Ecuador: La noche en que Quito perdio el miedo

30 agosto, 2013

Imagen-Ecuador: La noche en que Quito perdio el miedo

Por Hugo El Búho

Deje que le cuente, vea.  Algo bueno pasó la noche del 27 de agosto en Quito. Así como lo oye, que un río de quiteños y quiteñas se convocan en el Centro Histórico y sin buses ni sanduchitos de por medio, le van a gritar en la cara al señor Presidente que ya pues, que escuche, que no se haga el loco, que deje la prepotencia y tanto abuso.

Con decirle que incluso le dijeron vela verde, que es más fuerte que decir verde agua.  Si no han sido 26 como decían los inteligentes del gobierno, unos dos ceritos más por lo menos han sido.  Con ese servicio de inteligencia para qué servicio de brutos, pues. Siquiera han de mandar a algunitos que sepan contar del 1 al 10 por lo menos. Corrijo, si saben contar, del 1 al 26.

Como decía mi abuelita, bienechito por terco, por andarse creyendo la divina papaya, la sublime sandía. Asomaron los quiteños, que andaban por ahí calladitos y tóma tu mangazo. “Ay, hijito, este Presidente hace cosas buenas, para qué voy a mentir, pero se jala las patas en otras que dan ganas de llorar. Cómo se le ocurre dizque salvar al Yasuní mandando de Embajadora de la buena suerte y de la buena voluntad a la señora Baki; ni que fueran a organizar el miss mundo en el Yasuní”. Ahí de entrada cero en Relaciones Internacionales. Si era de verle en la conferencia de prensa donde se despedía. Si hasta mi perro se mato de la risa. Por ahí un suspicaz le dijo mala actriz. Cierto; ni los amigos se tragaron el cuento de que estaba apenada, de que era un éxito semejante fracaso. Ahora que organice Miss fiasco 2013, no le queda de otra. ¿Y don Elhers que dirá? ¿Entenderá lo que pasa debajo de ese sombrero de paja toquilla que no se saca ni para dormir?

Ahí está, por andar metiendo miedo a la gente con eso de que si protestas eres terrorista. Ira acumulada, rabia contenida. Esa noche Quito dijo basta. O dejan de pensar solo en petróleo y dejan de criminalizar la protesta social o le van a volver a gritar en la cara tantas cosas las veces que sean necesarias: una, cinco, veinte y seis. Consulta popular pide la gente y como el señor Presidente dice que el soberano es el mandante, no queda de otra. Eso de acumular tanto poder enceguece a los de Carondelet, los vuelve prepotentes, miopes. ¿Dónde le dirán al Presidente que ser de izquierda es encarcelar a los luchadores sociales, a los campesinos que defienden la tierra, el agua, la vida? ¿En qué curso de izquierda posmoderna le enseñaron que ser de izquierda es atropellar sin piedad a los sindicatos, a los estudiantes, a los médicos, a los profesores, a quienes piensan diferente?; que ser de izquierda es denigrar a los indios y a los movimientos sociales, que también pueden equivocarse, por supuesto. Segurito el curso de izquierdismo moderno lo dictaron los hermanitos Alvarado, bajo el asesoramiento del Mera. Ese trío de neo-izquierdistas de peso pesado con inclinación a la deré…

Bienechito dicen los mayores. Ya deje de imponer, converse, dialogue; sus amigos no son tan sabios como le hacen creer. Medio limitaditos son algunos, y los más decentes mejor se callan para que no les caiga el dedo calibre 38 en las sabatinas.

Quiere gobernar con el miedo. Pues eso de cercar la Plaza Grande con cientos de policías, trayendo de urgencia gente de otros lados, que ni siquiera entiende qué pasa, reprimiendo, amenazando, burlándose, hoy no funcionó. Lo que Usted y su gente cercana sintieron es miedo, sino ¿cómo se explica semejante operativo policial medio parecido al gutierrato? Quito y otras ciudades dejaron el miedo guardado debajo del televisor, y salieron a gritarle: ¡Ya basta! Y que se venga la consulta, ¡ya!

Fuen te: lalineadefuego.info

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: