Ecuador: El pan nunca fue “mi pan del día”, tampoco sabia que los ricos no comian pan…

14 octubre, 2013

Imagen-Ecuador: El pan nunca fue “mi pan del día”, tampoco sabia que los ricos no comian pan...
En mi niñez, solo cuando papá regresaba a los tres meses desde Quito a la comunidad, como pequeños gatitos arrimábamos al costalito viejo que cargaba papá con ropa sucia y a veces con pancito.

Nuestra comida, no de clase social, sino desde siempre por seguridad alimentaria ha sido el CHAPO (máchica), el morocho, el tostado, el melloco, la oca, las habas, el chocho, la papa, el zambo, el zapallo, la mashua, el garbanzo, la avilla, la tortilla de trigo, de arveja o de fréjol.

En carnes, solo en días festivos nos íbamos contra el conejo, el cuy o la gallina, y si de carne de res hablamos, solo cuando se moría torzonando las vacas o los toretes de la hacienda del vecino NUÑEZ o de don TOBIAS, y es más, esta carne no comprábamos con SUCRES, sino hacíamos TRUEQUE: 3 libras de hueso por un día de trabajo gratis, y 3 de ñuta por dos días de trabajo; es decir, mientras más hueso comamos menos trabajo gratis para el patrón era.

Cuarenta años después, de esta niñez, gracias a la intelectualidad y raciocinio de la “revolución ciudadana” llego a saber que los RICOS no han sabido comer nada de lo que nosotros comíamos y comemos hasta la actualidad, y vamos a seguir comiendo hasta la muerte; recién, gracias a la iluminada mente de la Presidenta de la Legislatura del Ecuador, me entero que los ricos de ayer y los nuevos ricos de hoy han sabido comer kk. kk.

Desde que tengo uso de razón, mamá me enseñó que la comida aunque sea sin pan y sin carne siempre que sea un producto de la madre tierra, es un bocadito sagrado y antes de comer debíamos agradecer a la pachamamita.

Hoy sigo viviendo en la comunidad, unos días en Chirinche y otros en Tigua, con la diferencia que ya no soy niña, sino una legisladora mas por voluntad del pueblo, aun así, no tengo en mi mente ni tengo ganas de comer lo que comen ahora los nuevos ricos “revolucionarios”. En mi casa la comidita sigue siendo arroz de cebada que en vez de carne tiene nabo, morocho que en vez de carne tiene papitas y col verde, papitas con cascara y ajicito molido en piedra, el zambomishki y el chawarmishki que a mi y a mis wawas nos encanta. El catzo que al menos una vez al año (octubre) lo disfrutamos, pero eso de que los que no son pobres coman KK. KK, creo que deberán seguir comiendo los desnaturalizados y soberbios de si mismos que por circunstancias de la vida hoy ya no son pobres y no saben qué hacer con tanto kushki.

Si ese es el pensamiento de la cabeza que dirige la Legislatura ecuatoriana, qué importancia va tener la LEY DE AGUAS, LEY DE TIERRAS, LEY DE SEMILLAS. No solo del pan vivirá los pobres, sino del respeto a su identidad y el respeto a su territorio de forma integral.

Que quede claro, que en nuestros tiempos la KK.KK servía de alimento para la pachamama, hoy conozco que también ha sabido servir de alimento para los expachamamistas transformados en revolucionarios extractivistas…

Estos que hoy se jactan de nuevos ricos revolucionarios, tienen algo de verdad: ricos que se van pudriendo en dinero pero pobres de alma, corazón y vida.

¡He dicho!

Lourdes Tiban

ASAMBLEÍSTA NACIONAL

POR LA UNIDAD PLURINACIONAL DE LAS IZQUIERDAS

 

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: