Diputado italiano se encierra en el centro de acogida de inmigrantes de Lampedusa por sus malos tratos

23 diciembre, 2013

IMAGEN-Diputado italiano se encierra en el centro de acogida de inmigrantes de Lampedusa por sus malos tratos

Khalid Chaouki

El diputado italiano del Partido Demócrata (PD) Khalid Chaouki, de origen marroquí, se encerró hoy con carácter indefinido en el centro de acogida de inmigrantes de la isla siciliana de Lampedusa, en protesta por las condiciones en las que se encuentran estas personas y su largo periodo de retención.

En su perfil de la red social Twitter, el diputado, de 31 años, explica que ha decidido encerrarse indefinidamente en esas dependencias junto a los “refugiados abandonados en su soledad y en su protesta no escuchada”. “Permaneceré aquí hasta que no se devuelva la legalidad a este lugar y se apliquen las normas del derecho internacional”, afirma.

Chaouki, que publica varias fotos del interior del centro, denuncia que “en Lampedusa se violan los derechos fundamentales de la persona”.

El parlamentario, que representa al movimiento Nuevos Italianos del progresista PD, asegura que los inmigrantes que deben estar durante meses en estas instalaciones “no cuentan con cobertura legal y viven bajo una presión psicológica increíble”.

La acción de Chaouki se produce tras la polémica generada en Italia por dos episodios en los llamados Centros de Identificación y Expulsión (CIE) de inmigrantes. El pasado lunes, una televisión emitió un vídeo en el que se veía a varios inmigrantes en fila y desnudos, a la intemperie, para ser desinfectados de la sarna en el centro de Lampedusa.

Ayer, varios tunecinos y marroquíes se cosieron la boca para protestar porque llevaban un mes retenidos en un centro de Roma.

En una carta enviada al diario “La Stampa”, el diputado indica que en las instalaciones de Lampedusa hay todavía supervivientes del naufragio del pasado 3 de octubre, en el que murieron más de 300 personas.

“Hemos considerado mártires a sus compañeros de viaje tragados por el mar. Ellos, sin embargo, siguen aquí, encerrados y desesperados. ¡Es un escándalo! Lloramos a los muertos y castigamos a los vivos. Es una hipocresía que no puede ser aceptada”, agrega.

Sobre la situación que ha encontrado en el centro, Chaouki precisa que actualmente se alojan en él 220 personas en “condiciones infrahumanas”, hay goteras y muchas habitaciones se han inundado por las lluvias.

El diputado denuncia las condiciones de “ilegalidad”, pues la ley establece que los inmigrantes sólo pueden permanecer en estas instalaciones temporales un máximo de 96 horas.

Fuente: elmundo.es

.

Compártenos y Síguenos en:
  • Bitacoras.com

Previous post:

Next post: