Ecuador: Justa promocion

19 noviembre, 2013

Imagen-Ecuador: Justa promocion

En un marco electoral como el nuestro, con el voto obligatorio para todos quienes se encuentran aptos para ejercer el derecho al sufragio, donde los indecisos constituyen un porcentaje considerable, la innegable indisciplina partidista, el voto afectivo puede cambiar abruptamente el tablero electoral por hechos y circunstancias que irrumpen en el país o de manera puntual en alguna región o localidad.

Las estrategias conocidas para promover candidaturas siempre están estimuladas con hechos y circunstancias que motivan a las masas, de ahí que en las agrupaciones o partidos políticos siempre la presencia de sus grandes líderes, para que de manera directa participen en la promoción de tal o cual candidato local, es permanentemente reclamada; y, de hecho, esta directa participación contribuye a elevar el nivel de aceptación del aspirante.

Por decir, en el partido de gobierno, que mantiene una mayoría en las preferencias electorales en casi todo el país, donde la figura en todos los niveles y favoritismos es el Presidente Correa, su sola presencia en todos los rincones de la patria trastoca el tablero electoral, las expectativas por las conocidas “ofertas de campaña” son siempre bienvenidas, y se incide en las preferencias.

Pero en el trascurso de la contienda, dentro del marco del proceso electoral, pueden darse hechos de notoriedad pública de cualquier naturaleza, que siendo imprevistos también inciden en las preferencias de los consultados; y que de una manera, también alteran las fichas de las encuestas. Y esto sin necesidad de promoción, habida cuenta que siempre, y de manera innata de parte del gran Juez Supremo, se busca proteger a quien aparece como víctima de una injusticia o atropello.

A decir de muchos en nuestro medio, la sentencia condenatoria contra la maestra y actual candidata para Alcaldesa de Portoviejo, Mery Zamora, conocida y permanente luchadora dentro de las filas del magisterio, a quien se ha ratificado una sentencia condenatoria de ocho años por terrorista, sobre todo por darse esta condena en un país donde la lucha callejera y la protesta ciudadana sirvió de trampolín a muchos que lograron detentar el poder, es por demás injusta e ilegal.

Y este solo hecho puede ser incidente dentro de la parcial aceptación que siempre su candidatura ha tenido en anteriores contiendas electorales, votantes que no han participado de la lucha callejera que su movimiento político practicaba, hoy, frente a este fallo condenatorio, se aprestan a darle su respaldo con el voto en esta contienda, como muestra de desagravio por esta afectación.

Fuente: eldiario.ec

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: