Colombia: La destitucion de Petro, Persecucion y falta de garantias para la lucha politica por el poder y el derecho a ser gobierno

17 diciembre, 2013

Imagen-La destitucion de Petro: Persecucion y falta de garantias para la lucha política por el poder y el derecho a ser gobierno

Gustavo Petro


La destitución de Gustavo Petro como Alcalde de Bogotá y la inhabilidad para ejercer cargos públicos en los próximos 15 años de manos del Procurador General Alejandro Ordoñez, muestra claramente la falta de garantías políticas del régimen, tanto por lo consignado en la norma Constitucional como por la Ley de poderes omnímodos que constituye el Código Disciplinario Único, que fundamentan esta nueva aberración jurídica de corte fascista.

Esa ilegítima decisión es una prueba fehaciente de que en el país no existen garantías para la participación política y electoral y mucho menos para ejercer gobiernos con posiciones diferentes a los de los partidos de gobierno de la oligarquía.

No es democrático que un funcionario electo por el voto popular sea destituido por otro elegido por sus clientelas entre los congresistas corruptos y surtos en procesos por sus vinculaciones con el paramilitarismo y la corrupción que asfixia al régimen.

Los cargos que se le hacen a la Alcaldía de Petro: desgreño administrativo, falta de planeación, etc; no son de la gravedad de los cometidos por el mismo Juan Manuel Santos como Presidente de Colombia que ya se lanzó a la reelección y que con el poder del presupuesto y los puestos claves del Estado será de nuevo presidente.

También demuestra, como la oligarquía bogotana no está dispuesta devolver el carácter social a los servicios públicos, que son patrimonio de todos los bogotanos, y como tales no deben ser más manejados por oligopolios; que además de ser dueños de grandes extensiones de tierras urbanas, de los bancos, la industria, el comercio, etc; quieren ser dueños de las basuras; excluyendo con su afán de ganancia privada a gran cantidad de trabajadores recicladores vinculados a ése sector.

Por esas ironías de la vida, Petro siendo Senador mostró sus vacilaciones que lo alejan de la izquierda y apoyó la elección de este cavernícola de formación fascista como Procurador, contrariando las directrices democráticas de la izquierda.

Pese a nuestras diferencias políticas profundas con el doctor Petro, consideramos su destitución e inhabilidad un atropello a los derechos políticos que incluyen el derecho a ser gobierno y no solo a ser oposición.

También consideramos que es un atentado a la democracia que muestra cuán poco queda de ella en este país donde la aplicación de medidas autoritarias de tipo fascista se da desde muchas décadas atrás y la Constitución del 91 no les puso punto final, les dejó la puerta abierta en lo político, lo social y lo económico.

El Movimiento por la Constituyente Popular rechaza la concepción y la actitud del procurador, que apoyado en la Constitución y la Ley que le da poderes omnímodos, que como títere de la oligarquía cada día muestra su carácter fascista y de negación de los derechos democráticos como lo hizo con sanción similar para la líder democrática Piedad Córdoba.

Llamamos a la ciudadanía a manifestarse en las calles contra este abuso, contra el recorte de las libertades políticas y el derecho a disentir del régimen para exigir la convocatoria de una ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE POPULAR que nos de una Nueva Constitución y derogue normas como el Código Disciplinario Único y las políticas neoliberales y privatizantes en los cuales se basan poderes omnímodos como los del Procurador del sistema, como también los tienen los Presidentes de Colombia a quienes no se les puede revocar el mandato. PERIÓDICO OPCIÓN

Firma

Movimiento por la Constituyente Popular
Coordinador Nacional.

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: