas? ¿No ha tenido la explotación petrolera el poder de reorganizar el espacio, viabilizar la colonización, facilitar la explotación maderera y cambiar la estructura social y productiva de toda la Amazonía del norte? Estaba convencido que sabías, como ecologista que eres, que mucho antes de la explotación petrolera hubo extracción de madera y colonización pero nunca en la escala y con los devastadores efectos que el petróleo hizo posibles. Basta comparar la Amazonía petrolera y la no petrolera para convencerse. La única explicación para semejante argumentación es que en verdad piensas ahora (porque no lo pensabas antes, cuando te conocí y hablamos de este y otros temas) que solo se afectará un milésimo del bosque húmedo tropical.

Pero luego de esas insólitas declaraciones terminas afirmando que tu tristeza tiene que ver con el debilitamiento, el retraso y el alejamiento del proyecto del Sumak Kawsay, del cambio de la matriz productiva y de la sociedad del bioconocimiento. Primero reduces el alcance de la propuesta para desmontar los argumentos de quienes quieren defender las riquezas naturales del parque y luego las amplías extraordinariamente para condolerte de la decisión tomada. Pero entonces ¿cuál era el propósito de la propuesta Yasuní? ¿Por qué nos aleja del Sumak Kawsay? ¿Por qué la compensación internacional se volvió indispensable para acercarnos, reforzar y adelantar el cambio de la matriz productiva? Si solo vamos a afectar un milésimo de nada, si el Yasuní casi no entra en el juego más que para la promoción y además la explotación petrolera no es una causa importante de destrucción de la biodiversidad, y encima vamos a tener muchos más recursos económicos, ¿por qué nos aleja? Deberías estar contento. Nos acerca.

La razón de esta contradicción es que la propuesta de la Iniciativa Yasuní no nació como una estrategia contra el cambio climático. Esto es porque supones que la Iniciativa fue hechura del gobierno y te equivocas. El tema del cambio climático fue una adición posterior elaborada por el gobierno para ayudarse a recoger los fondos a los que estaba condicionada. La idea de dejar el crudo en tierra surgió mucho antes y recuerdo que viví muy de cerca las primeras formulaciones al respecto en los tempranos años 1990. La idea era una moratoria a la expansión de la frontera petrolera. Sin compensación alguna. Para enfrentar nuestra dependencia petrolera, diversificar nuestra economía y evitar todos los desastres ambientales y sociales que la acompañan. Combatir el cambio climático está bien pero no está en el corazón de la propuesta. Desde un inicio, en la sociedad civil donde nació, la idea surgió de una lectura completa de la novela. Muchos seguramente éramos pequeño burgueses, como tú también lo eres, pero siempre se hicieron claros vínculos entre los problemas sociales, la desigualdad, el modelo económico y la destrucción ambiental. Nada parecido al ecologismo despolitizado que atacas. Hay documentos y escritos a lo largo de estas dos décadas que muestran la evolución de esa idea original.

No puedo terminar sin hacer alusión a la política, que, como dices muy bien, es el sustrato de la conservación de la biodiversidad. Afirmas que es una canallada decir que siempre hubo la intención de explotar el Yasuní. Pero siempre la hubo. Por eso se inventó la historia de los dos planes. Había quienes estaban por dejar el crudo en tierra y quienes estaban por explotarlo. Los dos planes fueron el compromiso entre las dos tendencias dentro del gobierno. Yo no dudo que hiciste tu mejor esfuerzo para recoger la descomunal cantidad de dinero que les fuera impuesta para mantener viva la Iniciativa. Hasta tuviste que hacer compromisos con los mecanismos del capitalismo verde que pudieran utilizarse, a pesar de que la última vez que nos vimos en Bolivia los condenabas en las reuniones internacionales. Y es que solo hace falta leer el libro del Jefe (p. 186-7) para encontrar que su interpretación de la Iniciativa es puro capitalismo verde: lo importante y revolucionario es para él la compensación económica porque abre todo un inmenso campo de intercambios económicos internacionales de servicios ambientales. Y quien corta el queso es, lamentablemente, el Jefe, no tú. ¿No es sabotear la propuesta poner al frente de la Iniciativa a Ivonne Baki? Es como poner al frente del cambio de la matriz productiva a Jorge Glas. Mi opinión es que para él la Iniciativa se sepultó con la crisis de 2009 y desde entonces la mantuvo solo por motivo de relaciones públicas y conveniencia electoral. Pero admito que no tengo pruebas directas de mi opinión.

De lo que sí hay pruebas es de que la idea de dejar el crudo en tierra nació antes de este gobierno, que estuvo siempre ligada a un cambio radical en el modelo económico y que no estaba ligada ni al cambio climático ni a la compensación económica. Ahora con la consulta popular volvemos a luchar por la propuesta original sin las deformaciones añadidas en el camino. Dada la ruptura de tu respetuoso silencio entiendo que votarás en contra de dejar el crudo en tierra. Luego de esforzarte todos estos años por sostenerla, con tu voto y tu carta pones tu cuota de fuerza para hundir el puñal sobre su pecho. Hubiera esperado otra cosa. Aunque sin duda hay cosas que ustedes han logrado estando dentro del gobierno, el problema de esa posición es que no puedes tener una voz crítica sobre ningún punto importante. Debes aceptar todo el paquete. Y veo que terminan aceptándolo de corazón. ¿También estás ahora de acuerdo con la minería metálica a gran escala que no afecta al agua ni a los campesinos? Yo suponía que no y que guardabas respetuoso silencio como no queda más remedio cuando se está dentro del gobierno.

Una cosa es la política y otra la amistad. No es necesario estar de acuerdo para apreciarse y quererse como personas. Pero hubiera sido mucho mejor que coincidiéramos, amigo mío, porque además de amigos seríamos compañeros.

Un saludo afectuoso

Pablo Ospina Peralta

________________________

SOBRE EL YASUNI

Por Tarsicio Granizo

tgranizo@gmail.com

Pensaba mostrar un respetuoso silencio, pero no me ha sido posible.

Si, hay pena y tristeza, especialmente entre quienes trabajamos duro por la Iniciativa Yasuní ITT, desde adentro, desde el Estado, desde el Gobierno. Pero ante ciertos argumentos que se oyen y se leen por ahí y por aquí, me permito puntualizar algunos elementos para el debate:

- La Iniciativa Yasuní ITT no fue per se una iniciativa para proteger el Parque Nacional Yasuní. No fue una iniciativa de conservación conceptualmente hablando. Fue pensada y creada específicamente como un mecanismo de mitigación al cambio climático. La idea era pedir una compensación económica a la comunidad internacional (léase países

desarrollados) por evitar la emisión a la atmósfera del carbono que produciría el uso del petróleo del ITT. La conservación del Parque era un resultado tangencial y oportuno, pero secundario.

- ¿Pero por qué se pide una compensación? Basado en el principio de “responsabilidades comunes pero diferenciadas” existe una corresponsabilidad planetaria por el uso indebido del espacio atmosférico que es un bien público. Es decir, los países desarrollados se han hecho ricos entre otras cosas apropiándose de un espacio que pertenece a todos, la atmósfera, por lo que tienen una deuda histórica con el planeta. Si bien es cierto todos somos responsables del cambio climático, hay algunos más responsables que otros…

- Parte de los debates que se llevan a cabo en las negociaciones internacionales por parte de los países en desarrollo, es cómo “cobrar” esa deuda. Y se han desarrollado varios mecanismos en el marco de la Convención de Cambio Climático. El Ecuador propuso, luego de haber lanzado la Iniciativa Yasuni ITT y para contar con el respaldo de la Convención Contra el Cambio Climático (CCCC), el mecanismo de Emisiones Netas Evitadas (ENE). Este mecanismo fue aprobado luego de intensas negociaciones ecuatorianas en el seno de la CCCC.

- El mecanismo ENE consiste en que un país en desarrollo, que resuelve soberanamente disminuir o dejar de hacer una actividad que ocasiona emisiones a la atmósfera, puede pedir una compensación de los países desarrollados como parte del pago de su deuda histórica. El mecanismo no es totalmente nuevo, pues REDD (Reducing Emissions from Deforestation and Forest Degradation) tiene el mismo principio: un país que decide no tumbar sus bosques, y no liberar el carbono almacenado en ellos, recibe una compensación por ello. La idea del mecanismo ENE era el tener un soporte internacional para la Iniciativa, al igual que lo tiene REDD+.

- Por otro lado, cabe tener en cuenta que existen al menos 5 actividades petroleras dentro del Parque, desde hace muchos años, antes de este Gobierno (Bloques 14, 15, 16, 17 y 31) que afectan en menos o mayor grado al Yasuní. Evidentemente el ITT tiene casi el 25% de las reservas actuales del país, por lo que su situación era distinta al resto de actividades petroleras en el área. De nuevo, todas estas actividades petroleras fueron negociadas antes de este gobierno. Pero claro, antes no había debate y transparencia, por lo que muchas de ellas fueron llevadas a cabo sin la “bulla” que ahora se hace por el ITT.

- Adicionalmente hay hechos que hablan por si mismos: En 2005, el presupuesto del Estado para el apoyo al sistema nacional de áreas protegidas (Patrimonio de Areas Naturales del Estado –PANE- para decirlo con más propiedad, porque el sistema aun no existe) fue de 2,7 millones de dólares. En la actualidad es de 21 millones, es decir 8 veces más que hace una década (aunque los estudios dicen que el presupuesto requerido para el funcionamiento ideal del PANE sería de

44 millones); se ha triplicado el ingreso de visitantes a las áreas protegidas en los últimos 10 años; se ha duplicado la dotación de personal para las áreas; y los indicadores de eficiencia en el manejo muestran que se ha sobrepasado el umbral de manejo básico (52%). Por último, otros programas creados por este gobierno forman parte del “paquete” que busca hacer efectivos los derechos de la naturaleza, como el programa Socio-Bosque (ahora exportado a varios países), el Programa de Recuperación Ambiental y Social (PRAS), o los programas de los GAD para tratar los desechos, el saneamiento de las camaroneras ilegales, el control a la pesca de tiburón (reconocida por varias instituciones internacionales), entre otros.

- La explotación del ITT no alteraría más que otras actividades petroleras en el parque, la situación de los pueblos no contactados.

La explotación del ITT está lejos del área intangible QUE SIGUE SIENDO INTANGIBLE. Hay otros campos que están mucho más cerca de esta área, como el Armadillo.

- No puedo más que sonreír cuando se rasgan las vestiduras diciendo que la explotación del ITT traerá la desaparición de especies.

Cualquier biólogo de primer año (y que no esté contagiado del odio oportunista contra el Gobierno) sabe que la extinción se produce por varias causas: deforestación, tala ilegal, conversión de ecosistemas, ingreso de colonización (que no es solo mestiza! También hay colonización indígena!) a áreas naturales, etc. Estos dramas ocurren desde hace años en nuestro país. La última bofetada de estupidez la leí hoy cuando alguien decía que el “olinguito”, mamífero recientemente descubierto en el Ecuador, ya no tendría donde vivir si explotan el ITT, cuando esta especie NO vive en el Yasuní!!!

- El problema del “ecologismo” es su incapacidad de leer toda la novela. Solo ven un capítulo: el de la conservación (y me incluyo, como ambientalista). Pero señores/as, la conservación de los recursos naturales y de la biodiversidad ES UN HECHO POLITICO y no puede desvincularse de otros problemas sociales y económicos del país y del mundo. Sectorializar la lucha ambiental no es más que una respuesta pequeño-burguesa al problema de pobreza, exclusión y desigualdad. Pero claro, es fácil hablar con la barriga llena!!!! Por cierto, en muchos de nuestros países el ecologismo (como lo conocemos en la actualidad) está vinculado a las clases dominantes…¿por qué será??? Mientras los ecologistas sigamos con esta visión estrecha del mundo, nunca nos van a hacer caso, porque si bien es cierto, podemos amarrarnos a los árboles o tirar pintura en los abrigos de piel (lo cual también es necesario y militante), no vinculamos la lucha ambiental como parte de una lucha mayor que incluye una sociedad más igualitaria…cosa que a las oligarquías no les gusta!!!

- Decir que siempre hubo la intención de explotar el Yasuní, es una falacia y una canallada. El gobierno y el mismo Presidente lanzaron la idea, la defendieron, la impulsaron y trabajaron (trabajamos ) duro por ella. Es parte del análisis sectario y tendencioso de los mismos de siempre, de los oportunistas.

La tristeza, mi tristeza, es que con el fracaso de la Iniciativa Yasuní ITT nos aleja de una lucha más profunda desde el ecologismo

social: una nueva matriz productiva, un cambio en la relación del ser humano con su entorno, la apropiación del Sumak Kawsay (de los pueblos

indígenas) como política de Estado y no como discurso político, y de la sociedad del bioconocimiento. Nos aleja, nos retrasa, nos debilita.

Como nos alejan, nos retrasan y nos debilitan muchas decisiones de este caminar hacia esa utopía post-capitalista…o si se quiere neo socialista, en la que muchos soñamos. Porque no queremos una sociedad sostenible. Queremos una sociedad socialista, en la que la sostenibilidad sea uno de sus pilares.

Tarsicio Granizo

19 de agosto de 2013.

.

Fuente: lalineadefuego.info

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: