Peticionarios ante la CIDH rechazan hostigamiento y amenazas propiciadas por el gobierno ecuatoriano

6 noviembre, 2013

Imagen-Peticionarios ante la CIDH rechazan hostigamiento y amenazas propiciadas por el gobierno ecuatoriano

Carlos Perez Guartambel

El lunes 28 de octubre se realizó una Audiencia Temática ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, en la que se informó sobre el deterioro de las libertades de expresión y de asociación en Ecuador.

Intervinieron como peticionarios Carlos Castellanos, Mariana Pallasco, Carlos Pérez Guartambel, Miguel Rivadeneira, Jean Cano, María Dolores Miño. Acompañaron César Ricaurte, Mauricio Alarcón Salvador, Enrique Herrería, Diego Cornejo y Byron Real.

Tras la Audiencia, los ataques a través de diversos medios a disposición del Gobierno ecuatoriano, no se hicieron esperar. En las redes sociales, el primero en pronunciarse fue el secretario de Comunicación, Fernando Alvarado, quien posteó en su cuenta de Twitter @FAlvaradoE: “Ya era hora que #Ecuador no participe d pantomimas montadas por politiqueros oportunistas, bajo la figura de derechos humanos @CIDHPrensa”.

El 29 de octubre, el presidente Rafael Correa descalificó la presencia de los peticionarios ante la CIDH, lo hizo con cinco twits a través de su cuenta @MashiRafael: 1. “…Acabamos de terminar noche cultural ruso-ecuatoriana. ¡Qué orgullo de nuestros artistas! ¡Un espectáculo maravilloso! Mientras tanto,…”/ 2. “…15 organizaciones “denuncian” al gobierno ecuatoriano ante la CIDH. ¡Ni las dictaduras tuvieron tantas “denuncias”! La realidad: una…”/ 3. “…payasada más de los perdedores de las elecciones y la burocracia internacional: CORDES (O. Hurtado, financiado por Konrad Adenauer)…” /4. “…Fundamedios (dueños de periódicos y, encima, tacaños, pues son finaciados por la USAID). Por la “izquierda”: Ecuarinari (PK), UNE (MPD)…”/ 5. “…Comerciantes minoristas (MPD), etc. No nos vamos a prestar a estas payasadas, más aún mientras CIDH continúe en Washington. Un abrazo.”

Tras ello, se recibieron un sin número de insultos y amenazas por redes sociales. Un partidario del Gobierno desde su cuenta de Twitter, @LCPeurocentro, llegó a amenazar: “@FUNDAMEDIOS Si atentan contra Correa, todo el dinero que les de la CIA no les alcanzará para comprar ataúdes”.

El periódico oficialista El Telégrafo en su editorial del 30 de octubre, bajo el título La peregrinación a la CIDH con medias verdades, acusa: “Y ahora van a Washington cada año con la misma cantaleta, basada en el informe de una fundación de medios que vive de denunciar el escándalo y no de sopesar profesionalmente cada denuncia (claro, si no lo hace, no recibe viajes ni visa para entrar y salir de la mencionada sede).”

Días más tarde, el 2 de noviembre, el vicepresidente Jorge Glas, en su Enlace N° 346 descalificó a los peticionarios, a quienes los tildó de “politiqueros” “pseudoperiodistas”, “políticos de oposición” que con “mala fe” van a quejarse de su país a Washington.

Durante el segmento denominado “La libertad de expresión” el gobernante dijo lo siguiente: “Ahora está de moda por parte de algunos que inclusive, politiqueros que hablaban en contra del imperio, ahora van en cambio a quejarse de su país a Washington, Estados Unidos sabiendo que no solamente atacan al gobierno. Sabemos que no solo son opositores políticos que lo hace con mala fe, son actores políticos algunos de partidos políticos, algunos disfrazados de partidos políticos, otros escondidos a través de las organizaciones no gubernamentales y unos también supuestos periodistas, digo supuestos porque no dicen la verdad. En todo caso la moda es irse a quejar a los Estados Unidos paradójico ¿no es verdad?”

De manera especial se descalificó al periodista Jean Cano, quien fue cuestionado por no decir “toda la verdad ante la CIDH” y través de un video, el gobierno le preguntó al periodista “por qué no contó que la ley de Comunicación, como él mismo manifestó en más de una ocasión, no tuvo nada que ver con el cierre de la revista Vanguardia ¿Por qué Jean Cano no dijo eso en la CIDH?”, decía la voz en off del video, al referirse a unas declaraciones que el comunicador dio en radio Visión, sobre el cierre de la revista en donde laboró y que se muestran como una aparente contradicción entre lo que el periodista dijo en su momento y lo que denunció ante la CIDH.

Tras esto, el Vicepresidente exclamó: “Ahora esta delegación va a la CIDH y salen con que hay periodistas golpeados, perseguidos, asesinados. Que nos den los nombres. Con quién creen que están tratando. No ha habido gobierno que defienda más los derechos humanos de los ciudadanos que nosotros. Por el simple hecho de contentarle a la prensa, no nos pueden acusar que aquí en el Ecuador somos asesinos. O que somos violentos. Quiero decirles a los periodistas cuánto daño le hacen al país por esa oposición ciega a un gobierno que lo único que ha hecho es trabajar por su pueblo…”

Por su parte, la presidenta de la Unión Nacional de Educadores, Mariana Pallasco también fue descalificada y a través de un video, en el segmento de “La mentira de la Semana” se dijo lo siguiente: “La dirigencia de la UNE, entiéndase MPD (partido político) va al imperio en busca de consejos, amparo y ruegos. La desde siempre antimperialista Mariana Pallasco ahora se queja en Estados Unidos, olvidándose de su radicalismo militante. Pallasco se queja y miente”. Tras esto el Vicepresidente mostró el rol de pagos de Pallasco y otros miembros de la UNE para afirmar que, al contrario de lo que denunció Pallasco en la CIDH, los maestros no han sido despedidos por hacer actividades políticas.

Finalmente, el 5 de noviembre, dos ‘tuits’ enviados desde la cuenta de la Presidencia de la República @Presidencia_Ec vuelven a arremeter en contra de la CIDH y las ONGs, al reproducir el discurso del Primer Mandatario en su gira por Ruisa, Belarús y Francia. El primer mensaje dice lo siguiente: “La CIDH está dominada por Estados Unidos y por el capital que está por detrás de los medios de comunicación. Señala Presidente Correa”, mientras que el segundo se escribió en estos términos: “Presidente Correa critica ONGs que no coadyuvan a vencer la pobreza”.

Los peticionarios ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exigimos que paren los atropellos a las personas que hemos podido llegar hasta esta instancia internacional en ejercicio de nuestros derechos fundamentales. Más allá de las diferencias que el presidente Rafael Correa pueda tener con la aplicación del sistema interamericano de derechos humanos, este es un mecanismo válido y aceptado por el Ecuador para dar a conocer excesos en acciones estatales en temas de derechos y libertades. Por eso el que un grupo de organizaciones y periodistas hayamos acudido al sistema para hacer efectivos derechos reconocidos no es un motivo para que seamos desacreditados y hasta amenazados de muerte.

El Estado tiene la responsabilidad de velar por la seguridad de todos los ciudadanos que comparecen en calidad de peticionarios ante la CIDH, de acuerdo a lo consagrado en el artículo 63 de su Reglamento: “El Estado en cuestión deberá otorgar las garantías pertinentes a todas las personas que concurran a una audiencia o que durante ella suministren a la Comisión informaciones, testimonios o pruebas de cualquier carácter. Dicho Estado no podrá enjuiciar a los testigos ni a los peritos, ni ejercer represalias contra ellos o sus familiares, a causa de sus declaraciones o dictámenes rendidos ante la Comisión”.

En virtud de lo anterior, advertimos públicamente de los actos de hostigamiento y descalificación de los que hemos sido objeto, y desde ya, responsabilizamos al Estado por cualquier atentado a nuestra integridad personal que sus acciones puedan acarrear.

Carlos Castellanos

Presidente de la CUCOMITAE

Confederación Unitaria de Comerciantes Minoristas y Trabajadores Autónomos del Ecuador

Mariana Pallasco,

Presidenta de la

Unión Nacional de Educadores, UNE

Carlos Pérez Guartambel

Presidente de la Ecuarunari

Confederación Kichwa del Ecuador

Miguel Rivadeneira,

Periodista,

Director de Noticias de Radio Quito

Jean Cano,

Periodista,

Plan V

María Dolores Miño,

Abogada y Defensora de DDHH

César Ricaurte,  

Director Ejecutivo

FUNDAMEDIOS

Mauricio Alarcón Salvador,

Director de Proyectos

FUNDAMEDIOS

Enrique Herrería,  

Director Ejecutivo

Observatorio de Derechos y Justicia

Diego Cornejo,

Periodista,

Director de la

Asociación de Editores de Periódicos del Ecuador, AEDEP

Byron Real, 

Abogado, Defensor de DDHH

Fuente: fundamedios.org

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: