Los suenos ahogados en El Estrecho

16 octubre, 2013

Imagen-Los suenos ahogados en El Estrecho

En lo más profundo de El Estrecho, allí donde las corrientes del Océano Atlántico se entrecruzan con las del Mar de Mediterráneo, permanecen ahogados miles de sueños. Nadie sabe el número exacto.

 El VII Congreso sobre Migraciones Internacionales en España, celebrado en 2012, elevaba a 20.000 el número de personas muertas desde 1988, cuando en noviembre de 1988 aparecieron los dos primeros cadáveres en el Estrecho de Gibraltar.

Pero el número es impreciso. Desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA), su portavoz en Cádiz, Rafael Lara, eleva la cifra a unos 30.000. “Las autoridades sólo cuentan los cadáveres rescatados pero sabemos que son muchas las personas que han desaparecido y no se ha vuelto a saber de ellas”. Salen de noche, en pequeñas embarcaciones, arriesgando sus vidas sólo por conseguir el sueño de alcanzar la costa española.

El pasado agosto, cuando se registró un repunte con la llegada de más de trescientas personas en sólo dos semanas, Helena Maleno de la red activista Caminando Fronteras, denunciaba la desaparición de al menos 30 personas, entre ellos, una mujer a punto de dar a luz y una niña de siete años, que viajaban en cinco lanchas de juguete. Un número que desde Salvamento Marítimo no pudieron confirmar.

Hace poco menos de un mes, después de tres días de intensa búsqueda, la Guardia Civil daba por desaparecidas a doce personas después de que volcara una zodiac con 42 personas.

Estos casos son los que acaparan las grandes informaciones pero a las costas gaditanas sigue llegando cada semana decenas de inmigrantes, como un goteo que no cesa. El pasado 13 de octubre se interceptó una lancha con 11 subsaharianos a once millas de Tarifa, el día anterior a diez, dos días antes a 15. Esta misma semana se encontraban a 14 personas de origen Ghanés en el interior de un buque portacontenedores en el Puerto de Algeciras.

Desde la APDHA, Rafael Lara, reconoce que la ruta del Estrecho ha triplicado su afluencia en sólo un año. Según datos de Salvamento Marítimo, de las 42 actuaciones y 347 personas rescatadas en las inmediaciones de la costa de Tarifa (Cádiz) desde enero de 2012 a agosto del mismo año, se pasaron a los 136 rescates y 1.871 personas atendidas en el mismo periodo de 2013. Y esto sin contar el repunte del mes de agosto pasado, que todas las organizaciones humanitarias han señalado.

Evolución de las rutas

“La situación pegó un giro en 2003 cuando aparecieron una treintena de cadáveres en la playa de Rota, en 2005 también cuando 14 personas murieron tiroteados en las fronteras de Ceuta y Melilla. Esto propició una derivación muy grande hacia Canarias”, explica. “Durante todos esos años la situación en el África subsahariana se deteriora, lo que unido a los acuerdos alcanzados con el gobierno de Marruecos, desplazó la inmigración irregular hacia las costas italianas”.

Ahora “no ha habido un nuevo giro”, lo que pasa es que los conflictos de Siria, Mali y Argelia “han provocado un éxodo masivo” y “El Estrecho está muy cerca”, a apenas 14 kilómetros.

Los medios para intentar cruzarlo también han cambiado. “Ya no son empujados por grandes mafias”, aseguraba Helena Maleno, “ahora se ponen de acuerdo un pequeño grupo y en el mercado negro por 200 o 300 euros consiguen hacerse con una lancha de juguete”.

Rafael Lara apunta que “son más inestables y más difíciles de manejar pero también es más complicado que las detecte el Sistema de Vigilancia SIVE. En el 90% de los casos en que son localizadas, son avistadas por alguna embarcación que da la alerta o son ellos mismos los que llaman porque se ven incapaces de llegar”.

La situación no por ser más conocida deja de ser menos trágica. Desde la APDHA asegura que la única solución a la inmigración irregular es dejar de “enfocarlo como si fuera una guerra y adoptar una posición más humana y solidaria”.

Fuente: lavanguardia.com

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: